Test drive

Test Drive: Peugeot 308 GTi 2017

Peugeot hace un disparo al corazón del Volkswagen Golf GTi con una sorprendente versión de alto desempeño para el 308, incorporando una excelente mezcla entre alta performance, calidad premium y diseño, en un formato práctico.

Test Drive: Peugeot 308 GTi 2017

Siempre se ha señalado que el germen de los hot hatch está en el Volkswagen Golf GTi. Sin embargo, el auto que dio con la receta justa y popularizó el formato fue el singular Peugeot 205 GTi. Desde entonces y hace más de 30 años que la disputa es la misma: ¿De quién es el mejor GTi?

Únete a la conversación en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

La balanza se ha inclinado bastante hacia los de Wolfsburg, gracias a productos más constantes, de buen performance y relativamente accesibles. Pero Peugeot ha despertado y en estos últimos 5 años se han puesto al día, especialmente en materias de deportividad, con autos sorprendentes como el RCZ-R, el 208 GTi y el modelo que nos convoca, el 308 GTi 270, el que con un precio de $21.890.000, busca nuevamente hacerse con el cetro entre los deportivos de su clase, incluyendo a su eterno rival de estas últimas décadas y, de paso, con consagrados de nuestro mercado, como el Subaru WRX y modelos premium de acceso, como el Mercedes Clase A, el Audi A3 y el BMW Serie 1.

Características técnicas y mecánicas

El 308 GTi toma su base del 308 estándar, modelo que arribó a nuestro país a fines del 2013. No existen mayores diferencias entre sus dimensiones, salvo un maletero más voluminoso debido a la ausencia de rueda de repuesto, ampliando en cerca de 70 litros su capacidad. Con respecto al Golf, sus dimensiones son marginalmente mayores, exceptuando el maletero, donde le saca ventaja (380 Lt). A modo de referencia, el BMW Serie 1 tiene una distancia entre ejes mayor, si bien esto no es por un habitáculo más amplio, sino que por una mayor distancia entre el cortafuegos y el tren delantero. Por otro lado, el Subaru WRX es un poco más amplio en todo sentido y contempla un maletero de 460 Lt. No por ser deportivo se pierde lo práctico, a excepción del Renault Megane RS y del Opel Astra OPC, hatchbacks con 3 puertas y con un carácter mucho menos orientado a la habitabilidad.

El diseño del 308 GTi toma influencias de los libros alemanes: sobriedad ante todo. Muchas veces no podrás distinguir un GTi de un GT Line o de un 308 normal, hasta que haces reparo en sus grandes llantas de 19’’ o en su doble salida de escape y las insignias GTi. Otros cambios comprenden un filete rojo (cromado en el color Rojo Ultimate) en la toma de aire frontal, la insignia del león ahora inscrita en la parrilla y los voluminosos frenos de disco flotantes de 380 mm en el eje delantero. Al lado del 208, este es un estilo mucho más medido y elegante, pero que no pierde los distintivos rasgos felinos de Peugeot, como las luces LED traseras imitando las garras de un león o la mirada pronunciada de los ópticos delanteros.

El Peugeot 308 GTi se ofrece globalmente en dos configuraciones. En Chile solo se comercializa la versión tope de línea (apellidada “by Peugeot Sport”), lo que significa que la unidad 1.6 THP de cuatro cilindros (el bloque “Prince” EP6 compartido en varios modelos del grupo PSA y en MINI) eroga contundentes 272 Hp y un torque de 330 Nm, respetable para un pequeño motor, pero con una curva muy plana.

Al contrario de algunos de sus rivales y como una gran característica de personalidad, el 308 GTi solo se relaciona con una transmisión manual de 6 velocidades y un diferencial Torsen de deslizamiento limitado. Vale destacar que tanto la caja de cambios como el motor están preparados por Peugeot Sport en materia de resistencia y blindaje, para aguantar el alto performance.

Habitabilidad y confort

El carácter sobrio del exterior se contrasta con el futurista diseño del habitáculo, tanto en el diseño de las butacas como en la consola, fruto del concepto i-Cockpit que llevan todos los Peugeot modernos, con los relojes en alto, una pantalla multimedia que concentre la mayor cantidad de funciones y un volante pequeño. A no todos les gusta, pero debemos notar que hace ver muy obsoleto a la gran mayoría de los interiores que hemos visto en los autos de esta última época.

Los acabados son de primer nivel, con polímeros de buen tacto y detalles deportivos que se agradecen, como el volante perforado y con una huincha roja en el centro -cual auto de Rally-, el pomo metálico, los pespuntes rojos, los pedales metálicos, etc. Es una correcta mezcla entre carácter deportivo, confort y diseño.

En cuanto a equipamiento, el 308 GTi no escatima en absolutamente nada. Desde los asientos con masaje lumbar, el climatizador dual, navegador, sistema de audio premium (firmado por Denon, reconocida marca de productos para DJ), techo panorámico, espejo electro cromáticos, ventanas one-touch, Airbags frontales, laterales y de cortina, cámara de retroceso con sensores frontales y traseros, freno de estacionamiento eléctrico, botón de encendido, entre otros.

En la consola central, encontramos un botón Sport el que claramente “despierta al León” pero cosméticamente amplifica de manera sintética el sonido del motor por los parlantes, cambia la iluminación de los relojes a rojo (antes blancos) y presenta un nuevo menú dentro del computador a bordo, llamado “Modo Dinámico” con gráficos del uso de torque, potencia y aceleración.

¿Qué no nos gustó? ¿Qué puede cuestionarse? Lo primero, la opción de concentrar todos los comandos de conveniencia (navegación, audio y climatización) en una pantalla. Es cosa de costumbre, pero finalmente en lo práctico, es siempre mejor tener el botón y la perilla a la mano, que el menú del menú. Además, con la luz del sol, muchas veces la pantalla se torna inútil gracias al brillo que se refleja, perdiendo la funcionalidad de absolutamente todo. Lo segundo tiene que ver con la amplificación sintética del motor, un detalle que podría haberse obviado, al dotar al GTi con un escape menos discreto. El sistema de audio está muy por encima de lo básico, pero, por otro lado, no alcanza una calidad premium, por algunas falencias en ciertos rangos de frecuencia (agudos y graves un poco exagerados).

Impresión de manejo

El 308 GTi tiene un carácter amable en ciudad. Si eres cuidadoso y sabes aprovechar la elasticidad del propulsor, lograras la meta de 16 km/l en régimen mixto, una cifra que a muchos de ustedes les sorprenderá, y que como hablamos de Peugeot, es la especialidad de la casa. Obviamente, y como decía por ahí un comercial en televisión, manejarlo despacio es imposible y nuestros consumos son más cercanos a los 10 y 12 km/l. La dirección es brutalmente directa y recupera parte del tacto perdido, con la pisada de los neumáticos deportivos y el trabajo del diferencial. El GTi de Volkswagen logra un cometido similar, pero gracias a una desmultiplicación variable, más agradable para distintos perfiles.

A la hora de colocar el modo Sport, el 308 GTi despierta. Su conducción es un poco “ansiosa” más que “nerviosa” y esto es un arma de doble filo, puesto que, a un público más joven, le puede gustar por hacer más evidente la entrega de potencia y entregar un manejo más divertido. En ese sentido, el Golf GTi es mucho más refinado y “domesticado” para conductores más inexpertos. La caja de cambios, precisa, le entrega una personalidad mucho más vivaz y conectada con el conductor, incluso haciendo su manejo mucho más despierto a altas revoluciones de lo que sucede con el Golf GTi; letal en bajas revoluciones, pero aplanado en carretera.

Sobre los frenos, debemos decir que muerden bastante bien. Eso sí, como son mucho freno para la categoría, tendríamos que ponerlo a prueba en una carrera de resistencia para ver como aguantan el fade por temperatura. De algunos usuarios del GTi hemos escuchado problemas con ellos, asunto que Peugeot Chile debería solucionar con una campaña por garantía pronto y que ya debería haber mejorado en las unidades actuales.

Únete a la conversación en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Conclusión

Peugeot, en buen chileno, la hizo. Es difícil configurar un auto que se comporte bien en todos lados, sin sacrificar algún que otro rasgo, sea en estilo, confort, precio o performance. Ahora debemos notar que la comparación con el Golf se ha vuelto un tanto injusta por las diferencias en potencia, a lo que Volkswagen ha respondido en otros mercados con el Golf R.

El 308 GTi es un auto que puede ser tranquilo y agradable para el uso diario, pero que siempre, de alguna manera te recuerda que puedes llevarlo a correr sin hacer muchos sacrificios. Su precio, un millón más bajo que cuando se lanzó a principio de año, también es un bono que se agradece (Peugeot ha ajustado su gama deportiva con precios más accesibles) y por su equipamiento y terminaciones, tampoco echaras de menos tener una insignia de Audi o Mercedes-Benz adelante.

Aunque nos queda una sola duda, que tiene que ver con su vejez. Un auto que las hace todas, también es un auto exigido y a lo mejor querrás tener algo de margen como garantía. Eso se lo dejaremos a los usuarios y al tiempo.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos