Vende tu auto
Lanzamientos

Audi trae a Chile la última partida del coupé TT

El modelo que será descontinuado por la marca entra en su fase final con la versión deportiva TT S.

Audi trae a Chile la última partida del coupé TT

En mayo de 2019, durante la reunión general de accionistas de Audi, el presidente del consejo de la marca, Bram Schot, confirmó la desaparición del deportivo TT cuando acabe su ciclo actual, lo que debería ocurrir este año o el próximo, y no tendrá un sucesor directo. Esto, con el fin de para darle cabida a los más de 20 nuevos modelos eléctricos que Audi quiere tener en 2025. 

Desde entonces, el icónico TT ha transitado en una especie de letargo y ya comienza a depedirse de sus principales mercados, ya sea con ediciones especiales como en Europa, o con versiones muy exclusivas como en Estados Unidos. Y bueno, eso también ocurrirá en Chile, tras el arribo al mercado local del nuevo TT S.

El Audi TT nació oficialmente en 1998 con un nombre inspirado en la carrera de motos más afamada del mundo (el Tourist Trophy de la Isla de Man) y con un diseño revolucionario para los cánones de la época. La tercera generación arribó en 2014, y para 2018, coincidiendo con el 20° aniversario del modelo, Audi estrenó el restyling de mitad de vida, el que inició la comercialización en Europa a inicios de 2019.

Y es esta actualización de la tercera generación la que ahora hace regresar al modelo a Chile. Llegará exclusivamente en la versión deportiva TT S y con carrocería coupé, a un precio de lista de $69.990.000. 

Las novedades del TT

Los cambios más llamativos de esta actualización del TT se aprecian en su exterior, en su equipamiento y en una mejora aerodinámica, por lo que las dimensiones exteriores se mantienen en 4.199 mm de largo, 1.966 mm de ancho, 1.343 mm de alto y 2.505 mm entre los ejes, con una capacidad de maletero de 305 litros.

Bajo el capó, esta versión TT S utiliza el conocido motor gasolinero TFSI de cuatro cilindros y dos litros. Este bloque genera 310 caballos de fuerza y 380 Nm (entre 1.800 y 5.700 rpm), y que está gestionado por una caja automática S tronic de 6 velocidades, que envía el par a ambos ejes a través del sistema de tracción integral quattro.

La marca indica que este tren motriz le permite al TT S acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente, con un consumo mixto homologado de 14,1 km/litro.

Como en todos los nuevos Audi, el modelo cuenta con el sistema Audi Drive Select, que permite seleccionar distintos parámetros del vehículo en los modos preconfigurados Comfort, Auto, Dynamic y Efficiency. Y esta versión se ofrece con suspensión adaptativa.

Respecto del diseño exterior, Audi incorpora el nuevo diseño de la parrilla Singleframe hexagonal y suma tomas de aire más grandes en parachoques mucho más anguloso, que le dan una estampa de mayor anchura. La deportividad del modelo se enfatiza con el acabado en negro de la propia parrilla y varios otros detalles, como las carcazas de los espejos y el difusor posterior.

También incorpora los nuevos faros delanteros Matrix LED y luces posteriores LED, ambos con señalizador dinámico, mientras que la silueta muestra nuevas llantas de 19 pulgadas, pasos de ruedas más anchos, un alerón trasero extensible eléctricamente y una doble salida de escape ovalados. Si bien no hay revoluciones, la evolución estética es notable.

La marca indica que el nuevo Audi TTS estará disponible con 8 opciones de color, incluido el nuevo Azul Turbo (blanco, negro, gris perlado, gris metálico, amarillo, azul metálico y rojo).

El TT puertas adentro

El habitáculo del TT S incluye un rediseño de la consola, que ahora es más delgado y cuenta con inserciones de carbono, pero mantiene el mismo tablero que destaca por algunos elementos tradiciones en esta tercera generación, como las salidas de aire circulares tipo turbina, que incluyen en su interior los mandos de la climatización.

También suma un paquete de tecnologías que ya está presente en los nuevos modelos de Audi, como el Virtual Cockpit Plus de 12,3”, que cuenta con navegación y conectividad a Apple CarPlay y Android Auto. Recordemos que por diseño, el TT no ofrece pantalla central de infoentretenimiento.

En cuanto a equipamiento, el TT S incorpora iluminación interior LED, un volante TT Sport con levas de cambio y forrado en cuero, asientos deportivos con ajuste eléctrico y calefaccionados, tapizado en cuero Nappa Fino con “S” en relieve, y un sistema de sonido Bang & Olufsen de 680 watts con 12 parlantes.

En materia de seguridad, el TT S se ofrece con seis airbags, frenos ABS con EBD, controles de tracción y estabilidad, cámara de retroceso, sensor de punto ciego, sensor de luz y lluvia, monitor de presión de neumáticos, entre otros. Sin embargo, no incorpora asistencias a la conducción como aviso de tráfico cruzado, asistente de cambio y centrado de carril, aviso de colisión frontal y freno de emergencia.

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas