Novedades

Las seis generaciones del BMW M5

En honor al BMW M Power Tour que se acaba de desarrollar en Chile, presentamos la historia de uno de los modelos que destacó en el evento: el sedán M5.

Las seis generaciones del BMW M5

No hay duda alguna de que el BMW M5 es uno de los deportivos más completos y polifacéticos que hay en el mercado. Y es que en un solo vehículo podemos encontrar la comodidad de un sedán y al mismo tiempo el alto desempeño de un súper auto.

Este modelo fue una de las estrellas en el reciente BMW M Power Tour, el evento que la marca organiza para clientes (y potenciales clientes) de sus más espectaculares deportivos, que acaba de realizarse en el Autódromo Internacional de Codegua y en donde se presentó el M4 GTS.

El debut del M5 de primera generación fue en 1984 en el Auto Show de Ámsterdam. La marca sorprendió al presentar un cuatro puertas desarrollado por BMW M GmbH, distinguiéndose como uno de los máximos representantes de los sedanes de las “grandes ligas”.

A pesar de que generación tras generación, el eme-cinco ha evolucionado en potencia, aerodinámica y tecnología, cada una de ellas llevan el espíritu de un automóvil pura sangre capaz de desenvolverse de forma sobresaliente en los circuitos y, a la vez, ofrecer la confort para su uso día a día. Aprovechando la reciente aparición de la sexta generación del BMW M5 daremos un repaso a sus 33 años de historia:

BMW M5 (E28S) de 1984

Siguiendo los pasos del M3, BMW Motorsport GmbH decidió comercializar en 1984 un Serie 5 con el sello M. En esta primera generación, este súper sedán era accionado por un seis cilindros en línea de 3,5 litros, que al llegar a su máximo potencial ofrecía 286 Hp. Una vez que el acelerador era accionado a fondo desde cero, este primer M5 podía acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 245 km/h. Gracias a esta performance, el E28S se convirtió en el sedán de producción en serie más rápida de esa época.

BMW M5 (E34S/E34/5S) de 1988

Con la llegada de la segunda generación, el M5 vio un aumento en la cilindrada del seis cilindros al pasar de 3,5 a 3,6 litros. Esta modificación permitió al sedán alcanzar 315 Hp, poder suficiente para llevar el velocímetro a una máxima de 250 km/h.Tras una actualización realizada en 1992, el E34/5S vio un aumento del motor para llegar a 3,8 litros y la potencia alcanzar los 340 Hp.

BMW M5 (E39S) de 1998

Aunque el M5 E39S compartía todas las características de estilo de sus predecesores, debajo del capó de esta tercera generación iba un motor V8 de 5.0 litros, que generaba 400 caballos de fuerza y 499 Nm de torque a las ruedas traseras a través de una caja de cambios manual de seis velocidades. Aquí, la velocidad máxima se mantenía electrónicamente limitada a 250 km/h, en tanto que la capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h bajó a 5,3 segundos.

BMW M5 (E60/E61) de 2005

Para el cuarto capítulo, el M5 recibió un motor V10 de 5.0 litros, que alcanzaba una potencia máxima de 507 Hp a 7.750 rpm. Este motor llevaba al sedán a 100 km/h en solo 4,7 segundos. Por primera vez, los conductores del BMW M5 podrían desactivar el limitador de velocidad añadiéndole el paquete M Driver, lo que permitía lograr una máxima de 305 km/h. Otro elemento mecánico a destacar fue la caja de cambios automática secuencial M (SMG) con siete velocidades y el sistema Launch Control para lograr la máxima aceleración desde el reposo.

BMW M5 (F10M) de 2011

Como suplente del V10, esta generación montaba un V8 twin-turbo de 4.4 litros, que erogaba 560 Hp, esto es casi el doble del primer M5. Esta cantidad de caballos de fuerza junto con el torque de 679 Nm y la caja de doble embrague M de siete velocidades, hacía que el velocímetro fuera de 0 a 100 km/h en 4.3 segundos y alcanzar los 315 km/h. Para ir más allá, en 2013 se ofreció un Competition Package, que elevaba la potencia del M5 a 575 Hp, mientras que en 2014 llegó la edición especial “30 Jahre M5” (30 años de M5), limitada a 300 unidades, con 600 caballos.

BMW M5 (F902) de 2017

Esta generación no soló destaca por los 600 Hp y 750 Nm de torque originados de V8 TwinPower Turbo de 4.4 litros, sino también por el sistema de tracción total desconectable. Todo esto en conjunto hacen que el sexto capítulo del M5 despegue de 0 a 100 km/h en sólo 3,4 segundos y alcance una velocidad punta limitada de 250 km/h, pero con 305 km/h opcional si se adquiere el M Driver’s Package.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos