Ford Escape 2017: nuevo diseño y una inédita versión diésel
10-03-2017 Lanzamientos

Ford Escape 2017: nuevo diseño y una inédita versión diésel

La marca del ovalo actualiza la tercera generación de su SUV mediano e incorpora una inédita versión petrolera.

El Ford Escape es el tercer modelo más vendido por la marca a nivel global, y a su vez, el tercer SUV más comercializado en todo el mundo. Sin embargo, en Chile no destaca en un segmento muy popular que es dominado por las marcas japonesas Toyota, Nissan y Mazda con los modelos RAV 4, Qashqai y CX-5.

La Escape fue presentada en el Salón de Los Angeles de 2000 y aterrizó en Chile al año siguiente, mientras que su segunda generación apareció siete años más tarde, en paralelo al debut europeo de la Kuga, un SUV bastante similar en tamaño y estilo. Bajo la estrategia One Ford, en 2012 se fusionaron ambos modelos en un solo Escape, que llegó a Chile ese mismo año.

Lo que se presenta ahora a Chile es el restyling de mitad de vida de esta tercera generación, la que incluye modificaciones de diseño exterior e interior, nuevo y mejor equipamiento, una nueva variante diésel, y cambio en el origen del producto, ya que desde ahora arribará al país desde España en lugar de Estados Unidos.

El Ford Escape 2017 integra el segmento de los SUV compactos y mantiene inalteradas sus medidas exteriores. Mide 4.521 mm de largo, 1.839 mm de ancho, 1.684 mm de alto y tiene entre los ejes 2.690 mm, medidas bastante similares a la de los los líderes del segmento.

 

La habitabilidad tampoco cambia respecto de su antecesora. Sigue ofreciendo espacio para cinco ocupantes, y un maletero de 456 litros, el que puede ampliarse a 1.653 litros con sólo abatir los respaldos traseros.

Como dato adicional, la Escape fue de los primeros SUV del segmento en ofrecer un portalón con apertura sin manos, característica se mantiene para la versión tope de gama.

Diseño en línea

Respecto del nuevo diseño, al nueva Escape incluye el frontal que ya se puede ver en casi todos los modelos Ford, con la parrilla trapezoidal, un capó con mayores nervaduras aerodinámicas, focos más estilizados y señalizadores en los espejos laterales.

El modelo incluye ahora barras en el techo, llantas de 17 pulgadas, spoiler trasero y una doble salida de escape.

El interior también fue rediseñado para acercarse más a los nuevos modelos de la marca. Incluye una nueva pantalla táctil de 8 pulgadas, palanca de cambios más centrada, botón de encendido, climatizador bizona y freno de mano eléctrico en todas las versiones.

Un nuevo volante multifunción y paddle shift para las versiones automáticas también hacen su debut.

Y dependiendo de la versión tendrá tapiz de cuero negro y asientos delanteros con ajuste eléctrico y climatizados.

Como ocurre con los nuevos modelos Ford, la Escape 2017 viene equipada con el sistema de infoentretenimiento SYNC de tercera generación, más intuitivo y fácil de utilizar, y hasta 10 veces más rápido que la anterior.

 

Mantiene la función de mandos por voz, y ahora permite conectar los dispositivos móviles a través de Apple Car Play y Android Auto. El sistema también ofrece navegador GPS en sus versiones más altas.

Dependiendo de la variante, la Escape 2017 ofrecerá un asistente de estacionamiento de nueva generación que no sólo permite estacionar en paralelo y perpendicular, sino que también asiste en la maniobra de salida. El sistema incluye sensores delanteros y traseros, y cámara de retroceso.

Como elemento novedoso, agrega sensor de punto ciego y alerta de tráfico cruzado.

Nueva motorización

Respecto de las motorizaciones, se mantienen los bloques gasolineros 2.5 litros aspirado con 168 caballos de fuerza y 230 Nm de par, y 2.0 Turbo Ecoboost con 245 H y 370 Nm. Ambos estarán asociados a una caja automática de seis velocidades.

A ellos se suman un nuevo 2.0 litros turbodiésel con 150 caballos y 370 Nm de par, engranado a una caja mecánica de seis marchas. La opción 4x4 sólo estará disponible con el motor Ecoboost.

La nueva Ford Escape 2017 llega a Chile en cuatro versiones. Con el paquete de entrada S estarán las variantes 2.5 4x2 ($15.290.000) y 2.0 TD 4x2 ($17.290.000). Estas versiones incluyen tapiz de tela/cuero, asientos con ajuste eléctrico, sistema SYNC, climatizador bizona, siete airbags, sensores de retroceso con cámara, controles de tracción y estabilidad, monitor de presión de neumáticos, frenos ABS y MyKey, entre lo principal.

Las versiones SE estarán disponibles exclusivamente con el motor 2.0 Ecoboost, tanto con tracción delantera o 4x4, con valores de $16.490.000 y $19.490.000, respectivamente.

Agregan a este equipamiento luces automáticas, SmartKey, navegador GPS (4x2), asientos de cuero y climatizados, mesitas en los respaldos traseros, el asistente de estacionamiento, el portalón con apertura sin manos, y los sensores de punto ciego y tráfico cruzado.

La marca estima vender unas 85 unidades mensuales de la nueva Ford Escape 2017 (mil en un año), con un 10% de ellas de la nueva versión diésel.

Si quieres saben cómo anda este nuevo SUV, mira aquí la toma de contacto que realizamos en México a principios de este año.

Galería Ford Escape 2017

Ford Escape 2017

1 de 10

Galería Ford Escape 2017 - Lanzamiento en Chile

Ford Escape 2017 - Lanzamiento en Chile

1 de 9

¿Qué opinas? Cuéntanos