Lanzamientos

Lexus UX 2019 en Chile, seduciendo con personalidad

El nuevo crossover urbano de Lexus no será jamás del gusto de todos, pero al menos tiene mucha personalidad y bastante de identidad japonesa para transformarse en una interesante alternativa para quienes buscan algo compacto en el segmento premium

Lexus UX 2019 en Chile, seduciendo con personalidad

Hace prácticamente un año, Lexus presentó en Ginebra al UX, su más reciente crossover y un modelo que, aunque a la gente de Lexus no le guste decirlo, para nosotros es un buen reemplazo de su obsoleto hatchback, el CT200h. El UX es un auto bastante interesante por varias cosas, comenzando por su plataforma, la misma que le da vida al Toyota CH-R y que corresponde a la arquitectura modular GA-C, que entre sus ventajas, contempla un centro de gravedad muy bajo, ideal para quienes gustan de un manejo más vivaz, pero también garantía de seguridad y estabilidad en maniobras de riesgo.

Una distancia entre ejes de 2.640 mm contribuye al espacio pero tambien en como se planta en la ruta. La longitud de 4.495 mm y el mejor radio de viraje del segmento de tan sólo 10.4 m ayudan a que el UX sea fácil de maniobrar y conveniente para estacionarse.

El nombre UX viene de "Urban Cross (X) over", que resume muy bien este segmento, que toma al "crossover de millenial" pero lo atiende con formato premium. En este selecto grupo caben autos como el BMW X2, el Audi Q2, el Infiniti QX30 y si estiramos un poco el chicle, el MINI Countryman.

Estilo original

De partida, el auto por todos lados es un Lexus. Nunca lo vas a confundir con otro auto y esto es gracias a que el lenguaje de diseño que emplea, esta llevado prácticamente al extremo. Chika Kako es la ingeniera jefa a cargo de los diseñadores de Lexus que le dieron vida a este singular auto.

Tenemos el Spindle Grille, con una malla tridimensional que distorsiona un poco la forma de la parrilla según el ángulo de visión y los focos agresivos, así como los cortes ascendentes en las puertas, pero es un diseño muy intrincado. A algunos no les va a gustar por lo sobreactuado, a otros les va a gustar por el riesgo, pero lo mejor, es que no se parece a nada. La firma LED que atraviesa diagonalmente los focos recalca el ceño en la mirada de este auto, agresivo, decisivo. Las luces traseras que van de esquina a esquina del vehículo proyectan una firma distintiva nocturna formada por una secuencia de 120 LED que se estrechan hacia el centro, midiendo solo 3 mm de espesor en su punto más estrecho.

Se ha puesto énfasis en la aerodinámica e insonorización. Las fundas de los pasos de rueda cumplen esa doble función, mientras que los focos traseros, también son una suerte de spoiler discreto, que acompañan al spoiler superior en la tarea de brindar estabilidad y reducir las turbulencias.

Y ya que estamos en esa, las llantas de aleación de aluminio con ventilación, presentan aletas tipo Gurney a lo largo de sus bordes de los radios, diseñadas para reducir la resistencia del viento, al mismo tiempo que aumentan el flujo de aire para enfriar los frenos de disco. El diseño extrae aire del interior de la rueda, mientras que el flujo de aire en el lado externo del vehículo está regulado para seguir la superficie de la rueda. Algo así como las famosas tapas Turbofan del Rally en los '80, pero funcionando al revés.

Un interior lleno de sorpresas

El interior del Lexus sigue el estilo intrincado del exterior, pero con códigos reconocibles para quienes son asiduos a la marca, como el track-pad (que vibra, como un botón) para manejar el sistema multimedia o las perillas sobre el clúster (que nos recuerdan a Frankenstein). A todo esto, según versión, el clúster puede consistir en un esquema mixto análogo-digital o un panel completamente digital, de diseño muy moderno. La posición de los elementos está orientada hacia el conductor (Seat In Control), lo que enfatiza esta propuesta más personal y agresiva del modelo.

Como estamos hablando de un Lexus, hay muchos detalles que no están aparentes a primera vista y que son finalmente los que distinguen la experiencia de manejo en cualquier modelo de esta marca. Por ejemplo, los asientos están posicionados de tal manera que nuestro deslizamiento hacia el interior sea natural, sin elevarse o encogerse mucho. Los pilares A del auto son delgados, para una mayor visibilidad y la consola parece prolongarse sobre las líneas del capot.

La mezcla de materiales es interesante, pero hay cosas que no nos gustaron, en especial porque todo lo que no queda directamente al alcance de nuestra mano, recibe plásticos duros, incluyendo las puertas traseras. En cambio, todo lo que tenemos más cerca, si tiene una apariencia premium, en especial el revestimiento de cuero sobre la consola (o un opcional, inspirado en el papel Washi que usan los japoneses en sus casas, el famoso papel de arroz) y la elección de colores para la tapicería, que a nuestro tacto lamentablemente se siente un tanto sintética y falsa, hay otro tapiz con cuero natural, que es muchísimo mejor. Recomendamos los interiores en color (son cuatro, más dos opciones de costura, aparte del tapiz negro), ya que despiertan el habitáculo; negro con negro, la verdad es que se pierden todas las formas. Y como Lexus es una marca japonesa, podrás optar por asientos con costuras Sashiko, que son las mismas utilizadas en trajes de judo y kendo.

Nos queda por mencionar, el comando de la radio, puesto en el apoyabrazos delantero y unas perillas con iluminación inalámbrica que sirven para regular el caudal de aire en los ductos de ventilación. Ah, y sus 6 parlantes, fabricados con un material derivado del bambú, que es más ecologico y ayuda a realzar algunas frecuencias.

Con énfasis en lo ecológico

El UX se ofrecerá en seis versiones, que en esencia son variaciones del tren motriz. Los dos modelos base, el UX 200 y el UX200 LEX, son motivados por un motor de 2 litros (M20A-FKS) con 169 Hp y 205 Nm, asociado a una transmisión CVT Direct Shift (la primera, es un piñón fijo, antes de la transmisión continua) y a un consumo mixto cercano a los 14 km/l. Después aparece la gama hibrida, con el UX250h y el UX250h LEX, motivados por un motor similar al anterior (M20A-FXS) pero de menos torque (188 Nm) y asistido por un motor eléctrico de 107 Hp y 202 Nm, para una potencia efectiva de 181 Hp. Y después, los modelos con tracción a las cuatro ruedas, los UX250h E-Four y F-Sport, que suman a lo mencionado, un pequeño motor inductivo de 7 Hp y 55 Nm de torque en el eje trasero.

Todos los modelos cuentan con 8 airbags, control de tracción y estabilidad, asistente de partida en pendiente, sensores de estacionamiento con cámara y anclajes ISOFIX. El modelo F-Sport suma un esquema de suspensión variable adaptativa, para un manejo más deportivo.

Dentro del equipamiento de serie, el UX ofrece espejos eléctricos térmicos, asientos delanteros eléctricos y calefaccionados, cargador inalámbrico del celular, climatizador con sensor de humedad, encendido automático de luces y limpiaparabrisas, además de comandos en el volante para el audio o para el control crucero. Versiones más equipadas suman barras en el techo, asientos de cuero natural con ventilación, portalón trasero eléctrico con sensor de pie, sunroof panorámico y llantas de 18". Lo único que no se menciona, que nos parece un tanto ilógico, dada su propuesta, es la compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto, determinante en este segmento.

Lexus no habló de precios específicos, pero la gama comenzará en los $23.500.000 para el UX 200, sigue con el UX 250h en $26.700.000 y terminará en los $33.900.000 de la versión F-Sport. Los modelos intermedios son bastante interesantes y están a precios que tienen bastante para pelearle a la competencia.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos