Vende tu auto
Industria

Gildemeister se acoge al Capitulo 11 de la ley de quiebras en búsqueda de una reesturcturación

Según el representante de Hyundai en Chile, este proceso les permitirá seguir operando con normalidad y reducir su deuda en más de 200 millones de dólares.

Gildemeister se acoge al Capitulo 11 de la ley de quiebras en búsqueda de una reesturcturación

Automotores Gildemeister Chile anuncia que presentará próximamente un plan pre-packaged de reorganización para reestructurar sus obligaciones de deuda bajo el Capítulo 11 del Código de Quiebras de los Estados Unidos. Este plan pre-packaged afecta a las operaciones chilenas, uruguayas y brasileñas y no incluye las operaciones peruanas o costarricenses.

La empresa celebró el dia de ayer un Convenio de Apoyo a la Reestructuración (“RSA” por sus siglas en inglés) con una mayoría sustancial de tenedores de bonos garantizados de la Compañía, que apoyarán el plan de reorganización. Por lo mismo, Gildemeister ha convocado una junta extraordinaria de accionistas que se llevará a cabo el próximo 9 de abril.  La empresa espera presentar la solicitud de reorganización en Estados Unidos durante la primera quincena de abril.

Al mismo tiempo que se presentó el plan de reestructuración en el marco del Capítulo 11, Gildemeister no realizó el pago de intereses que venció ayer en virtud de los contratos de emisión de bonos existentes.

La empresa declara en el mismo comunicado que "Las medidas que está adoptando AG son el resultado de una serie de factores imprevisibles, entre ellos el aumento sostenido del tipo de cambio en los últimos años, los efectos del estallido social de octubre de 2019 y, posteriormente, los efectos devastadores del Covid-19. Estos fenómenos han tenido efectos de gran alcance, por lo que resulta imposible para AG cumplir con ciertas obligaciones financieras internacionales si no se produce una reestructuración."

El acogerse al Chapter 11 le permitirá a Gildemeister reducir su deuda en más de US$ 200 millones, permitiéndole mantener su actual posición en el mercado y seguir operando con normalidad con sus clientes, acreedores, colaboradores, socios, marcas y el sector financiero. El plan de reorganización no perjudicará los créditos de los empleados, clientes y proveedores, y la empresa prevé pagarles en condiciones normales.

La empresa también ha recibido un fuerte apoyo de los principales fabricantes de automóviles a los que representa, lo que transmite de alguna manera algo de confianza.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas