Honda NSX: Leyenda automotriz japonesa
24-05-2015 Historia del automovilismo

Honda NSX: Leyenda automotriz japonesa

Denominado el “Ferrari japonés, se transformó en el primer vehículo de serie construido totalmente en aluminio

 

La industria automotriz japonesa lleva años dando cátedra en materia de diseño y tecnología. Innovaciones en seguridad, motorizaciones, junto con el uso de nuevos combustibles y materiales la han llevado a posicionarse en un lugar de vanguardia. Por lo mismo, creemos es el momento oportuno para recordar a un vehículo que definitivamente marcó un antes y un después en el mercado automotor. Nos referimos al Honda NSX.
 
Los primeros antecedentes los encontramos hace exactos 29 años, cuando se comienza a diseñar el que hasta el día de hoy se conoce como el “Ferrari japonés”. En efecto, el año 1986 se desarrollan los primeros bocetos del NSX, el acrónimo en inglés de "nuevo deportivo experimental", algo que le describía a la perfección, ya que se transformó en el primer vehículo de producción construido totalmente en aluminio. Esto incluía el chasis monocasco de sólo 210 kg, pasando por los paneles de la carrocería, las suspensiones y, claro está, el motor.
 
A lo anterior se unía a la perfección, todo lo que reconocemos en un "verdadero vehículo deportivo. Un motor central,  tracción trasera con autoblocante, suspensiones independientes de paralelogramo deformable, un peso liviano de sólo 1.350 Kg, y una carrocería compacta de 4,4 M de largo. Sin olvidar detalles como Frenos ABS, control de tracción, dirección asistida eléctrica y doble Airbag.
 
Mención especial merece el motor definido bajo las siglas C30B, un 3.0 V6 gasolina, que estrenó el sistema VTEC de distribución variable, el que era capaz de funcionar a más de 8.000 rpm, se asociaba a una transmisión manual de 5 velocidades y que desarrollaba 274 CV de potencia máxima, esta última  limitada dado un “supuesto pacto voluntario” con otros fabricantes japoneses, en el que los 280 caballos era el tope. Aceleraba de 0 a 100 Km/h en sólo 5,9 segundos, y alcanzaba los 270 Km/h.
 
El NSX se presentó mundialmente en medio de las actividades del Salón del Automóvil de Chicago de 1990 bajo la marca Acura, la subsidiaria de la japonesa en Estados Unidos. Con él,  se plasmó finalmente todo lo que buscaba Honda, vale decir, presentar un súper deportivo de altas prestaciones, capaz de generar sensaciones únicas, ofrecer altos niveles de seguridad y confort de marcha, confiable , altamente funcional para el uso diario y mucho más barato que los fina sangre italianos. La historia había cambiado, y Ferrari, el más afectado por la apuesta japonesa, recibía el golpe.
 
Una de las grandes frases que provocó el nuevo modelo vino de Gordon Murray, el creador del McLaren F1, quien señaló que  "en cuanto conduje un NSX, todos los autos que consideraba mi referencia de cara a diseñar el F1 –Ferrari, Porsche...– se esfumaron". A la par, recibía los premios  "Automóvil del Año", "Diseño del Año", "Uno de los 10 mejores automóviles del año ", además de ser nombrado como "el mejor vehículo deportivo  jamás construido".
 
El NSX, definitivamente rompía todos los paradigmas. Gracias a la exquisita puesta a punto del chasis, en la que colaboró el legendario Ayrton Senna, quien por el momento era piloto de McLaren Honda en la F1, unido al reducido peso total, un centro de gravedad ultra bajo y un reparto de pesos casi perfecto ayudaban a que el NSX, lograra ser más rápido en circuito que todos sus rivales, a pesar de contar con menos potencia.
 
En lo mismo, aclarar que al momento de su estreno, la potencia del NSX no lograba competir con los 330 caballos del Porsche 928 GT o los 295 del Ferrari 348. Por lo mismo, en 1997, Honda ofrece una evolución de su motor denominada C32B,  que elevaba la cilindrada a 3.2 litros y la potencia a 280 CV,  aunque en estricto rigor  rondaba los 320 CV. Ferrari nuevamente responde y dos años más tarde presenta  el 360 Modena con 400 CV, para llegar a los 490 con el F430.
 
A pesar de ello, Honda no cayó en la disputa con Ferrari y mantuvo intacta la potencia al momento de presentar el restyling de la carrocería el año 2001. Finalmente, 18.685 unidades fueron fabricadas hasta el año 2005, fecha de su retiro de la línea de producción,  a un ritmo de 25 unidades por día en la planta japonesa de Honda en la ciudad de Takanezawa, en opciones de coupé y targa. ¡Nacía el mito!. 
 
Finalmente, destacar que Honda ha decidido volver a producir el NSX (leer nota relacionada), un modelo que entrará en producción a finales de año, montará un motor V6 3.5 con doble turbo, que adoptará un cambio de doble embrague y nueve marchas, junto con un motor eléctrico situado entre el motor de propulsión y la transmisión, junto a otros dos motores eléctricos frontales. 
 
 

HONDA NSX

¿Qué opinas? Cuéntanos