Novedades

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán 2019, por si no te gustan los hatchback

El Audi S3 ya no correrá más solo...

Mercedes-AMG A 35 4Matic Sedán 2019, por si no te gustan los hatchback

¿Cuándo fue la última vez que vimos un sedán compacto de Mercedes, superar los 300 Hp? Emm... bueno, nunca. Considerar al Clase C como compacto es un tanto difícil.

Pero si hubo alguna vez, un sedán compacto de Mercedes que hoy es objeto de culto y de deseo, que es el 190 E 2.5-16, en sus variantes Evolution I y Evolution II, los especiales de homologación para el DTM y rivales directos del primer BMW M3. Sus faldones y alerones, le daban una vibra muy agresiva, mientras que su motor, con 232 Hp en su variante Evo II, era objeto de fascinación. Incluso, AMG, antes de formar parte de Mercedes, hizo su propio 190 E con motor 3.2, pero sin ir más allá de los 231 Hp. 

Han pasado varios años, hasta que Mercedes finalmente tiene un auto que podríamos llamar el 190 E de esta época, que es la versión sedán de la Clase A. Y claramente, como buen auto alemán, debe hacerse respetar por medio de una versión potenciada, que es el auto que nos convoca hoy, el AMG A 35 4Matic, idéntico a su semejante hatchback, pero con un tercer volumen en la parte posterior, con 420 litros de capacidad, ideal para aquellos mercados donde este formato no pega, como Estados Unidos.

Tal cual como la versión hatchback, viene motivado por un motor turbo de cuatro cilindros y dos litros, que desarrolla una potencia de 306 hp entre 5,800 y 6,100 rpm y un torque de 400 Nm entre 3,000 y 4,000 rpm. Solo le toma 4,8 segundos alcanzar los 100 km/h, gracias a su sistema de tracción 4Matic, su veloz transmisión 7G-Tronic y el sistema de Launch Control, que a los de Mercedes les gusta llamar "Race Start".

Ya que mencionamos el sistema AWD, su reparto de torque puede variar desde un 100% hacia el tren delantero a un reparto 50/50, según la gestión electrónica del auto determine necesario. Esto variará según la velocidad, aceleración, cambio seleccionado, ángulo de la dirección y velocidad individual de cada rueda.

Aparte, AMG ofrecerá cinco modos de manejo, con dos modos nuevos que no están disponibles en los Clase A normales, como es el modo Sport+ para alto performance y el modo Slippery (Resbaloso) para cuando te toque enfrentarte a caminos húmedos o con hielo. La dirección con desmultiplicación variable y la suspensión adaptativa opcional son específicas para este auto, al igual que la elección de frenos, con discos ventilados más grandes. Hereda del AMG C 63, el programa AMG Dynamics que se refiere a un control de estabilidad mejorado que entre sus funciones permite ejecutar torque vectoring pasivo mediante el uso de los frenos.

Tanto el interior como el exterior deben reflejar la potencia de este modelo, que se postula como la puerta de entrada al mundo AMG. Y por lo mismo, para que no quedes con gusto a poco, todo lo que tienen los AMG más grandes, está aquí, como la gran parrilla de brazos dobles, tomas de aire más grandes, un kit aerodinámico opcional (con faldones, difusores y spoiler más grandes y funcionales, según AMG), llantas de 18 o 19 pulgadas, butacas y volante AMG, interfaces de alto performance para el sistema multimedia MBUX y detalles en color rojo. Así mismo, como dicta la moda, un paquete negro estará disponible en el exterior, para quienes no gusten de los cromados y toques de aluminio.

En Estados Unidos se estima que el A 35 AMG esté a un valor de 45 mil dólares, bastante accesible para ser un AMG, pero eso también es para hacer espacio a los futuros A 45 AMG, los que según se cuenta, tendrán motores con más de 400 Hp y un sistema de tracción mejorado, con "modo Drift" a lo Focus RS.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos