Gadgets

Omega relanza el Calibre 321, para celebrar el aterrizaje del Apollo 11 en la luna

Con motivo de la celebración del 50 Aniversario del aterrizaje del Apollo 11 en la luna, Omega se prepara para relanzar el célebre Calibre 321, movimiento presente en los relojes de los astronautas que pisaron la luna.

Omega relanza el Calibre 321, para celebrar el aterrizaje del Apollo 11 en la luna

Omega anunció el regreso del venerado movimiento Calibre 321 a la producción de su fábrica, en la versión propia de la marca del Lemania 2310, mejor conocido como el CH 27, en el lenguaje Patek Philippe.

La importancia del Calibre 321 radica en que es uno de los movimientos de cronógrafo de rueda de columna más robustos que se hayan realizado, ya que inclusive, el Calibre 321 se incluyó en los relojes de los astronautas de la NASA que fueron a la luna.

Y Omega, plenamente consciente del peso de esta importancia, hizo todo lo posible para garantizar una segunda generación fiel y digna del Calibre 321 en 2019.

Bajo el nombre de un proyecto llamado “Alaska 11”, Omega reunió a un equipo especial para trabajar en los detalles del Calibre 321 según las especificaciones exactas del movimiento. Se dice que este esfuerzo les llevó dos años completos de trabajo.

Con el objetivo de basarse en un reloj en específico, el equipo buscó el Speedmaster ST 105.003 del astronauta del Apollo 17, Eugene “Gene” Cernan, el cual se encuentra en resguardo en un museo de la marca en Biena. Para obtener detalles precisos del reloj, el equipo realizó un escaneo tomográfico del modelo (no se reveló el método de escaneo tomográfico que fue utilizado, pero imaginemos que le realizaron una resonancia magnética similar a las que producen imágenes 3D de un objeto).

El Calibre 321 utilizado en el ST 105.003 de Gene Cernan proporcionó el modelo esencial para la segunda generación anunciada hoy. Lo que convierte a esta generación en una recreación muy fiel a la original.

Omega anunció que el Calibre 321 de segunda generación entrará en producción en las instalaciones de la marca en Biena, en un proceso que involucra a un equipo que trabaja en un taller de Omega dedicado específicamente a estudiar el Calibre 321.

No se han dado a conocer más detalles técnicos del Calibre 321 hasta este momento, pero Omega ha podido confirmar que el cabezal del reloj y el brazalete, serán ensamblados por el mismo relojero. Así que nosotros, los adictos a Speedy, tendremos que esperar a que pasen los próximos meses para tener más noticias. ¿Qué nuevo reloj tendrá este movimiento legendario? Aún no lo sabemos. Aunque, aparentemente, no será el clásico reloj de una tienda de recuerdos para conmemorar el 50 aniversario del aterrizaje lunar del Apolo 11.

Revolution recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos