El SUV compacto de Citroën ya está en Chile
24-11-2017 Lanzamientos

El SUV compacto de Citroën ya está en Chile

La marca de los chevrones lanza el C3 Aircross, que llega en seis versiones, con dos opciones de motor y caja y tres paquetes de equipamiento, desde los $13.190.000.

Ya está a la venta en Chile el totalmente nuevo Citroën C3 Aircross, definido por la marca como su primer SUV, quizás intentando olvidar los malos experimentos que significaron el C-Crosser y el C4 Aircross, las versiones Citroën de los modelos de Mitsubishi Outlander y ASX disponibles sólo en Europa.

Este nuevo modelo se inserta en el segmento de los SUV compactos, uno de los que más ha crecido a nivel mundial, y utiliza como base la misma plataforma del New C3 y de los Peugeot 208 y 2008. La novedad es que se fabrica en Zaragoza (España) en una planta de Opel, donde también se produce el Crossland X, modelo que comparte la base mecánica con el C3 Aircross.

Citroën indica que su nuevo SUV “está orientado 100% hacia las personas e inspirado por los clientes, con un diseño fundamentado en la experiencia de conducción y en el deseo de usarlo a cada momento”. Con esto reafirma que una de sus principales cualidades es la vida a bordo, con una habitabilidad impresionante para el tamaño, y un alto confort en todo tipo de caminos, como lo pudimos corroborar durante el lanzamiento realizado en las increíbles rutas costeras de la Región de los Ríos.

El C3 Aircross se inspira en el conceptual C-Aircross mostrado en el Salón del de Ginebra 2017, y fue presentado en su versión definitiva a mediados de año en París, exhibiéndose luego a público en el Salón de Frankfurt de septiembre pasado. A Chile llega apenas dos meses después de que se pusiera a la venta en Europa.

Formato convincente

El nuevo Citroën C3 Aircross es un SUV compacto de 4,15 metros de largo, 1,76 metros de ancho y 1,64 metros de alto, que ofrece una apariencia robusta y moderna, gracias a su diseño distintivo y una infinidad de posibilidades de personalización.

Citroën indica que hay ocho colores de carrocería, combinables con cuatro tonos de techo (incluyendo el monocolor) y cuatro paquetes de colores en elementos como carcazas de espejos, barras de techo y llantas. En total hay más de 80 posibles combinaciones, y buena parte de ellas estarán disponibles en el país, una característica que también se ofrece en el New C3.

El diseño nos recuerda vagamente al C3 Picasso, un monovolumen compacto de buen éxito en Europa, que sale del catálogo de la marca para ser reemplazado por este SUV. La marca indica que se buscó mantener las cualidades propias de una minivan, pero con las capcidades y estilo de un SUV.

Hay atributos destacables, como el despeje al piso de 175 mm, una posición de conducción sobre elevada, placas de protección delanteras y traseras, molduras plásticas sobre los arcos de rueda y llantas de gran tamaño (16 y 17 pulgadas).

El diseño general del auto es plenamente identificable con el resto de la gama, incluyendo los focos delanteros en dos niveles, la parrilla de chevrones ancha, un capó más corto y luces traseras en 3D.

Habitabilidad referencial

La marca indica que la principal cualidad diferenciadores del C3 Aircross respecto del resto del segmento es su habitáculo, diseñado bajo el programa Citroën Advance Comfort, con una propuesta dirigida a mejorar la experiencia a bordo.

La buena distancia entre ejes de 2,60 metros y una sobresaliente altura sobre las plazas traseras permitió diseñar un habitáculo amplio para cinco ocupantes, aunque como suele ser en este segmento, cuatro irán sentados mucho mejor.

Citroën indica que “la modularidad del nuevo C3 Aircross no tiene competencia”, gracias a una banqueta trasera dividida en dos partes, que puede deslizarse en hasta 15 cm para generar más espacio para los pasajeros o la carga, mientras que el respaldo cuenta con dos posiciones de uso, en 21º y 29º de inclinación, además de ser completamente abatibles.

El maletero también es muy grande: 410 litros de carga, ampliable hasta los 520 litros cuando la banqueta está en su posición más adelantada. Con todos los asientos abatidos, la capacidad supera los 1.500 litros. Además, Citroën incorpora un piso del maletero removible y ajustable en tres posiciones, pudiendo dejar un compartimento de carga oculto por debajo.

El diseño del habitáculo es horizontal, muy similar al que se conoce del New C3, incluyendo una pantalla táctil central y un volante de tamaño más reducido. El ambiente interior es luminoso gracias a un sunroof panorámico con apertura eléctrica, y dispone de varios espacios de almacenamiento y para depositar vasos y botellas. En términos generales, el C3 Aircross se siente bien construido y con terminaciones de buen nivel.

La propuesta mecánica

El nuevo SUV compacto de Citroën estará disponible con el motor gasolinero tricilíndrico PureTech 110, con turbo e inyección directa, que eroga 110 caballos de fuerza y 205 Nm de par desde 1.500 rpm, y que estará asociado por ahora a una caja de cambios automática EAT6.

Como segunda opción está el BlueHDi 100, un cuatro cilindros turbodiésel que eroga 100 caballos de fuerza y 254 Nm de par desde 1.750 rpm, que estará asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades.

Si bien aun no reciben los certificados de homologación en Chile, la marca indica que la versión gasolinera rinde desde 15 km/litro en ciudad, mientras que el diésel supera los 20 km/l en ciclo urbano.

Todas las variantes tienen tracción delantera, pero la marca ofrece en las versiones más altas el sistema Grip Control, un especie de control de tracción avanzado que simula un bloqueo de diferencial, para mejorar la motricidad y adherencia en diferentes tipos de terreno.

El Grip Control ofrece cinco modos de conducción, automático, barro, nieve, arena y ESP desconectado, e incluye el asistente de descenso electrónico.

Seis versiones

Tres serán los paquetes con los que se venderá el nuevo C3 Aircross, y estarán disponibles con ambos motores, totalizando seis versiones a la venta.

La variante Live incluye en seguridad seis airbags (frontales, laterales y de cortina), controles de tracción y estabilidad (ESP), frenos ABS con repartidor electrónico de frenado y asistente de frenado de urgencia, ayuda a la salida en pendiente (hill assist), detector de neumáticos poco inflados, indicador de descanso recomendado (Coffee Break Alert), anclajes isofix, bluetooth, sensores de estacionamiento trasero, neblineros y luces diurnas LED.

En materia de confort añaden un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7” y conectividad Mirror Screen (compatible con Apple CarPlay y Android Auto), vidrios y espejos eléctricos, cierre centralizado, climatización automática, computador a bordo, volante de cuero y llantas de 16”, entre lo principal.

Con motor diésel costará $13.190.000, mientras que con el gasolinero con caja automática sube a $13.990.000.

Las versiones Feel añaden exclusivamente la carrocería bicolor, subiendo los precios en $200.000 cada una.

Finalmente están los Shine, que a lo anterior suman sensores delanteros, cámara de visión trasera, encendido automático de luces, sensor de lluvia, alerta de cambio involuntario de carril, reconocimiento de señales de velocidad, control crucero con limitador de velocidad, sistema keyless con botón de encendido, techo panorámico corredizo, un sistema de recarga para teléfonos por inducción y llantas de 17”.

Los precios son de $14.990.000 para el diésel y de $15.790.000 para el gasolinero.

La marca pretende lanzar más variantes en los meses venideros, incluyendo opciones de menor precio de arranque. Por ahora estima vender unas 1.000 unidades anuales, aunque tal como ocurrió con el C3, que por meses ha duplicado las estimaciones iniciales, en este caso podría ocurrir lo mismo.

La marca prevé lanzar tres nuevos modelos en 2018: la nueva generación de la Berlingo, el actualizado C4 Cactus y el nuevo C5 Aircross, su segundo SUV.

 

Galería Citroën C3 Aircross 2018

Citroën C3 Aircross 2018

1 de 24

¿Qué opinas? Cuéntanos