Test drive

El Nissan Sentra 2020 llega a Chile y nosotros ya lo probamos

La 8ª Generación evoluciona no solo a nivel diseño, sino también en cuanto a tecnología, manejo y refinamiento.

El Nissan Sentra 2020 llega a Chile y nosotros ya lo probamos

Luego de algunos retrasos debido a la crisis provocada por el Coronavirus, Nissan por fin está lista para presentar en el mercado chileno la octava generación de su sedán Sentra.

Todo lo relativo al modelo, versiones y precios lo conocernos esta semana, cuando Nissan Chile lo presente de manera oficial. Pero como anticipo a su debut lo pudimos manejar, para corroborar lo impresionante de sus mejoras. 

El Nissan Sentra es un producto con mucha tradición en nuestro mercado, aunque muchos no lo sepan. La primera generación que llegó a Chile fue la segunda (B11), comercializada bajo el nombre Sunny (Datsun y Nissan), mientras que la tercera (B12) llegó de México ya con el nombre Sentra.

Poco después apareció el V16 (modelo B13), y está por demás mencionar la relevancia que tuvo ese nombre no solo para la marca, sino para nuestra industria en general.

Como sucede con frecuencia, al llegar la quinta iteración se decidió que el modelo saliente se mantendría a la venta, con lo cual, el nuevo exponente cambió de nombre a Sentra para que ambos pudieran coexistir.

Con el mercado de Estados Unidos en mente, Nissan desarrolló las nuevas generaciones del Sentra para que fueran una opción más accesible a los líderes de aquel mercado, Corolla y Civic, lo que en consecuencia provocó que su sedán compacto fuera perdiendo características diferenciadoras hasta llegar a la generación anterior (la séptima).

El anterior Sentra era un producto que si bien, cumplía, era inferior a sus rivales prácticamente en todos los rubros. El manejo era soso, el desempeño mediocre y el refinamiento terrible. En Chile prácticamente ha pasado desapercibido en casi toda la década.

Pero Nissan ha tomado cartas en el asunto y está decidida no solo a cambiar la mala percepción que la última entrega nos dejó, sino a demostrar que es perfectamente capaz de entregar un producto atractivo y competitivo.

La octava generación

Luego de un debut muy discreto en el marco del pasado Autoshow de Los Ángeles 2019, el Nissan Sentra 2020 abre un nuevo capítulo tomando como sus argumentos principales: la seguridad y buen valor.

El nuevo Sentra luce muy bien, esto se debe a que es más bajo y más ancho que antes, además de que adopta el más reciente lenguaje de diseño de Nissan, mismo que comparte con su hermano mayor el Altima y el menor Versa, éste último tan bien logrado, que ha resultado un rotundo éxito en Chile.

Si bien, ya podríamos recriminar a Nissan que está aplicando el mismo diseño pero en distintos tamaños y tendríamos razón, lo cierto es que el nuevo estilo le viene muy bien al Sentra. Los faros con diseño de bumerang cuentan con tecnología de LED, la parrilla V-Motion le da una apariencia sólida y en general los trazos son muy agraciados.

Dependiendo de la versión, se puede elegir con carrocería bitono y llantas de 18”, lo que mejora todavía más el apartado visual. Sin temor a equivocarme, este nuevo Nissan Sentra 2020 es junto con el Mazda3 de los que se ven mejor de la categoría.

Pero el diseño si bien es importante puesto que el amor entra por los ojos, hay aspectos que son igualmente relevantes. Es decir, el Sentra anterior no era feo, pero sus deficiencias en cuestiones mecánicas y de manejo lo hacían un mal producto.

Para empezar, para reemplazar al débil 1.8 litros anterior, ahora Nissan opta por un nuevo bloque de 2.0 litros que entrega 149 Hp y 198 Nm de torque, esto representa incrementos del 20% y 16% en potencia y torque, respectivamente, en comparación con la mecánica de antes.

La suspensión posterior ahora es multilink y la marca ha dotado al Sentra de una plataforma más rígida y con muchos más elementos de aislamiento para reducir significativamente las filtraciones de ruido y así mejorar dramáticamente el refinamiento y calidad de marcha.

En cuanto a seguridad podemos esperar exactamente la misma estrategia que tomó la marca con la llegada del nuevo Versa. Es decir, 6 bolsas de aire, ABS, ESP, cámara de 360° (en algunas versiones), así como asistencias a la conducción tales como: Frenado Automático de emergencia, sensor de punto ciego y alerta de cambio de carril.

Interior

Puertas adentro nos encontramos con una cabina bien lograda tanto por diseño, como por ensamble y calidad de materiales. Quizás los plásticos de los bajos del tablero y paneles de puertas son de un nivel ligeramente inferior al resto del conjunto.

Punto a favor son las salidas de aire centrales de diseño circular, que le otorgan un look juvenil y atractivo, mientras que le permiten diferenciarse correctamente de sus hermanos Versa y Altima.

La pantalla central táctil montada en un formato tipo tablet es de 8” y la resolución es buena, mientras que la interfaz es fácil de operar. Hay además compatibilidad con Apple Carplay y Android Auto.

Siguiendo con el equipamiento, no falta prácticamente nada; desde el acceso y arranque mediante llave inteligente, sunroof, pantalla a color de 7” en el panel de instrumentos, climatizador automático de dos zonas, asientos con calefacción y enfriamiento, etc.

Por otra parte, aun cuando el diseño exterior es más bajo que antes, el espacio en la banca trasera es muy bueno, tanto para rodillas como para la cabeza. Si acaso se puede recriminar que las cabeceras traseras no son ajustables y que faltan salidas de aire atrás, pero por lo demás, se viaja muy bien en la banca posterior.

Manejo

Tras el volante, el Nissan Sentra 2020 cumple la promesa de entregar mejor manejo y calidad de marcha en comparación de su predecesor, el salto en ese sentido es en verdad notable.

Aísla bien el ruido exterior y la única queja aquí es que, al exigir un poco más al motor, el sonido del trabajo mecánico de la caja CVT se filtra más de lo ideal, aunque tampoco llega a ser molesto. Y bueno, es una realidad que así funcionan las transmisiones continuamente variables.

Al tener ahora una suspensión independiente atrás, se siente mucho mejor control en curvas, el Sentra se planta mejor que antes, se siente más estable y transmite mucha mayor confianza para ritmos de autopista.

La capacidad de respuesta mejoró bastante, pero al tener un 2 litros aspirado asociado a una transmisión CVT, está lejos de ser de los más rápidos de la categoría. Las aceleraciones y recuperaciones son más contundentes en el Volkswagen Jetta gracias a su 1.4 turbo o bien el Mazda3 debido a que el 2.5 litros es más grande y desarrolla más potencia.

Sin embargo, si lo comparamos con modelos como el KIA Cerato o Hyundai Elantra, ofrece un desempeño comparable, mientras que en el tema de los consumos debiera ser bueno. Lamentablemente, el tiempo que tuvimos para probarlo fue tan reducido, que resultó imposible hacer algún tipo de prueba de rendimiento.

Conclusión

El nuevo Sentra 2020 es un producto que ha evolucionado de manera notable no solo a nivel visual, sino lo más importante en cuanto a plataforma y mecánica. Dicho de otra forma, ahora se ve muy bien, pero además, hay sustancia detrás de la apariencia y eso es una gran noticia.

Sin embargo a diferencia del Versa, no llega a un segmento en donde la generalidad de sus rivales son mucho menos sofisticados. Por el contrario, la categoría de los sedanes medianos no solo es muy diversa, sino también muy peleada y prácticamente ninguno de los participantes es un producto deficiente. Por lo mismo, quizá no alcance con ofrecer un producto atractivo o competitivo.

Pero lo que es un hecho, es que es casi seguro que este auto podría volver a ser uno de los protagonistas del mercado chileno. Como siempre dependerá de los precios. 

Rubén Hoyo recomienda

Cuéntanos que opinas