Vende tu auto
Automovilismo

Ferrari le hace ojitos a la IndyCar

Podría sumarse como proveedor de motores en 2023, cuando la serie de monoplazas cambie su reglamento.

Ferrari le hace ojitos a la IndyCar

Seguramente, la temporada 2020 será tachada de la historia de Ferrari, al menos de los libros de la Scudería, la división deportiva del fabricante de Maranello. Y cuando el prestigio cosechado por décadas está en riesgo, siempre es bueno mirar algunas alternativas.

En mayo de este año, el italiano Mattia Binotto, máximo responsable del equipo de Fórmula 1, admitió que legendaria marca de Maranello estaba pensando en participar en IndyCar. Esto podría ocurrir en 2023, según Penske Entertainment, empresa propietaria de la especialidad de monoplazas estadounidense.

La negociación entre ambas partes ya está en marcha y el objetivo es que Ferrari desembarque como motorista bajo el nuevo reglamento técnico, que permitirá la utilización de motores híbridos de 2.4 litros en reemplazo de los actuales V6 biturbo de 2.2 litros que alistan Honda Chevrolet.

“Atraer constructores adicionales es una de nuestras estrategias clave para el IndyCar. Estamos en conversaciones con varias empresas diferentes que están interesadas en sumarse a la categoría. Ferrari es una de esas marcas que ha mostrado interés y seguimos en conversaciones con ellos sobre la oportunidad de unirse”, afirmó Roger Penske, máximo responsable de la compañía promotora, a Autosport.

La última vez que IndyCar tuvo tres motoristas que se alternaron por la victoria fue en la temporada 2005, cuando a Honda y Chevrolet se sumó Toyota. Sin embargo, hace ocho años que no hay un tercer fabricante. En 2012 ingresó Lotus, aunque su proyecto duró lo que un suspiro ante la falta de potencia de los impulsores.

Automundo recomienda

Cuéntanos que opinas