Novedades

Pebble Beach 2018: el SSC Tuatara impresiona con sus prestaciones

El fabricante americano presenta un deportivo listo para producirse que promete competir de igual a igual con Koenigsegg, Bugatti y Hennessey.

Pebble Beach 2018: el SSC Tuatara impresiona con sus prestaciones

Tuatara no es una palabra sencilla de pronunciar ni fácil de recordar, pero tampoco lo eran Veyron, Agera o Huayra. Lo cierto es que todos ellos son hoy plenamente identificables por sus impresionantes prestaciones, como también seguramente lo será Tuatara, la denominación del nuevo miembro de la larga lista de súper autos de más de mil caballos de fuerza.

Siete años han pasado desde que la entonces Shelby Super Cars anunciara la fabricación de un modelo deportivo, hasta que la hoy denominada SSC presentó el Tuatara definitivo. Lo hizo en el mejor lugar posible para una marca de este tipo: el Concurso de Elegancia de Pebble Beach.

El fabricante norteamericano no sólo mostró el modelo físico, sino que entregó los datos más relevantes para un hypercar.

Primero y más importante es el motor, un portentoso V8 5.9 litros biturbo, que desarrolla 1.350 caballos de fuerza, aunque si se utiliza combustible E85 (etanol al 85%) en lugar de gasolina convencional, puede aumentar hasta los 1.750 Hp. Este bloque va asociado a una caja manual robotizada de siete relaciones, que envía el par al eje posterior.

El segundo es la construcción, que se realizó con materiales ligeros, incluyendo mucha fibra de carbono y titanio, consiguiendo que el Tuatara y sus 4,42 metros de largo por sus dos metros de ancho marque en la balanza apenas 1.247 kilos de peso, una cifra que está levemente por encima del McLaren Senna. De ellos, 196 kilos corresponden al motor, lo que habla de su bien lograda ligereza.

Un tercer dato es su gran trabajo aerodinámico, consiguiendo un Cx de 0,279, bastante mejor que el Koenigsegg Regera, del Bugatti Chiron y del Hennessey Venom F5, sus rivales más próximos por prestaciones.

Finalmente está su velocidad máxima, anunciada en 483 kilómetros por hora. Lamentablemente, SSC se reservó el tiempo que demorará en acelerar de 0 a 100 km/h.

SSC North America ya acepta pedidos para su auto, el que se fabricará en una nueva planta que se levanta en el estado de Washington. Si bien no se ha comunicado el precio, aunque suponemos que estará bien por encima del millón de dólares, la marca quiere fabricar ni una más de 100 unidades.

¿Y de dónde viene el nombre Tuatara? De un reptil que habita las islas sureñas de Nueva Zelandia. 

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos