Motos

Speed Twin y Scrambler 1200 encabezan arremetida de Triumph en Chile para el 2019

Triumph la tiene clara con respecto a sus fieles, motos de diseño y concepción clásica, pero que no reniegan de la tecnología y mejoras de nuestros tiempos.

Speed Twin y Scrambler 1200 encabezan arremetida de Triumph en Chile para el 2019

Un poco tarde, pero finalmente Triumph le da el puntapié inicial al 2019 con tres nuevas motocicletas, fieles a su estilo clásico. 

Speed Twin

La primera en destaparse, es una moto con historia. Producida originalmente entre 1938 y 1940 como la primera en llevar un motor bicilíndrico en paralelo, la Speed Twin original fue una verdadera revelación. Su propuesta fue tan bien recibida que entre 1947 y 1966 tuvo un segundo aire. Este año, está de regreso, inserta en la gama Modern Classics y heredando el estilo custom de la Street Twin, con la potencia y base de la Thruxton R y el confort de la Bonneville T120, asociado a una horquilla delantera de altas prestaciones y un doble amortiguador trasero con ajuste de precarga.

Más moderna y fácil de usar, pero con el espíritu intacto, es impulsada por un bicilíndrico Bonneville High Power de 1200 cc y ocho válvulas, el cual fue mejorado con un cigüeñal de baja inercia, culata de alta compresión, nueva tapa de levas de magnesio, embrague revisado y tapas más ligeras. Con estas modificaciones, se ahorra cerca de 2,5 kilos respecto al motor de la Thruxton R, lo que le ayuda a desarrollar 96 Hp y 112 Nm de torque, bastante más que las Street Twin de hace unos años. Tiene además modos de manejo que ajustan la sensibilidad de la moto de acuerdo a tres estilos de manejo; Sport, Road y Rain.

Para detenerse, usa frenos Brembo de cuatro pistones y doble disco adelante y cáliper flotante de doble pistón atrás, con frenos ABS y control de tracción desconectable, aparte de neumáticos Pirelli Diablo Rosso III en llantas de 17".

Entre otros detalles, destacan su manillar estrecho, su asiento acolchado de baja altura (807 mm respecto del suelo) y su peso total en seco de 196 kilos, 10 menos que la Thruxton R, un aspecto clave para su maniobrabilidad. También lleva iluminación LED, embrague asistido antirrebote, panel de instrumentos de doble esfera, toma de corriente USB, inmovilizador y sistema de monitorización de la presión de los neumáticos (TPMS) disponible como accesorio.

Disponible en colores Silver Ice y Storm Grey, con líneas pintadas a mano en el depósito en color grafito y blanco; Korosi Red y Storm Grey, con líneas pintadas a mano en el depósito en color grafito y blanco; y Jet Black, la Speed Twin tiene un precio de lista de $10.990.000

Scrambler 1200 XC/XE

Las dos siguientes, son las nuevas Scrambler 1200, motos versátiles que son tan clásicas como aventureras. El formato Scrambler, nació a comienzos de los años 50, como una moto de competición que se adapta a cualquier terreno; es como una moto tipo rally, pero no de perfil enduro. Esas primeras Scrambler se basaron en las Bonneville T-120TT y TR6 SC, las primeras motos de producción en serie.

Y con estas nuevas Scrambler, se repite la sociedad. Llegan impulsadas por un motor Bonneville High Power de 1200 cc con puesta a punto específica, que ofrece 89 hp, un alza de 12,5% respecto de la Bonneville T120 y 38% sobre la Street Scrambler. El propulsor entrega un par de 110 Nm a 3.950 rpm, lo cual supera a la Street Scrambler en 37,5%. Los escapes, como siempre, son altos, con los colectores de acero inoxidable y silenciadores esculpidos de acero inoxidable cepillado.

Al igual que el resto de la nueva generación de Bonneville, el motor de la Scrambler 1200 ofrece una respuesta inmediata e intuitiva, fruto de la incorporación del acelerador electrónico, así como un sistema de refrigeración líquida sutilmente integrado para unas mejores prestaciones y una conducción más ecológica y eficiente.

Triumph ofrecerá dos versiones de la Scrambler 1200, la XC que es la Scrambler más versátil y la XE, que es una variante mucho más enfocada en el off-road.

Del equipamiento de serie, resaltan su nuevo panel de instrumentos TFT; cinco modos de conducción; ABS y control de tracción; iluminación completa de LED, incluyendo el faro delantero con DRL; controles intuitivos con joystick de cinco direcciones; embrague asistido; arranque sin llave; control de velocidad y toma de alimentación USB. Además, la 1200 es la primera moto del mundo que incorpora un control específico para sincronizar con una cámara GoPro y así puedas grabar fácilmente tus aventuras. Además, equipa un inédito sistema de navegación por símbolos de Triumph y conectividad por Bluetooth de teléfono y música, habilitado a través de un módulo disponible como accesorio.

La XC ostenta suspensión trasera Öhlins y horquilla Showa de largo recorrido y completamente ajustables; frenos radiales Brembo monobloque M50; basculante específico de aluminio de mayor longitud, llanta delantera de 21 pulgadas y neumáticos tubeless Pirelli Scorpion Rally Tyres.

En el caso de la Scrambler XE, agrega un sexto modo de conducción, el Off-Road Pro, que ofrece una configuración más orientada al todoterreno, que desconecta el ABS y el control de tracción y utiliza el mapa de inyección específico. También presenta una Unidad de Medición Inercial (IMU), desarrollada en colaboración con Continental, que soporta el óptimo funcionamiento de los sistemas de ABS y control de tracción optimizados para curva.

Además de sus puños calefaccionados (disponibles como opcionales para la XC), la tope de gama lleva también horquilla y suspensión trasera de mayor recorrido (250 mm versus 200 mm); basculante de aluminio más largo (579 mm contra 547 mm), cubre puños con refuerzo de aluminio y maneta Brembo MCS, entre otros detalles.

La Scrambler 1200 XC está disponible en esquemas bitono Jet Black/ Matt Black y Khaki Green/Brooklands Green, mientras que la Scrambler 1200 XE tiene como alternativas Fusion White/Brooklands Green y Cobalt Blue/Jet Black. Sus precios de lista son $12.990.000 y $13.990.000, valores que podrían aumentar con el catálogo de más de 80 accesorios, incluyendo guardabarros delantero alto; defensas de motor de acero inoxidable; rejilla para el faro delantero; escape Arrow de fibra de carbón; abrazadera del manillar y alforjas de diseño específico.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos