Vende tu auto
Novedades

Malasia diseña algo más que los autos de Protón

Este conceptual obra de un ex diseñador de la marca malaya no es más que un ejercicio de diseño para enseñanza.

Malasia diseña algo más que los autos de Protón

Por si no lo sabe, Proton es una marca de origen malayo y se comercializó en Chile en los años 90 con relativo éxito. Hace sólo unos años hubo un intento fallido de reinsertarla en el país por parte de Andes Motors (Grupo Kaufmann), pero en cuatro años se vendieron apenas 128 unidades (según cifras de ANAC), y con esas cifras, Proton desapareció de Chile a fines de 2019.

Proton es una de las empresas más representativas de Malasia, pero no por ello es exitosa. En 2017 fue adquirida por el gigante chino Geely, y de su mano ha iniciado un lento renacer, con una nueva gama enfocada en el Sudeste Asiático. Pero ahora, gracias al sitio especializado Paultan, nos llega una interesante propuesta de un deportivo malayo.

Lo primero es acalarar es que los render que se exhiben aquí no están asociados a ningún proyecto específico que esté en desarrollo, sino que son el trabajo de un ex diseñador de Proton, que constantamente está explorando nuevas ideas relacionadas con el diseño automotriz, como parte de su trabajo en la enseñanza en instituciones de educación superior.

El nombre en cuestión es el de Saharudin Busri, quien ahora es jefe de diseño industrial en el Centro Nacional de Investigación y Desarrollo de Malasia, quien ahora presenta un diseño denominado Malaysian SportsCar o Auto Deportivo Malayo.

Obviamente que el aspecto es futurista en todas sus líneas, con líneas muy angulosas, una cabina centralizada y la opción de colocar el motor adelante o al centro. Según Busri, se inspiró en el Aston Martin DB10, aquel prototipo basado en el DBS que la marca británica diseño y construyó en exclusiva para la película de James Bond "Spectre".

La silueta nos deja ver una cintura alta y ascendente, unos pasos de rueda muy marcados y musculosos, y una zaga mucho más alta que la trompa. Hay algunos elementos aerodinámicos muy llamativos, como unos canalizadores de aire laterales por detrás de las ruedas delanteras y un enorme difusor posterior, pero sorprendentemente no hay alerón ni spoiler.

Un dato más es el uso del hibisco, la flor nacional de Malasia, que se aprecia en el centro de las ruedas, los faros traseros y en los laterales. 

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas