Vende tu auto
Autos ecológicos

Dos clásicos Rolls-Royce vuelven a la vida con la ayuda de motores y baterías eléctricas

Estos costosos clásicos han sido recreados por la empresa Lunaz, con un tren motriz 100% eléctrico y alta tecnología.

Dos clásicos Rolls-Royce vuelven a la vida con la ayuda de motores y baterías eléctricas

Son tantas las ventajas de tener un vehículo eléctrico que hasta las restauraciones o creaciones de autos clásicos se están sumando a la movilidad cero emisiones.

Esta vez es Rolls-Royce quien convierte a uno de sus modelos vintage en un automóvil cien por ciento eléctrico para cautivar a aquellos coleccionistas que buscan un vehículo que combine el pasado con el futuro.

Aplicando la misma fórmula que ha hecho en autos clásicos eléctricos de Jaguar y Bentley, Lunaz, el reconocido fabricante de autos clásicos eléctricos, ha elegido al Rolls-Royce Phantom V y Silver Cloud para producirlos de nuevo, solo que con un sistema eléctrico en vez del motor a gasolina.

Limitados a 30 unidades, este par de modelos de Rolls-Royce son accionados por un sistema eléctrico -patentado por Lunaz- compuesto por un paquete de baterías con capacidad de 120 kWh, lo que garantiza un alcance de más de 480 kilómetros de autonomía.

Rolls-Royce Phantom V

Estéticamente, el Rolls-Royce Phantom V 1961 de Lunaz viste a la perfección las proporciones atemporales y la presencia inconfundible del automóvil con un esquema de pintura contemporáneo de dos tonos.

Adentro, conserva los mismos elementos del vehículo original como es el caso del teléfono de baquelita rosa situado entre los ocupantes traseros, la tapicería de cuero y las decoraciones de madera.

Esta originalidad va acompañada de tecnologías modernas como es el sistema de información y entretenimiento con navegación, audio de alta fidelidad, aire acondicionado, dos pantallas para los pasajeros posteriores y un servicio de bar.

Rolls-Royce Silver Cloud

Considerado como uno de los sedanes más bellos de la historia, esta réplica conserva el diseño del original solo que abandona el motor a gasolina para adoptar el mismo sistema eléctrico del Phantom V, solo que este caso la batería es de 80 kWh, sin embargo, al ser un vehículo más ligero la autonomía se mantiene en 480 kilómetros.

Además de modernizar el tren motriz del Silver Cloud, Lunaz hizo adaptaciones en el interior incorporando telefonia satelital, el WiFi, el entretenimiento audiovisual y el sistema de navegación.

También se hicieron mejoras en el sistema de frenado, suspensión, dirección y electrónica.

Este par de Rolls-Royce eléctricos de Lunaz están disponibles con un precio inicial de 350.000 libras esterlinas (USD $460.000 aprox.) para el Silver Cloud y de 500.000 libras esterlinas (USD $656.900) para el Phantom V.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas