Novedades

Mercedes-Benz Clase C recibe facelift para el 2019

Nuevo diseño, nuevo cluster digital y motores semi-hibridos

Mercedes-Benz Clase C recibe facelift para el 2019

A cinco años de la cuarta generación del Clase C, Mercedes-Benz impone una serie de modificaciones sobre el modelo más vendido de la compañía. 

Fundamentalmente, los cambios que recibe el Clase C parten de lo estético y tecnológico por medio de un rediseño de los parachoques, la parrilla y las luces -frontales y traseras-, además de la adaptación de un cuadro de instrumentos completamente digital por medio de una pantalla de 12.3 pulgadas.

Aunado a este facelift, el Mercedes-Benz Clase 2019 viene acompañado por una nueva generación de motores de gasolina de cuatro cilindros, que como principal innovación, incorporan un sistema adicional de 48 volts con alternador arrancador accionado por correa.

En el caso del C 200, el motor de 1.5 litros entrega 184 hp y 280 Nm de torque, pero gracias al motor eléctrico agrega 10 kW -14 hp- y 160 Nm de torque. Este sistema, además de aumentar la agilidad del vehículo, permite que el consumo y las emisiones sean sumamente eficientes.

Ahora bien, en el C 300 con el bloque de 2 litros entrega 258 hp y 370 Nm de torque, el C 180 hace lo suyo con 156 hp y 250 Nm de torque, y el C 400 4Matic, 333 hp y 480 Nm.

Al acelerar, la función EQ Boost puede apoyar al motor con este poder adicional en en ciertos lapsos hasta que el turbocompresor haya alcanzado su presión máxima de sobrealimentación. Igualmente, la asistencia de la función boost se utiliza para alcanzar cuanto antes el número de revoluciones deseado del motor durante los procesos de cambio de marcha. Con ello se acorta la duración de los cambios de relación del cambio automático. Al decelerar, el alternador arrancador recupera energía cinética y recarga la batería.

Situado en lo más alto, el V6 twin-turbo de 3.0 litros del Mercedes-AMG C 43 4MATIC, también recibió adecuaciones para aumentar su rendimiento. Ahora, el seis cilindros registra 390 hp -23 hp más- y un torque de 520 Nm disponible entre 2,500 y 5,000 rpm. Este poder acompañado de la caja automática de nueve cambios y la tracción integral hace que el C 43 4MATIC Sedán completa el sprint de 0 a 100 km/h en 4.7 segundos, y el Estate en 4.8 segundos. La velocidad se limita por vía electrónica al alcanzar 250 km/h.

Mercedes-Benz Clase C es fabricado en cuatro plantas, distribuidas en cuatro continentes. Junto a la fábrica principal de Bremen (Alemania), están los centros de producción de East London (Sudáfrica), Tuscaloosa (Estados Unidos) y Pekín (China). Esta última alberga la producción de la versión larga del Clase C Sedán, destinada en exclusiva al mercado chino.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos