Autoshows

Jeep Cherokee 2019, nuevo rostro y un inédito motor turbo

La marca americana muestra en sociedad la actualización profunda a la que somete a su SUV mediano.

Jeep Cherokee 2019, nuevo rostro y un inédito motor turbo

Aunque ya lo había mostrado hace algunas semanas, Jeep aprovecha en Salón de Detroit para presentar en sociedad y entregar toda la información del Cherokee 2019, una actualización profunda del SUV mediano, que adopta el estilo más elegante de sus hermanos Gran Cherokee y Compass.

Como ya lo habíamos visto, el Cherokee se ofrecerá con dos paquetes de diseño exterior, uno para el modelo normal y otro para la versión off-road extrema Trailhawk, que incluye ángulos de aproximación más agresivos, mayor despeje al piso y un frontal distintivo.

Ambos, en todo caso, dejan atrás el frontal puntiagudo que sorprendiera a todo el mundo un lustro atrás, y adopta un lenguaje más convencional y elegante. Y pese a que los cambios no son profundos, el diseño se separa drásticamente del de su antecesor, poniendo al Cherokee en sintonía con los otros modelos de la marca (obviando al Renegade, que juega un partido aparte).

En el frontal desaparecen las ópticas en dos niveles del modelo anterior para adoptar unos nuevos focos de mayor tamaño, integrando luces diurnas y Full LED, que son muy estilizados pero más convencionales que antes.

En la zaga debutan los faros con la forma tomada del Compass, y se añaden hasta cinco diseños de llantas. Los cambios en el parachoques, capó, parrilla frontal y portalón son bastante menores.

En el habitáculo hay una mejora evidente en los materiales utilizados, generando una atmósfera más premium, en sintonía con lo que está buscando la marca.

El diseño sigue siendo similar al anterior, con una gran pantalla central dominante, aunque se modifica el diseño de los receptáculos centrales y se añaden molduras cromadas.

La nueva gama

Jeep ha revelado que gama del nuevo Cherokee estará compuesta por las variantes Latitude, Latitude Plus, Limited, Overland y la mencionada Trailhawk, y confirmó que se ofrecerán tres motores y tres sistemas de tracción diferentes, al menos en el mercado estadounidense.

La gran novedad es el debut del nuevo bloque gasolinero de 4 cilindros y 2.0 litros, con turbo e inyección directa, que eroga 270 caballos de fuerza y 400 Nm de par máximo. Este bloque debutó en la versión semihíbrida de la nueva generación del Wrangler, aunque en el Cherokee no cuenta con el sistema eléctrico de 48 voltios.

Jeep mantendrá como opciones los motores Tigershark de 2.4 litros y 180 Hp (que en Chile lo monta el Compass) y el Pentastar V6 3.2 de 271 Hp.

Todos ellos tendrán acoplados una transmisión automática de nueve marchas, y dependiendo de la versión, contará con tres niveles de tracción total: Active Drive I (automático), Active Drive II (con reductora) y Drive Lock (con reductora y diferencial trasero mecánico bloqueable). Todos dispondrán del sistema de control Select Terrain, con hasta cinco modos de conducción preconfigurados.

Jeep indica que las modificaciones realizadas en el modelo le permitieron reducirle hasta 90 kilos de peso, aumentar los niveles de rigidez estructural, y mejorar el volumen de carga en el maletero.

Asimismo, debuta el sistema de infoentretenimiento U-Connect de cuarta generación, que estará disponible con pantallas de tres tamaños diferentes (7”, 8” y 8,4”), e incluye hasta 80 sistemas de asistencia a la conducción y de seguridad, incluyendo Park Assist, control crucero adaptativo, aviso de colisión frontal con freno de emergencia, y ocho airbags de serie.

El nuevo Jeep Cherokee saldrá a la venta en EE.UU en pocas semanas más, pudiendo alcanzar el mercado chileno a mediados de este año.

 

 

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos