Test drive

Test Drive: FAW D60 2019

El FAW D60 es la alternativa de la marca asiática en un segmento de crossovers urbanos bastante poblado. Tiene algo de tecnología y muy buen espacio, por un precio muy sabroso. Pero nada más.

Test Drive: FAW D60 2019

Ahh... los crossovers. Un tema trillado en todos lados. Es el auto de moda, el que todas las marcas quieren tener y el que todas las familias quieren comprar. Y Chile siendo un país con más de 60 marcas de autos, ofrece una brutal cantidad de estos. Hay tanto donde elegir, a tantos precios, que destacar es una tarea durísima, por lo competitivo. Y es lógico que muchos queden en el colador. Lamentablemente uno de ellos, es el FAW D60, lanzado en Chile a fines del año pasado y que apunta a ser el relanzamiento de FAW en el segmento de pasajeros, donde no se le ha dado muy bien, al lado de sus exitosos comerciales, considerando que el Besturn X80 no es un modelo que muchos recuerden y que el R7 se acaba de lanzar hace unos meses. Nos pusimos al mando de un D60 DLX a un precio de $7.990.000 para conocer qué tal se porta en el día a día.

Dimensiones y diseño

El FAW D60 mide 4.230 mm de largo, 1.765 mm de ancho, 1.636 mm de alto y 2.557 mm entre ejes, además de contar con un despeje al suelo de 154 mm y un maletero de 576 litros, extensible a 1159 litros empujando los asientos. Son medidas muy parecidas a las de un Chery Tiggo 2, JAC S2 o Changan CS35, así como el nuevo DFM AX4, aunque declararemos que, considerando su maletero y su espacio entre ejes, probablemente sea el más espacioso de los mencionados.

De diseño, está más cercano a un hatchback levantado que a un crossover como tal. Su frontal, por la posición de sus focos y el bigote cromado, inmediatamente nos recuerdan al Subaru XV, aunque sabemos, las comparaciones son muy odiosas, más aún en el rubro automotriz. Los parecidos llegan hasta ahí, afortunadamente. En la zona baja, nos encontramos con una toma de aire flanqueada por dos neblineros en forma de L y que forman parte de estos "respiraderos falsos" que usan las marcas para dar un look más deportivo a sus frontales. De perfil nos gusta el corte redondeado de las ventanas en las puertas traseras y también los pasos de rueda traseros más acentuados, como únicos rasgos más audaces. El portalón es la mejor parte, de aspecto limpio y donde encontramos dos ópticos muy delgados y alargados, que salen de lo común.

No nos gustaron los escapes falsos de diseño rectangular, nos hubiese gustado una solución más honesta, tal como dejar la moldura color aluminio en una sola pieza, sin intervención.

Rematan, las llantas de 17", las barras en el techo y algunas molduras plásticas, porque claro, hablamos de un crossover y no hay crossover sin plástico, aunque estas aplicaciones se remiten a la zona baja de las puertas y de los parachoques, por lo que cumplen su función de proteger los bajos de las piedras (y de levantar visualmente la altura del modelo).

Interior

El habitáculo del FAW D60 si bien no exhibe nada que nos parezca muy llamativo, se esfuerza bastante por lucir moderno y completo. En ese sentido, lo logra, gracias a aplicaciones en color grafito (de trama que trata de imitar fibra de carbono), costuras rojas, asiento y volante tapizado en eco-cuero, algunos detalles en piano black y color aluminio, que realzan la percepción de calidad del interior, la cual no es de las mejores, con plásticos muy duros, tanto los granulados como los que no. Y los más lisos, dan la idea que rápidamente se irán poniendo brillantes.

Lo mejor que puede tener este D60, es su amplio habitáculo en todas las plazas, aunque a expensas de asientos un tanto duros y con poco soporte lateral

Su consola central está ligeramente orientada hacia el conductor, lo que lo hace más fácil de operar, si bien la pantalla en posición baja y recta, le resta usabilidad. El clúster es algo pobre la verdad, con un medidor digital de gasolina en el computador a bordo y un testigo luminoso que hace de termómetro.

El armado da una buena primera impresión, hasta que nos acercamos y convivimos un poco más con el auto. De muestra, la carcasa de plástico que cubre el clúster y los aireadores centrales, se ve deformada en la parte central antes de encajar con la parte granulada. Quizás es una falla de este modelo, pero no podemos poner las manos al fuego por esta unidad.

¿Baidu, por que Baidu?

El sistema multimedia, tiene una historia bastante particular. Su pantalla táctil a color de 8" es grande, con una interfaz moderna, con conectividad USB y Bluetooth. No tiene Apple CarPlay ni Android Auto y tampoco Mirrorlink, sino que la muy popular en China, Baidu Carlife... ¡completamente en chino!

Y claro, Baidu es prácticamente Google en China, pero no estamos en China, lo que le resta bastante usabilidad. Como somos porfiados, bajamos la aplicación (150 Mb aprox.) en nuestro iPhone y con la ayuda de Google Translate, logramos conectarnos finalmente, para tener acceso a nuestra música y al GPS, aunque Baidu en China ofrece muchas otras funciones, así como ubicar estacionamientos o cosas así, pero que solamente funcionan en China. Los mapas del GPS son de Baidu y si bien no nos dio para manosearlo completamente, al menos nos dijo donde estábamos y con las calles en el idioma que corresponde. Funciona bien, pero no deja de ser complicado y extraño.

La guinda, fue un botón físico de volumen, bajo la pantalla, el cual se nos quedó pegado y que después de toquetearlo un rato, volvió a su posición original. Menos mal era el botón de bajar volumen y no el de subir.

Equipamiento

En cuanto a equipamiento, el FAW D60 comprende, desde el modelo base, volante multifunción, vidrios eléctricos, aire acondicionado, maletero iluminado, cierre centralizado, sensor de retroceso. llantas de 16". sistema de audio con MP3/AUX/USB y 4 parlantes. La versión STD cambia el sensor de estacionamiento por una cámara y el tapiz de tela por el de eco cuero, además de incorporar el sistema multimedia ya mencionado. Finalmente, el modelo DLX suma acceso keyless más botón de encendido, sunroof, luz de lectura para las plazas traseras, llantas de 17" y 6 parlantes.

En materia de seguridad esta versión cuenta con doble Airbag, inmovilizador, frenos ABS+EBD+BA, neblineros, control de tracción, control de estabilidad, hill holder y cinturones de seguridad con pretensado.

Mecánica y conducción

Su motor, como ya señalamos en su nota de lanzamiento, hace unos buenos meses atrás, corresponde a una evolución del bloque 1.5 16v (CA4GA15-01) ya empleado en el Oley, de genes Toyota, con alzado variable de válvulas (DVCT), 112 Hp y 141 Nm de torque, asociado a una transmisión manual de 5 velocidades. Este motor cuenta con un rendimiento homologado de entre 12,3 km/l (ciudad) y 17,7 km/l (carretera) para un nivel de emisiones Euro V. 

El ítem donde probablemente el D60 tiene más carencias, es en su perfil de manejo. La dirección, para comenzar, es directa pero no te entrega ningún tipo de feedback sobre lo que hay bajo las ruedas, como si flotara sobre el tren delantero. El motor, nos apena decirlo, pero se siente desafinado, con tirones y aceleración irregular en la primera y segunda marcha. Ya hacia marchas mayores, el torque en el auto se acaba, por lo que no habrá diferencia de fuerza entre más pises el pedal del acelerador. Y a la transmisión le llora una sexta marcha, pero sabemos que, de tener una caja con sexta, menos fuerza tendría el motor. La palanca de cambios es un tanto incomoda, con las marchas que están más abajo ubicadas muy atrás en su accionar.

Es una mecánica que recomendamos exclusivamente para ciudad. En carretera va a andar, va a cumplir y llegará a los 100 o 120 km/h, pero con más rumorosidad y con mayor gasto de bencina. La suspensión es poco refinada, lo que se nota al pisar algún parche en la calle o un ojito de gato.

Conclusiones

¿Para quién es el FAW D60? Digamos que quieres a toda costa un auto cero kilómetros y el presupuesto no te da para estirarte mucho más allá de los 8 millones. Quieres un auto de mecánica sencilla, para que sea fácil de mantener. Quieres un auto espacioso, pero solo te encuentras con citycars. Quieres un crossover, porque se ve como "más auto". Quieres que sea full, con sistema multimedia, pantalla táctil, vidrios y espejos eléctricos, entre otros. Y como tiene ESP y doble airbag, también se te antoja seguro. El FAW D60 puede ser tu candidato, con todo lo mencionado y algunos añadidos extra, como el eco cuero, el botón de encendido, el sunroof, etc.

Hoy en día no es difícil encontrar un auto que lo haga casi todo. El desafío es encontrar uno nuevo que lo haga bajo los 8 millones de pesos. Y eso aun con sus concesiones, digamos un tren motriz poco eficiente en su performance y con algunos yerros de fabricación. El D60 cumplirá en ese sentido, pero con la ayuda de su precio. Otras marcas chinas ofrecen productos mucho mejor acabados y a precios accesibles, por lo que a FAW aún le queda camino para ponerse al día frente a sus rivales.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos