Test drive: RAM 1500 Limited 2019
27-08-2018 Reportes de Manejo

Test drive: RAM 1500 Limited 2019

La nueva generación de la pick-up americana está pronto a arribar a Chile y nosotros la probamos por anticipado. ¿Conclusiones? Se maneja como ninguna otra y ofrece la máxima experiencia de lujo a sus ocupantes.

A estas alturas, es bien sabido por todos que el fenómeno de las full size pick-ups es responsabilidad casi exclusiva del mercado de Estados Unidos. Es cierto que se comercializan en otros mercados como el nuestro, pero siendo sinceros, el volumen es tan reducido, que de no existir la demanda que genera el país del norte, este tipo de vehículos no existirían.

La pick-up global es mediana, punto. Esas son las auténticas camionetas de trabajo y, por si fuera poco, es una categoría que está dominada por las marcas japonesas, con la Mitsubishi L200, la Toyota Hilux y Nissan NP300 como líderes del mercado nacional. 

Vale la pena recordar que las tres marcas de Detroit abandonaron este segmento hace años. Según ellos, al existir las full size pick ups no había demanda que justificara productos como Colorado, Ranger o Dakota en aquel mercado. Eso sí, la Ford Ranger sobrevivió para dar pelea en otras latitudes, incluyendo Chile. Y la Colorado regresó como pick-up mediana en los mercados emergentes, lanzándose hace sólo unas semanas en Chile.

Evidentemente te estarás preguntando a que viene este breviario relacionado con las pick-ups medianas. El punto es que el mercado de norteamericano se está diversificando rápidamente, tanto así que en cosa de un par de años, revivió el segmento de las medianas y, en el caso de las Full Size, como la RAM 1500 2019 que hoy nos ocupa, la propuesta de valor ya no radica en las capacidades como vehículo de trabajo, sino en la experiencia como producto de lujo.

La RAM 1500 2019 fue desarrollada para entregar la mejor experiencia de la historia, ya sea hablando de manejo, calidad de marcha o de confort abordo. Inicialmente, llegará a nuestro mercado hacia fines de 2018 en las versiones más altas de la gama, incluyendo esta versión Limited que acabamos de probar.

Apariencia menos agresiva

Para esta nueva generación, la RAM 1500 estrena un nuevo chasis que está fabricado prácticamente en su totalidad en acero de ultra alta resistencia, con lo cual es más ligera y más rígida. Asimismo, gracias a la utilización de paneles de aluminio en algunos componentes de la carrocería, como el capó o la tapa del pick-up, el peso total se redujo en unos 100 kilos.

El diseño también representa un rompimiento total con el lenguaje que venía evolucionando desde la segunda generación.

Las formas ahora son fluidas y el frontal ha perdido algo de esa rudeza que caracterizaba a las RAM, pero esto tiene una razón de ser: la nueva silueta es mucho más eficiente desde el punto de vista de aerodinámica, con lo cual se obtienen grandes beneficios: mejora el rendimiento de combustible y se reduce el ruido producido por el viento.

Aun así, se mantienen elementos como el uso masivo del cromo en parrilla y parachoques frontal, en donde, por cierto, destaca la ausencia del emblema del carnero, ya que en la parte central solamente se despliega bien grande la leyenda RAM. Las llantas de 22” son opcionales y se ven impresionantes, mientras que la pisadera retráctil le confiere una apariencia lateral muy limpia y atractiva.

En la parte de atrás, la tapa de la caja se puede abrir desde la llave y, al ser de aluminio, resulta tan ligera que se puede cerrar fácilmente con una sola mano.

Aquí si encontramos un gran carnero en la parte central, así como unas salidas de escape circulares y cromada que refuerzan la apariencia deportiva.

Máximo confort pero menos capacidad de carga

Bajo el capó tenemos un viejo conocido motor: el V8 HEMI de 5.7 litros, que en esta ocasión entrega 395 caballos de fuerza y 556 Nm de torque, y que va asociado a una transmisión automática de ocho velocidades que es todavía más suave y refinada que antes.

La tracción funciona por defecto en modo 4x2, enviando la potencia a las ruedas traseras, aunque evidentemente y como no podía ser de otra forma, la nueva RAM 1500 Limited es 4x4. La tracción total se activa fácilmente con apretar los botones ubicados al costado izquierdo del selector de marchas, que ahora es circular y está montado en la parte inferior del tablero.

 

El gran secreto para la marcha suave y confortable de la RAM 1500 es la suspensión trasera de resortes helicoidales, en lugar de la típica elección de muelles o ballestas que toda pick-up ofrece. Esta decisión se tomó desde la generación anterior y vaya que le ha traído buenos dividendos a la marca, con crecimiento sostenido en ventas desde hace años.

Es cierto que se sacrifica mucho en materia de capacidad de carga, que en este caso es de 715 kilos, ridículo si comparamos con las 1.2 toneladas que cargan modelos más pequeños como la L200 o la Hilux. Sin embargo, RAM sabe que en más del 80% de los trayectos, la caja de una pick-up full size va vacía, con lo cual, sus clientes valoran mucho más la ganancia en términos de confort gracias a la eliminación del molesto rebote.

En cambio, la capacidad de arrastre aumenta. La marca anuncia 5,1 toneladas. Cuenta además con una serie de sistemas que facilitan el acoplamiento de un remolque.

Manejo como de SUV premium

Para hacer el manejo todavía más suave y confortable, la RAM 1500 2019 cuenta con una suspensión neumática ajustable en 4 niveles que funciona impecablemente, ofreciendo un recorrido gigantesco. En su posición más baja denominada Entry, el acceso a la cabina o al pick-up se haga con mucha facilidad; en modo Off Road 2, en tanto, se eleva muchísimo para así librar cualquier obstáculo sin problema.

El paquete que compone el motor, caja y suspensión neumática con coilovers atrás, permiten a la RAM 1500 2019 entregar una calidad de marcha inédita para cualquier pick-up. La manera en la que absorbe las irregularidades del camino y compensa el cabeceo propio de un vehículo que va rodando a esa altura es impresionante, y se asemeja mucho al de una SUV premium. Por si fuera poco, el V8 se siente poderoso y contundente, mientras que la transmisión efectúa las transiciones de manera prácticamente imperceptibles.

Es cierto que el HEMI no se siente tan brioso como el V6 3.5 Ecoboost de la Ford F-150, la pick-up grande ñíder del mercado chileno (y mundial). Pero eso no significa que le falta potencia, y de hecho, es al contrario. Siempre hay buena capacidad de respuesta y la caja encuentra la relación adecuada para transmitir la sensación de que hay par disponible para todo. Eso sí, el consumo es obsceno. A nosotros nos dio 4.5 km/litro, pero siendo honestos, si compras una pick-up de esta categoría y precio, el rendimiento no es una de tus principales preocupaciones.

 

Evidentemente, aun con la reducción de peso, la RAM 1500 2019 no es precisamente un vehículo ligero, a decir verdad, su masa está ligeramente arriba de los 2,300 kilos, sin embargo gracias al sistema de frenos más grande de su clase, con discos delante de 14.9 pulgadas y unas pastillas de freno que cuentan ahora con 18% de mayor superficie de contacto, la frenada es muy eficiente, firme y transmite confianza.

Interior a todo lujo

Puertas adentro, la RAM 1500 Limited es simplemente espectacular. La calidad de materiales, ensamble y atención al detalle está a un nivel superlativo, nunca antes visto en una pick-up. El cuero utilizado en asientos, volante, paneles de puertas y tablero tiene un tacto suave y agradable, mientras que la botonería ofrece un feeling pesado y metálico.

Del lado del equipamiento no falta nada, y la gran protagonista es la pantalla central táctil de 12”, desde donde se pueden controlar todas y cada una de las funciones del vehículo. No vas a encontrar pantalla más grande en el mercado, a menos que compres un Tesla. Evidentemente el sistema U-Connect de última generación ofrece compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto, y para completar los temas de conectividad, cuenta con cuatro puertos USB C y cinco USB tradicionales.


El climatizador es automático de dos zonas, los asientos tanto frontales como traseros cuentan con ventilación y calefacción, el techo panorámico es gigante, aunque en este caso es un opcional.

Mención aparte merece el sistema de audio firmado por Harman Kardon, que es de 19 altavoces y 900 watts. La potencia y calidad de reproducción es superior, además de que cuenta con tecnología Active Noise Cancelling, que mitiga sustancialmente el ruido que se filtra a la cabina.

La consola central es inmensa, capaz de albergar una laptop, y en el centro cuenta con un elemento en donde se encuentra el portavasos doble y un espacio para guardar objetos y monedas que, además, se corre. También ahí adentro está el cargador por inducción, que es tán grande, que puede cargar hasta una tablet o varios teléfonos celulares, de esos enormes como el iPhone Plus o un Galaxy Note. Por si fuera poco, tiene el nombre más épico que se les pudo ocurrir: se llama RAM CHARGER.

 

Atrás se repite la fórmula. Todo es de proporciones bíblicas, empezando por el espacio para las piernas (la distancia entre ejes es 10 cm mayor), que solo podría equiparar un sedán de gama alta long wheel base, y definitivamente caben tres adultos de peso completo sin problema.

Además, la practicidad también fue un tema que tuvo mucha atención por parte de los ingenieros, ya que la banca se pliega hacia el respaldo, con lo cual queda un espacio muy amplio para llevar objetos voluminosos y que no queremos que vayan expuestos en la caja trasera. Adicionalmente, hay espacios para ocular objetos debajo del asiento y un par de huecos más que son de buen tamaño y que están ubicados en el piso.

En cuanto a la seguridad, no falta nada y la marca anuncia con orgullo que la RAM 1500 2019 cuenta con más de 100 elementos de seguridad. Es cierto que muchos de ellos son ya una obviedad, pero en concreto, ofrece seis bolsas de aire, ABS, ESP, sensor de punto ciego, control de crucero adaptativo, alerta de cambio de carril, asistente de estacionamiento park assist, cámara de 360°, sensores de estacionamiento frontales y laterales, así como un largo etcétera.

Conclusión

La RAM 1500 2019 no tiene ningún empacho en abandonar el enfoque de trabajo duro que siempre limitó a las pick-ups. De hecho, se enorgullece de haberlo hecho y el resultado es sobresaliente. Simplemente no existe otra pick-up que se acerque al nivel de refinamiento y confort que es capaz de ofrecer esta nueva entrega de la firma del carnero.

 

La experiencia en el interior es inmejorable, mientras que la calidad de marcha está a la par de una SUV de marca premium. Dicho de otra manera, la nueva RAM 1500 Limited 2019 borra esa brecha que existía entre las pick-ups y las SUV premium.

Y la tendremos pronto en Chile, antes de que termine 2018. En su versión Limited, por cierto. Habrá que esperarla.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos