Automovilismo

Toyota cierra el ciclo LMP1 con una tercera victoria en Le Mans

La marca japonesa dominó la carrera de 24 horas con el auto pilotado por Sebastien Buemi, Kazuki Nakajima y Brendon Hartley.

Toyota cierra el ciclo LMP1 con una tercera victoria en Le Mans

El ciclo de los impresionantes prototipos híbridos que han dominado las 24 Horas de Le Mans en las últimas 9 ediciones llega a su fin con el tercer triunfo consecutivo de Toyota, que, hay que decirlo, corrió prácticamente sólo tras el retiro de Audi primero y Porsche después.

En esta ocasión, la victoria fue para el auto número 8 pilotado por Sebastien Buemi, Kazuki Nakajima y Brendon Hartley, quienes aprovecharon una falla mecánica en el motor de la máquina número 7 (José María López, Mike Conway y Kamui Kobayashi), que les hizo perder media hora y, finalmente, la carrera.

El Toyota TS050 HYBRID #7 largó desde la pole y antes de la medianoche había conseguido una diferencia de más de una vuelta a su gran rival, el Toyota #8. Sin embargo, debió entrar a boxes por un problema en el turbo y Kobayashi tuvo que esperar sentado en el auto más de media hora antes de que los mecánicos descubrieran la falla. Volvió a la pista en cuarta posición y a seis vueltas del Toyota #7.

La tarea para Buemi, Nakajima y Hartley fue a partir de ahí sólo de control, y acabó la carrera con cinco vueltas de ventaja sobre el Rebellion R13 de Bruno Senna, Norman Nato y Gustavo Menezes. Es la tercera victoria consecutiva para Buemi y Nakajima, las dos anteriores en compañía de Fernando Alonso. 

El podio finalmente lo cerró el Toyota #8 tras superar al segundo Rebellion cuando debió parar el boxes por problemas en los frenos hacia el final de la carrera y no consiguió arrancar el motor con la suficiente rapidez.

Toyota cierra así su ciclo de nueve años en el WEC con su prototipo híbrido, donde consiguió tres victorias absolutas en las 24 Horas, tres títulos absolutos en el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC), 27 victorias absolutas y 63 podios. Pero no será el final de la marca en esta categoría, ya que Toyota confirmó que estará presente el próximo año cuando debute la nueva normativo de los híper deportivos. 

En lo que respecta a las otras categorías, la LMP2 contaba con 24 autos en competencia y la victoria quedó en manos del Oreca 07 #22 de United Autosport, conducido por Philip Hanson, Filipe Albuquerque y Paul di Resta, escoltado por otros dos Oreca, el primero del equipo británico JOTA y manejado por Anthony Davidson, Antonio Félix da Costa y Roberto González, y el segundo de Panis Racing pilotado por Nico Jamin, Julien Canal y Matthieu Vaxiviere. 

Y en la competitiva categoría GTE-Pro, que contaba con 8 autos en competencia, se dio un duro duelo entre Ferrari y Aston Martin, con victoria final del Vantage GTE #97 del equipo oficial Aston Martin Racing, con los pilotos Maxime Martin, Alex Lynn y Harry Tincknell, que le ganó por poco más de un minuto y medio al Ferrari 488 GTE EVO del AF Corse manejado por Alessandro Pier Guidi, James Calado y Daniel Serra, con el segundo Aston Martin (Nicki Thiim, Marco Sorensen y Richard Westbrook) cerrando el podio.

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas