Vende tu auto
Autos ecológicos

No corro, vuelo bajito: en China están inventando los "autos flotadores"

Un grupo de estudiantes chinos está buscando llevar la tecnología Maglev (levitación magnética) de los trenes a los autos.

No corro, vuelo bajito: en China están inventando los "autos flotadores"

Mientras que en paises como Argentina, se vive una nueva crisis de proveedores relacionada con la industria del neumático, que afecta su producción y abastecimiento, en China se les ocurrió que podían prescindir completamente de neumáticos, o de ruedas para moverse. Estamos hablando del uso de la levitación magnética, ya aplicada en el país asiático en el transporte ferroviario, y que como ventaja brinda un servicio más veloz, suave y menos ruidoso que el convencional.  

Denominado “Maglev” (de “magnetic levitation”, traducción en inglés de “levitación magnética”), este sistema está siendo probado por estudiantes de la universidad de Jiaotong, quienes trabajan con ocho vehículos, cinco de los cuales son eléctricos. Además, todos cuentan con la particularidad de ser de bajo costo.

 

 

Tal como se ve en el video divulgado por medios del “Gigante Asiático”, la unidad cuenta con una especie de paneles en su piso, lo que hace que, al transitar por una tira magnética ubicada en el asfalto, se levante y transite literalmente en el aire.

El auto va recorriendo el camino de forma convencional (es decir, con las ruedas tocando el suelo) hasta que se encuentra con la mencionada tira, cuyo ancho parece ser similar al del ancho de vias del vehículo. A partir de allí, se eleva unos 35 milímetros.

La grabación es de la primera prueba del proyecto, por lo que resulta lógico que el auto no se comporte de la mejor manera, tal como se ve con sus cambios de altura casi constantes.

Más sobre el proyecto

A diferencia de lo acontecido con el tren, la idea de este desarrollo es que las placas magnéticas no guíen al auto en todo su recorrido, sino que estén colocadas siguiendo la traza de los carriles de las arterias en las que se ubicarían.

Un aspecto para nada menor refiere al peso que puede soportar esta tecnología. El objetivo planteado por el proyecto es que las placas se utilicen para trasladar vehículos de hasta 2.800 kilos, por lo que las podría usar, como ejemplo, un furgón Mercedes-Benz Sprinter (pesa entre 2.100 y 2.200 kilos, depende la versión) con 600 kilos de carga. ¿Qué tal? Quizas, esto pueda permitirle a los autos ahorrar en consumo durante los tramos "magnetizados", donde el auto seria impulsado por el empuje inercial con el cual ingresó a la via, con menos perdidas por roce.

Juan Manuel Cardozo recomienda

Cuentanos que opinas