Novedades

Peugeot 301 2017, un nuevo aire para el león

El Peugeot 301 se refresca globalmente con el estilo de los modelos más nuevos y también con algunas importantes actualizaciones tecnológicas.

Peugeot 301 2017, un nuevo aire para el león

Así como al Citroën C-Elysee le cayó hace muy poco un facelift completo de media vida, es el turno de su gemelo Peugeot 301, modelo muy popular en nuestro país y que para muchos ha resultado casi un sucesor "espiritual" del 405. Claro que esto no se queda tan solo en cambios estéticos, sino que también hay mayor oferta de motores y añadidos tecnológicos que alinean a este nuevo 301 con la familia completa de Peugeot.

Como todos sabemos, el 301 es un producto pensado y generado para mercados emergentes o donde la relación costo/beneficio es importante, que es el fin de los modelos terminados en 1, versus los modelos terminados en 8, de la manada Peugeot. Y por lo mismo hay diferencias de estilo y de ingeniería, siendo un auto mucho más conservador en su propuesta, pero que se beneficia de los esfuerzos que ha hecho la marca del león por estandarizar un nivel tecnológico competente, que es finalmente una de las grandes diferencias que tiene el 301 con respecto a otros de sus rivales, los que van desde el Nissan Versa, Ford Fiesta Sedán, Mazda2 Sedán y el Chevrolet Cobalt, hasta algunos más clásicos como el Toyota Yaris y el Hyundai Accent.

Lo nuevo, es evidente, con una máscara más rectangular que se asemeja a la del 508 o a la del 2008, focos nuevos que también de a poco se hacen más familiares entre los leones y el parachoques también con un nuevo esquema. Por detrás, lo más relevante es el conjunto óptico, mucho más moderno y que ya contempla la "garra triple" que se hace distintiva en los Peugeot de esta generación.

Hacia el interior hay dos cambios relevantes: el primero es la moldura negra brillante que decora la sección central de la consola, que ahora se extiende completamente hasta el final de la puerta del pasajero. Y el segundo cambio es el esperado arribo de la unidad multimedia de Peugeot, con navegador (desarrollado por TomTom), Mirror Link, cámara de retroceso y computador de viaje. Lo demás solo tiene que ver con detalles de materialidad y textiles, la gráfica de los relojes, entre otras revisiones menores. Se mantiene la excelente habitabilidad, la capacidad del maletero y los elementos de seguridad, como frenos ABS+EBD, ESP, Airbags frontales y laterales, etc.

El 301 mantiene algunos de sus propulsores, pero tampoco se queda al margen de la tecnología BlueHDi o Puretech. Por ahora hay cuatro motorizaciones, todas homologadas para Euro 6, entre las que contamos un 1.2 Puretech 82, el veterano 1.6 115 TU5 con alzado variable de válvulas (VTi) y dos plantas diésel de 1.6 litros, un BlueHDi 100 y un HDi 92. Todos los motores se equipan con transmisión manual de 5 velocidades, salvo el VTi que tiene como opción una automática de 6 velocidades.

Peugeot hace mucho hincapié en los desarrollos que ha implementado para el 301 en materia de durabilidad, para que resista el trajín de una vida más accidentada, producto de las condiciones que hay en países menos desarrollados. Desde el circuito del aire acondicionado, hasta la aislación en las puertas por el polvo, los pasos de rueda, las apernaduras extra para evitar el afloje de componentes y la suspensión reforzada.

El 301 se fabrica en Vigo, España, de donde se exporta a distintos mercados. A Chile de seguro llegará esta renovación y no sería de alarmarse si esto sucediese directamente el próximo año. Sin embargo, hay que esperar.

Opina en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos