Test drive

Infiniti QX30 2017, primera impresión

El QX30 representa el debut de la marca premium japonesa en el segmento de los SUV compactos. Llegará a Chile en pocas semanas más.

Infiniti QX30 2017, primera impresión

Infiniti, la filial de lujo de Nissan, quiere seguir creciendo en el mercado global, un reto sumamente ambicioso considerando que el mercado premium está dominado por la triada alemana Audi, BMW y Mercedes Benz. En Infiniti lo saben mejor que nadie: alcanzar a las marcas bien posicionadas no será fácil ni rápido, sin embargo, están convencidos de que están dando pasos firmes y en la dirección correcta. Quizás si el más relevante es ampliar su gama de modelos hacia segmentos de mayor volumen, donde hoy la firma no participa.

La gama de producto se ha renovado prácticamente en su totalidad. A las actualizaciones del sedán grande Q70 y del SUV mediano Q50, y la incorporación en el país de los SUV de tres corridas de asientos QX60 y QX80, hay que sumar la variante más deportivas del Q50 denominada 400 Sport (no ha llegado al país), cuyas capacidades dinámicas y el excepcional motor V6 biturbo de 3.0 litros con 400 Hp le permite competir frontalmente con lo más selecto de la Serie 3, Clase C y A4.

La marca sabe perfectamente el papel que juegan los SUV en el mercado premium moderno, razón por la cual, el vehículo que hoy nos ocupa, el Infiniti QX30, ataca justamente a la parte de entrada de esta lucrativa y creciente categoría de los SUV compactos, donde tenemos exponentes como el BMW X1, el Audi Q3 y, por supuesto, el Mercedes-Benz GLA, que está emparentado con el modelo japonés ya que ambos comparten muchos de sus componentes.

Si observamos detenidamente la botonería del volante multifunción, controles de los vidrios, asientos eléctricos e incluso la llave, de inmediato aparecen los genes de la estrella de tres puntas. La plataforma es la misma, pero la cosa no para ahí, ya que también los son el motor 2.0 litros turbo y la transmisión de doble embrague. Aun con lo anterior ,el Infiniti QX30 tiene identidad propia y está perfectamente bien diferenciado, tanto en el apartado estético como en el manejo.

El Manejo

Viajamos a la ciudad de Seattle (Estados Unidos) para tener una primera impresión con el nuevo SUV compacto de Infiniti, que dentro de algunos meses se fabricará en México. Bajo el capó encontramos un cuatro cilindros de 2.0 litros turbo que entrega 208 caballos y 350 Nm de torque, y que se acopla a una transmisión DCT automática de siete velocidades, que envían la fuerza al eje delantero o a las cuatro ruedas.

Infiniti comisionó a un grupo de más de cien personas para asegurarse de que el manejo y la experiencia en el habitáculo resultaran completamente alineados con los parámetros establecidos por la marca. Y es así como en primera instancia tenemos una marcha más firme en comparación con la GLA, una orientación más deportiva que se nota en la rigidez de la suspensión y el tacto de la dirección. El Infiniti QX30 2017 es silencioso y genera exitosamente una experiencia premium en el interior.

El propulsor cuenta con potencia de sobra, los 350 Nm de par se hacen sentir con facilidad, y el QX30 acelera de manera contundente. Al llegar a los caminos sinuosos flanqueados por densas concentraciones de árboles, el modelo nos enseñó su comportamiento deportivo. Hay que decir que va muy bien plantado y transmite mucha confianza para andar rápido, se planta en el camino mucho más como un deportivo que como un SUV, lo cual es una gran noticia.

Cuenta con tres modos de manejo. El Eco privilegia los consumos y efectúa los cambios a bajo régimen de giro. En Sport es donde el funcionamiento es justo al contrario y en donde podemos jugar mucho con las paletas de cambio ubicadas detrás del volante. Finalmente está el Default, y que podríamos describir como un balance entre los dos antes mencionados.

El interior

Hablábamos anteriormente de la cantidad de recursos que asignó Infiniti para que el QX30 tuviera una personalidad propia, y gran parte de este trabajo se tenía que hacer en el interior, si bien es cierto parte de la botonería es innegablemente Mercedes-Benz, el habitáculo en general es muy Infiniti.

Las formas son radicales, igual que los diseños exteriores de la marca. La calidad de materiales y ensamble es intachable y encontramos elementos propios del segmento de lujo, como los asientos forrados en combinación de cuero Nappa y alcántara, excelente aislamiento acústico, techo panorámico, climatizador automático de dos zonas con salidas en la parte trasera y un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7” y sistema de audio Bose con 10 parlantes.

Aunque la cabina se siente envolvente, el espacio interior es adecuado para cuatro adultos, mientras que el área de carga es bastante buena.

Seguridad

En el segmento de lujo, elementos como ABS, ESP o bolsas de aire son ya una obligación, y por lo tanto sería imperdonable que la QX30 no los ofreciera. Evidentemente no es el caso, y el Infiniti QX30 va mucho más allá en materia de equipamiento de seguridad, ya que encontramos cámara de visión de 360°, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, sensor de punto ciego, sistema de prevención de colisión frontal, alerta de cambio de carril y control de crucero adaptativo.

¿Cuándo llega?

El Infiniti QX30 está programado para llegar este año a Chile importado de la planta de Sunderland (Inglaterra), donde también se fabrica el hatchback compacto Q30, con el que comparten demasiadas cosas. Si bien falta la confirmación del importador, llegaría en dos versiones con la misma mecánica y equipamiento similar, diferenciados por ciertos elementos estéticos,como llantas de 19” y acabados en Nappa y Alcántara, exclusivos para la variante Sport +.

 

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos