Vende tu auto
Gadgets

TAG Heuer Carrera Porsche Chronograph, renovación de votos

Ambas marcas se comprometieron a colaborar en beneficio de sus fans a largo plazo, por lo que los amantes de los autos y los relojes seguirán gozando de estas impecables colecciones.

TAG Heuer Carrera Porsche Chronograph, renovación de votos

TAG Heuer y Porsche anunciaron una nueva colaboración que fusionará los valores de dos casas unidas por la velocidad y la deportividad. En el anuncio hecho el 4 de febrero, ambas marcas se comprometieron a colaborar en el largo plazo para el desarrollo de nuevos productos. Y de inicio hay una primera gran consecuencia: la presentación de un nuevo reloj: el TAG Heuer Carrera Porsche Chronograph. Este marcatiempos será el primer homenaje a la colaboración entre ambas marcas.

A lo largo de la historia reciente, ha sido relativamente común encontrar asociaciones entre marcas de automóviles y casas relojeras. El nexo natural entre las industrias —la fascinación mecánica y el alto desempeño— se manifiesta a diferentes escalas, pero siempre con el mismo encanto y poder, virtudes que han enamorado a la sociedad especialmente en los últimos años. Esta sinergia usualmente se puede reconocer a partir de dos vertientes: una meramente comercial, donde el matrimonio de nombres e historias, ensalza la imagen que se destaca en relojes, autos y en los eventos que los conjuntan.

Pero hay otra vertiente más rica y que va más allá de las imágenes y apariencias, dando lugar a un capítulo de enriquecimiento mutuo que trasciende dentro de cada grupo y que abarca participación real y mutua al interior de cada grupo. Este es el caso que caracterizará esta nueva unión entre la firma relojera de La Chaux-de-Fonds y el automovilista de Stuttgart, que comienza con el reloj que describiremos más adelante.

TAG Heuer y Porsche tienen una larga historia que los hermana. Lo increíble es que esta relación va mucho más allá del automovilismo deportivo. De hecho, podría argumentarse que los legados de ambas marcas muestran similitudes que apreciamos en retrospectiva hasta su misma fundación. Edouard Heuer y Ferdinand Porsche fueron personalidades visionarias y pioneras cuyas creaciones cambiaron para siempre los campos que eligieron. Se debe a Heuer la manufactura del primer cronógrafo; Porsche inventó un motor eléctrico incorporado en la rueda.

Por ambos logros, sus creadores ganaron, con 11 años de diferencia, sus respectivas medallas en exposiciones universales celebradas en París. Heuer recibió el reconocimiento en 1889, mientras Porsche mostró en la Exposición de París de 1900 el primer vehículo eléctrico Lohner-Porsche que se movía gracias a su invento.

Entra logros y personalidades, las lista de colaboraciones y éxitos de TAG Heuer y Porsche es generosa. Pero también ambas empresas colaboran también fuera del asfalto. Porsche también está presente en el golf, con actividades como el Porsche Golf Cup World Final o el patrocinio del Porsche European Open desde 2015, y a ambas va a sumarse TAG Heuer. En tenis, el patrocinio de Porsche incluye un torneo propio, el Porsche Tennis Grand Prix de Stuttgart, en el que TAG Heuer será en adelante socio como Cronómetro, Reloj y Cronógrafo Oficial. La iniciativa enlaza de forma natural con la ya notoria presencia de TAG Heuer en las canchas en eventos de la ATP Next Gen y a través de su asociación con distintos nuevos talentos del mundo del tenis.

La nueva historia

A partir de este año, en el ámbito de los relojes, TAG Heuer y Porsche se han unido de nuevo para presentar el TAG Heuer Carrera Porsche Chronograph. Como era de esperarse, el reloj se origina en el Carrera Sport Chronograph. El cronógrafo está repleto de iconografía de Porsche, desde la combinación de colores rojo, negro y gris, hasta la carátula con forma de velocímetro y sus subíndices acompañantes. El dial es de color gris oscuro y está texturizado para recordar el asfalto de una pista de carreras.

Las tres carátulas subsidiarias imitan el aspecto de los indicadores de Porsche: negro con marcadores blancos en contraste y agujas con punta roja. Los toques de rojo animan la paleta mayoritariamente neutra y atraen la atención hacia el nombre de Porsche en el del bisel de cerámica negra que porta una escala taquimétrica fija. El cristal de zafiro es abombado y tiene doble revestimiento con tratamiento antirreflectante. Los pulsadores del cronógrafo flanquean la corona de acero, que luce una llamativa línea en rojo. La caja es de acero de 44 mm, está finamente cepillada, y su diseño de fondo atornillado ofrece 100 metros de resistencia al agua.

El movimiento automático de manufactura HEUER 02, con su reserva de marcha de 80 horas, es visible detrás del cristal del fondo. El cronógrafo se puede elegir entre una correa de cuero negra con pespuntes a mano que recuerdan el diseño del asiento de Porsche, o un elegante brazalete en forma de H de acero.

Con motivo del anuncio de la asociación entre TAG Heuer y Porsche, Fredéric Arnault, CEO de la casa, comentó: “TAG Heuer y Porsche tienen en común, por supuesto, una historia y unos valores, pero lo principal es que compartimos también una actitud. Al igual que a Porsche, nos mueve un corazón disruptivo, siempre apostado por un alto rendimiento. Con esta alianza, TAG Heuer y Porsche aúnan por fin oficialmente sus esfuerzos tras décadas de estrechos contactos, y crearán productos y experiencias únicos para clientes y aficionados que se apasionen por nuestras marcas y por lo que representamos”.

Revolution recomienda

Cuentanos que opinas