Novedades

El diseñador del Bugatti Veyron elige sus versiones favoritas

Con motivo de su 15 aniversario, te mostramos a las variantes más representativas del superdeportivo francés.

El diseñador del Bugatti Veyron elige sus versiones favoritas

Bugatti escribió hace 15 años un nuevo capítulo dentro de la historia de la industria automotriz, al comenzar la producción en serie (si es que la producción de la firma gala se puede calificar como tal) del primer superdeportivo que rompería la barrera de los 400 kilómetros por hora. Estamos hablando del emblemático Bugatti Veyron, ese que se convirtió en el “dream car” de toda una generación y que, además, colocó a la firma francesa dentro de un lugar muy privilegiado dentro del segmento de supercoches.

El Bugatti Veyron no solo era atractivo por fuera, sino también por lo que tenía bajo el capó: un motor de 16 cilindros, de 8.0 litros turbo, capaz de desarrollar descomunales 987 caballos de fuerza, cuestión que le permitía lograr el 0 a 100 km/h en tan solo 2,5 segundos y alcanzar una máxima de 407 km/h.

Durante aproximadamente 10 años, la fábrica ubicada en Molsheim (Francia) produjo cerca de 300 ejemplares con carrocería coupé y 150 roadsters, que también dieron paso a las distintas versiones que conoceremos en el texto. La selección de ellas fue realizada por Achim Anscheidt, director de diseño de la marca, con el motivo del cumpleaños número 15 de este famoso deportivo de orígen franco.

Bugatti Veyron 16.4 Pur Sang

Este modelo presentado durante el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2007, porta un elegante traje fabricado en aluminio y fibra de carbono, marcando el comienzo de una larga lista de ediciones especiales y siendo el precursor del programa de personalización de Bugatti. Sólo fueron fabricadas 5 unidades, que fueron vendidas en tan solo 45 minutos posteriores a la presentación.

Bugatti Veyron 16.4 Super Sport

Su debut se dio en el año de 2010, ostentando mejoras en temas de aerodinámica y aumentando su potencia hasta los 1.183 caballos de fuerza. Esto lo hacía capaz de alcanzar el 0 a 100 km/h en los mismos 2,5 segundos, pero con una nueva velocidad máxima que rondaba los 415 km/h. El modelo rompió el récord mundial de velocidad máxima para un vehículo de producción en serie, logrando un promedio de 431 kilómetros por hora en el circuito de pruebas Ehra-Lessien, Alemania.

Bugatti Veyron 16.4 Grand Sport L’or Blanc

Un año después del lanzamiento del Super Sport, llega esta edición vestida con porcelana de la más alta calidad. El objetivo fuera de ser ostentosos, era la creación de un ejemplar artístico único, que se pudiera diferenciar de las obras de arte de la industria realizadas por Andy Warhol, Jeff Koons, Frank Stella o Roy Lichtenstein. El modelo hecho a mano fue vendido a un coleccionista.

Bugatti Veyron Grand Sport Vitesse

Este modelo presentado en 2012, no es más que la versión convertible del Veyron Super Sport, manteniendo las mismas prestaciones dinámicas que su primo coupé. Éste también se convirtió en el poseedor del récord mundial para el convertible de producción más rápido del mundo, ofreciendo una máxima de 409 kilómetros por hora. A pesar de su alto costo, todos los ejemplares se agotaron de inmediato, conviertiéndose en el único Bugatti moderno de techo abierto.

Bugatti Veyron Grand Sport Venet

Seis meses después de haberse presentado el Sport Vitesse, el escultor francés Bernar Venet colaboró con Bugatti para fabricar un modelo que tendría como atractivo un interior inspirado en la alta costura. En pocas palabras, se convierte en un Veyron tradicional con un interior más sofisticado y atención al detalle.

Les Legendes De Bugatti - Ettore Bugatti

Basado en el Grand Sport Vitesse y parte de lla colección Legends, el Ettore Bugatti es otro de los favoritos del diseñador, dado que su producción estaba limitada a 18 unidades y vestía un elegante traje en color azul con gris, con interiores contrastantes en color café, sin duda una combinación ideal.

Astrid Zapata recomienda

Cuéntanos que opinas