Vende tu auto
Test drive

Test drive Ford Territory 2021: es distinto, pero no está nada de mal

El nuevo SUV de la marca llega desde China y ofrece un amplio equipamiento de confort y seguridad.

Test drive Ford Territory 2021: es distinto, pero no está nada de mal

Hace unos meses, Ford anunció su intención en concentrar sus esfuerzos latinoamericanos en los dos segmentos de mercado donde tiene fortalezas más claras: las pick-ups y los SUV. Dijo adiós así a modelos icónicos para la marca, como el Fiesta y el Focus, y de paso indicó que la gama de productos se incrementaría significativamente.

Uno de estas adiciones a su gama es el nuevo Territory, el lanzamiento más importante para la marca este año, un SUV mediano que complementa su oferta y se coloca entre el Ecosport y la Escape, pese a que es más grande. Mide 4,58 metros de largo, 1,93 metros de ancho y 2,71 metros entre los ejes, medidas que están dentro de la norma del segmento.

El Territory tiene varias cosas que lo hacen único en la oferta de Ford: llega a Latinoamérica desde China, es producido en conjunto con un socio local (JMC) y apuesta a distinguirse por su amplio equipamiento de confort y seguridad. Si quieres conocerlo en detalle, puedes ver nuestra nota de lanzamiento o ingresar a nuestro catálogo, donde podrás comparar las dos versiones a la venta en el país.

La Ford Territory se comercializa en Chile en versiones Trend y Titanium, ambas con el mismo tren motriz y diferenciadas por equipamiento, con precios de $17.890.000 y $20.390.000, respectivamente.

Un producto atípico

Seguramente lo sabes, pero la Ford Territory es un modelo desarrollado por Jiangling Motors Corporation (JMC), con quien Ford tiene un joint venture para producir vehículos en China. Se fabrica en el Dragón Asiático y se comercializa localmente bajo el nombre de JMC Yusheng S330.

Lo que aquí tenemos es básicamente lo mismo que nos ofrece Chevrolet desde hace un rato con la Captiva y el nuevo Groove. Aquellos son modelos fabericados por Baojun para el mercado local y que se exportan con el logo de Chevrolet, este es un JMC exportado como Ford. Pero a priori te adelanto que no se siente como un Ford.

Vamos al diseño, donde lo único que realmente nos recuerda a un Ford es el logo del óvalo azul puesto en el frontal y en la parte trasera. El resto de las líneas no las recuerdo ni en una Ecosport, ni en un Escape, ni en una Explorer. Sí en un Land Rover Evoque, especialmente la cintura ascendente y la silueta de la parte posterior. Y aunque Ford le dibuja una parrilla ovalada para asemejarlo a sus otros SUV, la inclinación, la unión con los focos y el parachoques nos muestran un auto que no encaja en los mismos patrones. 

En todo caso, a simple vista se ve como un modelo elegante, moderno y proporcionado. Personalmente me gusta. Ford le añade muchos detalles de calidad que nos rememoran algunos de sus modelos, como el piano black en la parrilla, las puntas cromadas, los faros LED con luces DRL y neblineros, que son de serie, y las ruedas de 18 pulgadas con unas elegantes llantas bicolor.

Muy del origen es la cintura ascendente y el oscurecimiento de los pilares traseros para dar la sensación de techo flotante. En la zaga destaca un listín cromado que une los grupos ópticos, y la doble salida de escape con una especie de difusor fabricado en plástico cromado.

Nuevamente, hay poco Ford en el diseño pero el Territory se ve muy bien. Al menos a nosotros nos gusta su diseño.

Habitáculo muy agradable

Lo mejor del Territory está por dentro, aunque hay que decirlo, si no fuera por el logo del óvalo en el volante no sabría de qué marca es su SUV.

Lo que más impacta es lo enorme del habitáculo, especialmente en las plazas traseras, donde caben trea adultos sin problema. La clave es el gran espacio para las piernas y la cabeza, la buena anchura a la altura de los hombros, y el Ford (o JMC) diseñó una banqueta plana y blanda, con un túnel central bajo, que hace que la plaza central sea muy utilizable.

En este lugar hay, además, tres cinturones de tres puntas, apoyacabezas independientes, salida de aire y un puerto USB. El único "pero" es que por el diseño de los vidrios, un niño pequeño puede sentirse muy encerrado atrás.

Vamos a las plazas delanteras. Son blandas y cómodas, y además acogen muy bien el cuerpo. Son asientos tapizados en cuero, con ajustes eléctricos y con climazatización (frío y calor), algo poco común en este segmento. Si consideramos que el volante también cuenta con doble ajuste, podemos asegurarte que te tomará pocos segundos encontrar la mejor posición de manejo.

Al menos nuestra versión de pruebas nos ofrece un tablero totalmente digital de 10 pulgadas, con tres diseños preconfigurados, y que es sumamente fácil de manejar desde el volante. Nos gustó un poco menos el sistema de infoentretenimiento de 10" denominado SYNC Touch, un mundo paralelo al extraordinario SYNC que conocemos de los productos producidos en este lado del mundo.

Si bien impresiona la forma es que se puede mover la pantalla con los dedos, abriendo o cerrando mundos (climatización, teléfono, apps, música), la interfaz es algo confusa y la ausencia de botones de acceso directo hace poco sencilla su manipulación. Creo que puede ser un tema de tiempo, de acostumbrarse a sus usos, pero al menos a nosotros nos costó un poco, al punto de que tuve que detener el auto para poder sintonizar una radio distinta a la que tenía puesta.

Hay un mando central, pero sólo es útil para el volumen. Al menos eso me pareció. Insisto, creo que es cosa de tiempo y de costumbre, pero no es tan intuitivo.

El ambiente interior es muy bueno. Hay materiales de calidad, o al menos se sienten de calidad, como un símil de madera en puertas y tablero, elementos cromados que simulan aluminio, plásticos blandos al tacto, cuero e incluso polímeros que simulan materiales con costuras a la vista.

El punto negro en esta materia es el volumen del maletero, de sólo 420 litros, muy por debajo de muchos competidores. Y además, el hecho de que bajo el piso se guarda un neumático de uso temporal. 

Abundante contenido

Este es el punto donde Ford ha puesto sus esfuerzos para hacer de la Territory un SUV competitivo frente a rivales como un Mazda CX-5, un Toyota RAV4 y un Volkswagen Tiguan, por nombrar a tres.

El paquete de seguridad es impresionante, ya que se ofrece se serie con seis airbags, frenos ABS con EBD, controles de tracción y estabilidad, cinturones de seguridad de tres puntas en todas las plazas, apoyacabezas en todos los asientos, anclajes isofix, sensor trasero con cámara de retroceso, monitor de presión de neumáticos y asistente de partida en pendiente.

Nuestra versión de pruebas añade a lo anterior sensor delantero y de lluvia, luces automáticas, y el paquete de Ford Co Pilot 360, que incluye cinco asistencias adicionales: alerta de colisión frontal con frenado de automático de emergencia, aviso de punto ciego, alerta de cambio de carril, control de velocidad crucero adaptativo con sistema "Stop & Go" y una espectacular cámara de visión 360°, que te muestra el Territory desde arriba como si fuera un video juego.

No tenemos resultados de pruebas choque en estas latitudes, pero en China, su símil JMC Yusheng S330 fue evaluado con cinco estrellas, lo que nos da una idea.

Si nos vamos a confort, el Territory incluye de serie luces Full LED con neblineros, barras longitudinales, llantas aro 17, techo panorámico con apertura eléctrica, tapiz de cuero, climatizador digital, vidrios y espejos eléctricos (y calefaccionados9, sensores traseros con cámara, volante multifunción, freno de mano eléctrico, sistema de audio con seis parlantes y control crucero, además del mencionado sistema SYNC Touch con conectividad a Apple CarPlay y Android Auto.

Nuestra unidad de pruebas añade a eso los mencionados asientos delanteros con ajuste eléctrico y climatizados, sensores delanteros, espejos exteriores abatibles eléctricamente, llantas de 18", techo bitono en color negro, sistema de audio con 8 parlantes, luces ambientales y el clúster digital.

La mecánica y el manejo

Como te contábamos al inicio, pese a que la tapa de motor incluye la inscripción Ecoboost, el tren motriz no es Ford sino JMC. Se trata de un 1.5 litros turbo que eroga 143 Hp de potencia y 225 Nm de par, asociado a una caja CVT que envía el par al eje delantero. Esta caja es variable continua, pese a que tiene preconfigurada ocho relacionales.

Un paquete raro para un Ford, pero nada extraño para el origen, ya que es una configuración muy habitual en los SUV de origen chino.

El comportamiento dinámico es similar al que podemos encontrar en otros modelos del origen, donde el foco está puesto en el conf0rt de marcha. Y dicho esto, agregamos que es posible hacer muchos kilómetros en este auto porque los asientos son muy cómodos, la insonorización del habitáculo es excelente y gracias al techo panorámico tenemos mucha luz interior

Ahora, el motor ofrece un buen nivel de potencia y par, disponible a plenitud en un amplio rango de marcha (entre 1.500 y 4.000 rpm). Diría que es más que suficiente para mover la Territory en cualquier escenario. Aún así se siente poco vigoroso, poco ágil, y para ciertos paladares se sentirá muy lento.

El problema no es del motor, sino de la gestión de la caja CVT, cuyo foco es la eficiencia y tiende a aletargar cualquier intento de empuje del motor. Las cajas CVT transmiten una respuesta artificial y normalmente lenta independiente de cómo se pise el acelerador. Todo es sueve y progresivo cuando se maneja despacio, pero es poco fluido y muy desesperante cuando se necesita energía. Y como suele pasar, la caja sobre reacciona, eleva el régimen y genera demasiado ruido. No es culpa de Ford, es culpa de las CVT.

Volvamos al Territory. Para el 80% de la gente, la respuesta que tendrá el motor gestionado por esta caja será la adecuada, suave y progresiva, sobre todo si lo que busca es un buen andar y no un manejo dinámico. Además consume menos combustible, lo que es un plus en esta época. 

La marca indica que el Territory homologa 9,5 km/litro en ciudad y 14,7 km/litro en carretera, con un mixto de 12,2 km/l. A nosotros nos dio menos de 9 en ciudad y menos de 14 en carretera (aunque no pudimos hacer muchos kilómetros), con un mixto (o ciclo urbano moderno) de 11 km/litro. Nada mal.

Hay ciertas vibraciones en el pedal cuando estamos en ralentí con la caja engranada en directa, y que se sienten en el volante, pero no es realmente molesto. Diría que es muy cómodo para manejarlo en la ciudad y mejor aún en carretera, donde el crucero a 120 km/h se consigue alrededor de las 2.000 rpm. 

La suspensión está enfocada en el confort, por lo que es blanda. Quizás demasiado para mi gusto, y podemos llegar a golpear si nos pasamos de largo un lomo de toro. Hay algo de sequedad en malor pavimentos (¿será culpa del perfil de los neumáticos?), y ciertos rebortes cuando el pavimento está deformado, pero en general se siente cómodo.

Si aceleramos en curva habrá rolido lateral de la carrocería, nada peligroso porque se siente bastante aplomado, y también cabeceos. Es lo normal en un SUV de este tipo.

La dirección es liviana y algo artificial, muy al estilo de la industria china. Es cómoda en la ciudad y lenta de reacciones en velocidad. Incluso, tiende a flotar cuando vamos en carretera. En todo caso es fácil de llevar en cualquier condición. 

Conclusión

La Territory es la nueva propuesta de Ford, arriesgada por el tipo de producto y su origen, y tenemos claro que no será la última sorpresa de la marca del óvalo para nuestros mercados. Es un modelo sin identidad Ford pero muy agradable a la vista, con un muy correcto manejo (aunque reconozco que no soy fan de este tipo de dinámica), un interior espectacular y un paquete de equipamientos de confort y seguridad sobresaliente.

¿Recomendable? Sin duda, si necesita un SUV gigante por dentro, si le gustan los autos blanditos y fáciles de llevar, que son muy cómodos en el interior y están bien equipados. No, si es un fanático de Ford, porque se decepcionará al no encontrar nada que le recuerde a un modelo de la marca del óvalo.

El tema es su precio. Si bien los 20 millones de pesos de nuestra versión de pruebas están justificados por el paquete de equipamientos, siento que hay mejores opciones en otras marcas, modelos con mejor andar, aunque menos equipados. Finalmente serán las necesidades del usuario las que definirán su compra.

Test drive Ford Territory 2021

10 Cosas que debes saber de Ford Territory

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas