Novedades

Volvo presenta el primer modelo de Polestar

La marca sueca exhibe en China el Polestar 1, un coupé híbrido de alta performance que se pondrá a la venta en 2019.

Volvo presenta el primer modelo de Polestar

Su primer modelo presentó esta semana Polestar, la submarca deportiva eléctrica del Grupo Volvo, el que se fabricará en China y se pondrá a la venta en 2019 utilizando un novedoso sistema de subscripción.

Un par de meses después de que Volvo definiera el destino de su otrora división de competición como una marca eléctrica deportiva, Polestar presenta en China su estrategia de futuro, donde se incluye una fábrica totalmente nueva en Chengdu, y el desarrollo de tecnologías que serán utilizadas tanto por Volvo como por Geely, la firma propietaria del grupo sueco.

También se presenta el Polestar 1, un coupé híbrido de alta performance que se convertirá en su primer modelo de producción. Se trata de un modelo de dos puertas y cuatro plazas (2+2) que la marca define como un Grand Tourer Coupé, y que equipado con un tren motriz híbrido eléctrico.

Utiliza como base la arquitectura modular de Volvo SPA, pero la marca indica que el 50% de los componentes son exclusivos de Polestar. Si bien pareciera ser una variante coupé del hermoso sedán S90, mide sólo 4,5 metros de largo (65 centímetros menos) y tiene proporciones más deportivas.

La carrocería está fabricada en su mayoría de fibra de carbono, consiguiendo rebajar el peso en 230 kilos, aumentar la rigidez torsional en un 45% y rebajando el centro de gravedad.

Como novedad incluye dos motores eléctricos, uno para cada rueda trasera, conectadas a través de engranajes planetarios. Con ellos hay un generador de partida, que junto con los motores eléctricos erogan 218 caballos de fuerza que van directo al eje posterior, ofreciendo 150 kilómetros de autonomía.

Para rango extendido y una mayor deportividad, el Polestar 1 monta el motor Drive-E de cuatro cilindros 2.0 litros de Volvo, y que asociado a los dos motores eléctricos genera 600 caballos de fuerza y 1.000 Nm de par.

El Polestar 1 incluye suspensiones deportivas Öhlins con control electrónico continuo, que monitorea las condiciones del terreno reaccionando en dos milisegundos. Los frenos, en tanto, son Akebono, con discos ventilados de 400 milímetros y cálipers de seis pistones.

La marca fabricará 500 unidades anuales del Polestar 1 desde su lanzamiento en 2019, y todos serán ofrecidos en un inédito modo de suscripción, donde los clientes se beneficiarán de un pago mensual sin pie, y donde se incluyen todos los costos de uso  del vehículo, como seguros, matriculación y mantención, eliminándose así la depreciación.

También se podrán acceder a servicios de conserjería y on-demand, como el arriendo de parrillas, de servicios de lavado o de estacionamientos.

La suscripción al auto, que se abre esta misma semana, se realizará por períodos de dos o tres años, y terminado este plazo el cliente devolverá el auto, para que Polestar lo prepare para una nueva suscripción, ya como auto usado.

Posterior a 2019 se lanzarán al mercado el Polestar 2 y Polestar 3, ambos modelos 100% eléctricos. El primero será un sedán compacto rival del Tesla Model 3, mientras que el segundo será un SUV grande, que debería enfrentarse el Model X. Ambos apuntarán a generar mayores volúmenes de venta que el nuevo Polestar 1.

 

Presentación Polestar 1

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos