Autos clásicos

La historia de los ancestros de la Jeep Gladiator

La Gladiator no es una idea nueva de Jeep, sino que tiene más de 70 años e incluso el nombre no es aleatorio y tiene origen en la historia de Jeep.

La historia de los ancestros de la Jeep Gladiator

Con la próxima llegada de la Gladiator, Jeep vuelve a la tradición de producir camionetas con altas capacidades off-road. Todo comenzó a finales de la década de 1940, para ser más específicos, en 1947, cuando Willys Overland presentó una camioneta con capacidad de cargar una tonelada con tracción en las cuatro ruedas basada en el CJ-2A.

De ahí en adelante la marca fue desarrollando más camionetas hasta que en 1992 decidió retirarse de este segmento. 26 años más tarde, tomando como base el Wrangler, Jeep reintegró al Gladiator a sus filas para ampliar la lista de esta clase de vehículos que tanto arraigo tienen en el norte de América.

Teniendo en cuenta la tradición de Jeep en el mundo de las camionetas, a continuación enlistamos a los modelos que han aparecido en los más de 70 años de historia de la marca:

Willys Jeep Pick-up (1947-1965)

Este vehículo fue el primer intento de Willys-Overland Motors para diversificar su gama de modelos comandada por el CJ-2A, por medio de una versión que incluyera una caja de carga capaz de transportar una tonelada. De la misma manera que el auto ícono de Jeep, este pickup disponía del mismo motor de 134 pulgadas cúbicas o 2.2 litros y la transmisión manual de tres velocidades.

Jeep FC-150/170 Pick-up (1957-1965)

Estos vehículos, pertenecientes a la serie Forward-Control, eran esencialmente camiones de trabajo. Lo que marcaba diferencia entre un modelo y otro era la distancia entre ejes que permitía una caja con más volumen de carga. Dado que tenían carrocerías compactas, eran perfectos para transportar grandes cargas a través de espacios reducidos. Durante su ciclo de vida, ambas pick-ups recibieron pocos cambios, aunque algunos modelos de 1959 y 1960 presentaban ejes delanteros y traseros totalmente flotantes, y algunos modelos FC-170 incluían ruedas traseras dobles y una transmisión manual de cuatro velocidades.

Jeep Gladiator / J-Series Pick-up (1963-1987)

Altamente parecido al Wagoneer, el Gladiator, que debutó en 1963, es la camioneta de Jeep que ha estado más años en producción, lo único que cambió fue el nombre, ya que en 1972 fue cambiado por J-Series.

Desde su debut fue ofrecido en dos configuraciones: el 120 J-200 y el 126 J-300, ambos presentaban una caja de transferencia Dana 20 y Dana 44s para los ejes delantero y trasero, y se ofrecieron con tracción trasera o en las cuatro ruedas. También ofrecía con una caja pequeña Thriftside y otra amplia Townside, además de que su conducción e interior eran bastante cómodos para su época.

Jeep CJ-8 Scrambler (1981-1985)

Este Scrambler era un Jeep similar al CJ-7, pero con una distancia entre ejes más larga. Conocido internacionalmente como CJ-8, estaba disponible en versiones de tapa dura o blanda.

Equipaba caja de transferencia y bloqueo de diferencial delantero manual para activar la tracción a las cuatro ruedas. La mayoría de los modelos incluían una transmisión manual de cuatro o cinco velocidades, pero una opción automática de tres cambios estuvo disponible al final de su producción en 1985.

Jeep Comanche / MJ (1986-1992)

Basado en la plataforma Cherokee y equipado de manera similar, el Comanche (también llamado MJ) es recordado por su diseño deportivo, así como por su comodidad y excelente manejo tanto en el asfalto como fuera de él. En un momento en que la demanda de camionetas aumentaba constantemente esta era la carta con la que Jeep se metía en el juego, caracterizándose por sus mayores capacidades off-road respecto a la competencia.

Además, esta camioneta se destacó por ser uno de los primeros vehículos propios de Jeep en utilizar la nueva suspensión Quadra-Link, en ofrecer dos tamaños de caja y en disponer de tracción trasera o en las cuatro ruedas.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos