Vende tu auto
Lanzamientos

Mazda lanza en Chile el facelift del CX-3

El SUV compacto de la marca luce un rediseño frontal, mejoras en el interior y nuevo equipamiento de serie.

Mazda lanza en Chile el facelift del CX-3

No es su buque insignia ni su modelo más importante, pero considerando los desafíos comerciales que se ha planteado Mazda para 2018 y los siguientes años, era necesario que el SUV compacto CX-3 recibiera una actualización que consolidara su penetración.

El CX-3 mide 4,2 metros de largo y compite en uno de los segmentos de mayor crecimiento en los últimos años. Sólo en 2018, Mazda ha comercializado más de 1.200 unidades en siete meses, con un 6,5% de market share (7º en el ranking) y un crecimiento del 25% respecto de 2017.

Y ahora, para consolidar este despegue, es que arriba a Chile el nuevo Mazda CX-3, que fue estrenado a nivel mundial en el Salón de Nueva York.

El modelo no muestra cambios estéticos profundos, quizás porque tampoco los necesitaba. Pero mejora todo aquello que podía mejorarse sin generar un incremento en los precios. A la vista sigue luciendo moderno y atractivo, por lo que, la verdad, hay que ser un conocedor profundo del modelo para notar cambios en su diseño exterior, y algo perceptivo para notar el rediseño de la consola central.

En el frontal, Mazda reemplaza la parrilla de siete barras cromadas por una nueva con cuatro barras dobles. Hay nuevos listones cromados en el parachoques y bajo las puertas, y se añade un material negro brillante alrededor de los neblineros y en el pilar B.

En la zaga se modifica el diseño LED del foco, aunque sólo se aprecia de noche, mientras que desde ahora, todas las versiones contarán con llantas de aleación de 18”.

En el habitáculo, el nuevo CX-3 se aleja del look del Mazda2 y se acerca al CX-5, con mejores materiales y acabados. Por ejemplo, se añade una zona de alcantara en el tablero, se elimina el tapiz bicolor de ciertas versiones (dejando sólo el negro) y se mejora sustancialmente la acústica y la aislación del habitáculo.

Lo más notorio es la nueva consola central, que reemplaza el freno de mano de palanca por un freno eléctrico (con función AutoHold), se añade un receptáculo de mayor tamaño y se suma un apoyabrazos central. Y en las plazas traseras se agregan posavasos en el apoyabrazos.

El diseño general con el volante deportivo, la pantalla flotante y las salidas de aire asimétricas se mantienen inalterables.

Mazda mantiene las mismas cinco versiones del CX-3, todas ellas equipadas con el motor SkyActiv-G de dos litros, con 148 Hp y 192 Nm de par, y que puede estar asociado a cajas mecánica y automática de seis velocidades, con tracción delantera o el sistema AWD.

Las versiones con el paquete R (MT 4x2, MT 4x4, AT 4x2 y AT 4x4) parten desde los $12.740.000 ($11.940.000 con todos los bonos disponibles) e incluyen seis airbags, frenos ABS con EBD, control de estabilidad, anclajes isofix, neblineros delanteros, sensor con cámara de retroceso, luces automáticas, climatizador, volante forrado en cuero, sistema Mazda Connect con pantalla táctil de 7”, y llantas de 18”, entre lo principal.

La versión GT AWD se vende por $15.890.000 ($15.090.000 con bonos) y añade navegador GPS, el sistema iActivSense (sensor de punto ciego, aviso de cambio de carril, luces adaptativas y freno de emergencia), head-up display, luces full LED, paddle shift, asientos eléctricos con tapiz de cuero, sistema de audio Bose y keyless con botón de encendido.

Mazda quiere cerrar 2018 con más de 19 mil unidades vendidas para un 4,6% de market share.

 

10 Cosas que debes saber del Mazda CX-3

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas