Tecnología

Recordamos cuando Tesla se adelantó a los filtros biológicos en los autos

El 2016, Elon Musk ya pensaba en que podríamos enfrentarnos más adelante...

Recordamos cuando Tesla se adelantó a los filtros biológicos en los autos

A partir del lanzamiento del Tesla Model X en el año 2016, se dijo que la marca ha estado preocupada no solo por ofrecer los mejores estándares de seguridad a los pasajeros, sino también por intentar aislar sus vehículos de agentes contaminantes e incluso armas biológicas.

¿Pero, que es lo que lo hace tan especial?

El Tesla Model X ofrece filtros de aire acondicionado HEPA que son capaces de bloquear los elementos más pequeños de la atmósfera, incluído el COVID-19, fungiendo como una capa que lo hace prácticamente impenetrable al interior de la camioneta.

Gracias al éxito de la fórmula, Tesla extendió la protección al sedán de la marca, el Model S, con el fin de que su gama de productos estuviera preparada ante algún ataque “bioterrorista”. Si leíste bien, y aunque quizá esto puede sonar a una excelente campaña de marketing o asemejarse a alguna película de ciencia ficción, no es nada mas que una visión que tiene Elon Musk hacia el futuro, comenzando a implementar medidas de seguridad mucho más estrictas en su catálogo de modelos.

No cabe duda que este hombre se ha adelantado a su época y si me lo preguntan, es posible que en algún momento deje de vender vehículos para comenzar a ofrecer su tecnologia a los más importantes conglomerados de la industria. ¿No le vendría nada mal o si?

Ahora, tras la evidente preocupación de los clientes por la pandemia, se le ha cuestionado a Musk el motivo por el que el Tesla Model 3 aún no cuenta con esta protección biológica, y la causa es que, debido al gran espacio que requieren estos paneles, no sería posible adaptarlos al auto, como sí lo hace con sus modelos más grandes.

Otro de los ejemplares que posee este avanzado sistema de filtros es el recientemente lanzado Cybertruck, mismo que ya cuenta con varios pedidos en distintas partes del mundo y será vendido como modelo 2021.

Aire Acondicionado de nueva generación

Además de los filtros especiales, los automóviles Tesla poseen una configuración única de aire acondicionado, y cuando el usuario activa este modo, la velocidad del ventilador aumenta para enviar más aire a la cabina, creando una pequeña presión positiva dentro del automóvil.

Este concepto, común en la pintura de invernaderos, evita que las partículas externas entren al vehículo sin pasar por el filtro, y la recirculación se activa de forma parcial, lo que restringe aún más la entrada de aire al coche.

Para que la protección sea efectiva, las puertas, ventanas y el sunroof deben estar completamente cerrados, es por eso que se recomienda usarse solo en zonas de peligro de contagio, como lo podría ser el tránsito o en donde hay grandes multitudes de personas.

A continuación, te dejamos el video para que puedas conocer más a fondo los componentes que hacen realidad esta protección biológica.

Tesla Model X Biohazard Air Filter

Astrid Zapata recomienda

Cuéntanos que opinas