Autoshows

Beijing 2020: debuta el Changan Oshan X5

Se trata de una nueva submarca del fabricante chino que se estrena con un SUV medio.

Beijing 2020: debuta el Changan Oshan X5

Si bien su debut mundial se produjo hace unas semanas en el Salón de Chongqing, el Autoshow de Beijing 2020 es la primera gran vitrina mundial para el nuevo Changan Oshan X5, el segundo modelo de su nueva submarca creada en 2018. Se trata de un SUV del segmento medio, que destaca por su diseño, tecnología y conectividad. ¿Pero qué es Oshan?

Como parte de su estrategia de transformación lanzada en 2017, la división de vehículos comerciales de Changan se convirtió oficialmente en Changan Oshan, con el objetivo de crear una gama de modelos de pasajeros más atractiva para China y los mercados internacionales. 

En el Salón de Beijing de 2018 se estrenó el Oshan COSMOS, una minivan de 4,8 metros de largo que hizo debutar el lenguaje de diseño de la nueva submarca, y en 2019 se lanzó el Oshan X7, primer SUV, que luce una estética más moderna y acabada, con un frontal de gran tamaño y proporciones muy atractivas.

En Changan Oshan X5 que ahora nos convoca también se fabrica en la plataforma modular MPA de la marca. Mide 4,49 metros de largo, 1,86 metros de ancho, 1,58 metros de alto y tiene 2,71 metros entre los ejes, medidas estándar para el segmento SUV-C. 

El diseño denominado “light design aesthetics” nos trae a colación algunos modelos de Maserati, con la parrilla hexagonal con entramado tipo "cascada" de gran tamaño, las tomas de aire en forma de C, luces LED en forma de tiras, un parachoques muy deportivo. 

La silueta es proporcionada y agresiva, con nervaduras marcadas que le dan un look tridumensional, ruedas negras de gran tamaño y una forma en C del pilar trasero. En la zaga, en tanto, destacan un spoiler que alarga la línea del techo, un difusor bajo, doble salida de escape en las esquinas y el mismo diseño 3D de luces LED.

Por dentro hay una buena percepción de calidad, con un ambiente bitono y tapiz de cuero, pero un diseño menos jugado que por fuera. Destacan, como siempre en estos modelos chinos, los marcadores digitales y una gran pantalla táctil central, salidas de aire cromadas y una consola central alta y diseñada con un material simil fibra de carbono.

Bajo el capó hay un bloque de cuatro cilindros turboalimentado de 1.5 litros, que eroga 180 Hp y 300 Nm de par, acoplado a una transmisión automática de doble embrague y siete cambios, que envía el par al eje delantero.

Este será uno de los modelos de nueva generación que Changan pretende exportar a mercados internacionales, así que de seguro lo veremos en Chile.

https://www.facebook.com/watch/?v=308073957163859

 

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas