Tecnología

Un poco de historia sobre el sistema Start&Stop

Esta tecnología se ha vuelto vital en los autos para incrementar el ahorro de combustible.

Un poco de historia sobre el sistema Start&Stop

Con el objetivo de disminuir el consumo de combustible de los automoviles, los fabricantes y proveedores han desarrollado una serie de innovaciones que buscan la máxima eficiencia. Motores turbocargados, uso de materiales más ligeros, transmisiones con más velocidades y mejoras aerodinámicas son algunos de elementos más recurridos en los últimos años para disminuir el consumo.

Pero también existen algunos elementos que se han hecho populares en la actualidad, como es el caso del sistema Start&Stop, que apaga y enciende el motor automáticamente. Está comprobado que este simple acción de no consumir gasolina en cierta cantidad de segundos, permite una eficiencia del 15 por ciento.

Aunque este dispositivo parece simple, detrás de él existe una compleja serie de elementos que permiten su funcionamiento. Un vehículo con Start&Stop permite que tan pronto como el vehículo se detiene (o se desplaza, solo a velocidades muy bajas), el motor se apaga. Para hacer esto, la palanca de cambio de velocidades debe estar en Drive si es automático o Neutro en uno con caja manual y el pedal del freno presionado.

Dependiendo del fabricante del vehículo, el motor vuelve a arrancar cuando se suelta el pedal del freno o, parcialmente, se pisa el pedal del embrague. En el caso de los vehículos con transmisión automática, el motor se apaga, tan pronto como el vehículo se haya detenido o haya caído por debajo de una cierta velocidad mínima. Aquí, el arranque es tan pronto como se suelta el pedal de freno o se acciona el pedal del acelerador, esto es dependiendo del fabricante.

Si bien Toyota y Volkswagen tenían sistemas similares durante los años 70 y 80, estos eran caros y engorrosos. Desde el año 2006 en adelante que Bosch y Valeo han dado con el sistema que se usa en la actualidad. BMW y el Grupo PSA fueron importantes impulsores del sistema.

Otro de los grandes beneficios de esta tecnología es que a pesar de que se apaga el motor, los sistemas eléctricos continúan funcionando, a diferencia de cuando se apaga directamente el vehículo. Igualmente, si no se desea apagar el motor cuando está parado (por ejemplo, en el caso del tráfico), esto se puede evitar presionando un botón.

Para su funcionamiento, el sistema automático de Start&Stop consta de varios componentes, entre ellos está la unidad de control del motor, que incluye el coordinador de encendido y apagado, el sensor de la batería y una batería de ciclo profundo con tecnología EFB o AGM. También, el starter o motor de encendido y el alternador, de mayor capacidad para poder aguantar muchos ciclos de encendido frecuente, asi como el sensor de posición del cigueñal.

¿Cuándo no funciona la tecnología de ahorro de combustible?

Según el modelo de auto y el fabricante del vehículo, hay varios factores que impiden el funcionamiento del sistema automático de Start&Stop:

  • Voltaje de la batería demasiado bajo.
  • Temperatura exterior demasiado baja o demasiado alta.
  • El motor aún no está caliente.

Otras causas pueden ser:

  • El vehículo está en una pendiente.
  • Indicaciones de que un conductor no quiere esperar, pero quiere estacionarse: la hebilla del cinturón de seguridad del conductor se aflojó, las puertas o el capó se abrieron.
  • Asistente de estacionamiento activado.
  • Ventilador o aire acondicionado encendido.
  • Remolque enganchado.

¿Qué influye en el funcionamiento del sistema?

Las temperaturas escarchadas ejercen una presión sobre la batería en invierno, por lo que el sistema automático de Start&Stop deja de funcionar en climas extremadamente fríos. El límite de temperatura inferior varía de un fabricante a otro, generalmente en el rango de más de tres a menos cinco grados.

Debido a los altos requisitos de potencia, por ejemplo, en el invierno, el parabrisas y la calefacción del asiento o en pleno verano, el uso del aire acondicionado evita que los componentes electrónicos apaguen el motor.

Algo sumamente importante es que si la batería de arranque está defectuosa, solo se puede cambiar por una batería aprobada por el fabricante. La razón: el sensor de la batería debe conocer los datos del acumulador utilizado para poder determinar correctamente el estado de carga incluso con un envejecimiento mayor.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos