Automovilismo

Porsche Carrera GT: Fotografías en vivo de una leyenda

Sólo 1.270 unidades del Súper deportivo

Porsche Carrera GT:  Fotografías en vivo de una leyenda

Autocosmos.cl Líder en Información Automotriz

Porsche comenzó a fabricar el Carrera GT en el año 2003 en la planta de Leipzig (Alemania). Originalmente se planeaba fabricar 1.500 unidades, pero Porsche anunció en agosto de 2005 que se dejaría de fabricar en el año 2006. En total, se fabricaron 1.270 unidades del Carrera GT. El súper deportivo fue comercializado inicialmente a un precio de US$ 440.000.

 

 

El Carrera GT es impulsado por un motor de gasolina de 10 cilindros en V con lubricación en seco de 5,7 litros de cilindrada y 612 CV (450 kW) de potencia máxima. Las cifras oficiales de Porsche son una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y una velocidad máxima de 330 km/h, aunque pruebas extraoficiales indican un 0-100 km/h en 3,6 segundos y un 0-160 km/h en 7,0 segundos. La única caja de cambios ofrecida es una manual de seis marchas. La palanca de cambios es de madera de abedul y fresno, en homenaje a la de los Porsche 917 que compitieron en Le Mans.

 

 

El chasis monocasco y el subchasis del Carrera GT están hechos íntegramente de fibra de carbono. El radiador del Carrera GT es cerca de cinco veces más grande que el del Porsche 911 Turbo. A diferencia de algunos de sus rivales, el Carrera GT no ofrece control de estabilidad, pero sí control de tracción.


 

Mide 4,61 m de largo, 1,92 m de ancho y 1,16 m de alto, es decir, es unos centímetros más largo, igual de ancho y todavía más bajo que el prototipo. Su distancia entre ejes es 2,73 m y su peso final se queda en 1.380 kg. Porsche ha desarrollado para este biplaza descapotable un techo que se compone de dos partes independientes fabricadas de fibra de carbono, con un peso de 2,4 kg cada una.

 

 

Tiene tracción a las ruedas traseras, una caja de cambios manual de seis velocidades y un novedoso embrague cerámico que en Porsche denominan PCCC (Porsche Ceramic Composite Clutch). Las ventajas de dicho embrague es que puede ser de pequeño tamaño, tiene un peso reducido, ofrece una alta eficacia y es muy resistente, algo necesario para aguantar tanto par motor.

 

 

También son cerámicos los discos de freno. El Carrera GT lleva los frenos PCCB (Porsche Ceramic Composite Brake) con las características pinzas monobloque pintadas en amarillo (más información sobre los frenos cerámicos de Porsche).

Lleva llantas de aleación de magnesio, hechas con un proceso de forjado especial y fabricadas expresamente para el Carrera GT, al igual que sus neumáticos en medida 265/35 ZR19 delante y 335/30 ZR20 detrás.

 

 

Alejandro Marimán Ibarra recomienda

Cuéntanos que opinas