Autos clásicos

Aston Martin ya produce su edición especial del DB5 de James Bond

Cada unidad incluirá las armas y equipamientos desarrollados por Q para el súper espía, y tendrá un precio superior a los tres millones de dólares.

Aston Martin ya produce su edición especial del DB5 de James Bond

En 2018 y mucho antes de que la marca entrara en la crisis producida por las bajas ventas globales a causa del Coronavirus, Aston Martin había anunciado la intención de producir una serie limitada del DB5 que fuera usado por el súper agente 007 en la película Goldfinger.

Y ahora, con la Heritage Division en operaciones en la vieja factoria de Newport Pagnell, desde donde salieron las 900 producidas por la marca entre 1963 y 1965 del hermoso DB5, Aston Martin anuncia el inicio de la producción de esta serie limitada denominada Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation, una creación en conjunto con EON Producciones, los dueños de la franquicia de James Bond.

El DB5 vuelve a la línea de producción 55 años después de que dejara de producirse. Este modelo, que es parte de la serie Continuation iniciada en 2017 con el DB4 GT Continuation, y tendrá un precio de venta de £2,75 millones de libras esterlinas, unos 3,4 millones de dólares, eso más impuestos, y se producirán sólo 25 unidades.

Mucho dinero, pero el DB5 Goldfinger Continuation requiere de unas 4.500 horas de trabajo y será fabricado completamente a mano, utilizando un chasis de acero y carrocería fabricada en aluminio. Bajo el capó montará el seis cilindros en línea de cuatro litros original, con tres carburadores SU, capaz de generar unos 290 Hp. Estará asociado a una caja ZF manual de cinco cambios y contará con un diferencial mecánico y tracción trasera. 

No sólo eso, sino que incluirá una serie de elementos vistos en el DB5 que manejaba Sean Connery en la película de 1964. En el exterior contará con lanzadores de gases y de aceite trasero, un sistema giratorio con hasta tres opciones de patente, dos ametralladoras frontales escondidas, placas blindadas antibalas posteriores, un ariete de choque delantero y trasero, neumáticos impinchables y un techo remobible para el ejector de asientos. Por supuesto que las armas no son reales.

En el interior contará con varios elementos comunes hoy, como un navegador tipo radar y un teléfono móvil, aunque con diseño de los años 60. A eso agrega un apoyabrazos central con los mandos de las armas, un compartimento para armas bajo los asientos, el pomo de la palanca de cambios con un botón y un control remoto para otros opcionales. 

Todos los modelos llevarán el color plata original de la película Silver Birch. 

¿Eres joven y no te acuerdas del auto y sus trucos? Pues abajo te dejamos un pequeño extracto de Goldfinger y el fantástico Aston Martin DB5.

Goldfinger - DB5

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas