Autoshows

La disputa de dos empresas por revivir Hispano Suiza en Ginebra

Una en España y la otra en Suiza. Ambas con superautos exclusivos y ambas alegando derechos de uso de la marca. ¿Qué sucederá?

La disputa de dos empresas por revivir Hispano Suiza en Ginebra

A principios de febrero, te contamos sobre el regreso de Hispano-Suiza, una de las marcas de auto más reconocidas de la era antigua. No hay libro que no la mencione, si se trata de retratar la primera década del siglo XX, si se trata de automóviles. Hispano Suiza fue fundada en Barcelona en 1904 por los empresarios españoles Damián Mateu y Francisco Seix, junto al ingeniero suizo Marc Birkigt. Buena parte de su fama, la consiguieron fabricando motores para la aviación, durante la Primera Guerra Mundial.

Así se armaron de una reputación que les permitió engrosar su venta de autos deportivos y elegantes. En 1946, culpa de la crisis provocada por la Guerra Civil española y el aislamiento en que cayó el régimen de Franco, la empresa cerró. La división aeronáutica se sostuvo, previamente comprada por el gobierno francés, hasta que fue absorbida por Snecma, hoy parte del Grupo Safran.

Y los autos... bueno, fueron absorbidos por ENASA (Empresa Nacional de Autocamiones S.A.) la matriz de los camiones Pegaso. Todo finalmente quedó en manos de Iveco.

Nadie habló más de Hispano Suiza, hasta el 2010, cuando Erwin Himmel, suizo, después de varios affairs en diseño con el Grupo Volkswagen decidió reflotar la marca, como Hispano Suiza Automobile Manufaktur AG. Para ello, se asoció con otro diseñador, Olivier Boulay, quien tiene bastante curriculum en diseño, en especial por ser quien le dio forma a muchos Porsches (como el 959) y a Maybach, así como a modelos de Mitsubishi como el Lancer Evolution VIII.

Ese 2010, en Ginebra, presentaron un deportivo llamado Grand Turismo Coupe, sobre la plataforma de un Audi R8 V10. Solo quedó en un concept, salvo las ganas. Hoy tienen otro concepto listo, el Maguari HS1 GTC.

Y el Maguari (nombre que deriva de una cigüeña en Sudamérica) es un modelo que sigue en esa linea. Toma la base de un Lamborghini Huracan, y sobre ese V10 de 5.2 litros monta dos compresores eléctricos. La potencia, es para no creerla, 1085 Hp y 1050 Nm de torque, todo a las ruedas traseras vía una caja DSG de 7 velocidades. De 0 a 100, lo hace en apenas 2,8 segundos y de ahí derecho a los 380 km/h que tiene por velocidad final (y limitada electrónicamente). 

Su exterior es radical, en especial por su frontal blanco, que prácticamente son dos grandes tomas de aire. En el centro, una curiosa intervención: un pelicano emprendiendo vuelo, como gran insignia del modelo y que rememora el pelicano que también engalanaba a los Hispano Suiza originales. El ave también decora los cuartos traseros. 

Del Maguari pretenden sacar 300 unidades, siendo las 10 primeras, ediciones limitadas con elementos especiales.

¿Y los rivales? Pegaran el grito en el cielo, porque la "otra" Hispano Suiza, la que mencionamos al principio de esta nota, es propiedad de Miguel Suque Mateu, el tataranieto del fundador Damián Mateu y arremeterán con un hiperdeportivo eléctrico llamado Carmen (en honor a la nieta del fundador de la marca y fallecida recientemente). Se vienen las demandas en Ginebra...

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos