Vende tu auto
Lanzamientos

Audi RS Q8 2022, el bestial SUV alemán ya pisa suelo chileno

La versión más potente del Q8 fue por unos años el SUV más rápido de Nürburgring y eso ya es una credencial suficiente para avalar su performance.

Audi RS Q8 2022, el bestial SUV alemán ya pisa suelo chileno

Me van a perdonar, pero necesito desatorarme y este es el mejor momento para hacerlo. En los medios de autos, influencers de autos, redes sociales de autos y todo lo que tenga que ver con autos, está muy manoseada la palabra "bestial" o "brutal" a la hora de describir un auto con prestaciones deportivas y yo no puedo estar más en desacuerdo. 

No todos los autos deportivos son brutales o bestiales, por mucho que sus cifras de potencia sean altas. Un hot hatch jamás será un auto brutal o bestial y tampoco lo será un convertible. ¿Han leído cuentos o visto películas de ciencia ficción y fantasía? ¿Saben cómo son las bestias o las criaturas brutas? Son enormes, imponentes, feas, imprimen miedo y terror. En muchos casos, muy difíciles de dominar. ¿Una Ferrari? Jamás será brutal o bestial. ¿Un Honda NSX? Lo siento, no tiene nada de brutal. ¿Un Audi RS Q8? Ese si es un auto bestial.

El RS Q8 se lanzó al mercado el 2019, como modelo 2020 y lo hizo en el color de una bestia, Hulk. Es un SUV enorme, con algo de la fibra que puede aportarle el lenguaje de diseño de Audi, pero mutado en un formato descomunal. Se tomo unos años en llegar a Chile y lo hizo de manera bastante discreta, sin embargo, no pasó desapercibido a los ojos de los siempre atentos spotters de nuestro país, quienes lo espiaron rápidamente en el Audi Zentrum de Santiago, previo a que la marca decidiera anunciarlo de manera oficial.

Brutalista

Más aun de color plateado, se logra uno dar cuenta de su diseño monolítico, solido, con no más pliegues que los pasos de rueda marcados. Es realmente brutal, en cuanto a su tamaño (5.012 mm de largo, 2.998 mm entre ejes, 605 L en el maletero) y en cuanto a sus proporciones, realzadas por los faldones del color de la carrocería o esas enormes llantas de 23". 

La parte bestial viene de la mano de esa enorme parrilla singleframe con marco negro e insignia negra, al punto que de golpe de vista solo se ve una enorme boca negra flanqueada por los focos Matrix LED de alta definición; un verdadero terror verlo acercarse a alta velocidad por tu retrovisor.

En la zaga, el ancho de los focos (con tecnología LED y encendido secuencial) y los escapes en ambos extremos, realzan el volumen de este auto y es probablemente uno de los ángulos desde donde más grande se ve el Q8, para quienes han pillado alguna unidad en la calle.

El corazón de la bestia

En Chile sabemos que hay dos Lamborghini Urus, los cuales llegaron al país por importación directa, puesto que la marca del toro hace bastante que dejo nuestras tierras. Así que el RS Q8, que está emparentado con el Urus, es lo más cerca que estarás de su performance dinámico (obviando a las versiones híbridas de la Cayenne Turbo S).

En este caso hablamos de un motor V8 4.0 TFSI Biturbo con microhibridación, el cual entrega 600 Hp y 800 Nm de torque, potencia que se reparte a las cuatro ruedas cortesía del sistema de tracción quattro, el cual cuenta con control de par selectivo por rueda y diferencial deportivo (activo, me atrevería a decir). Junto a una caja automática de ocho velocidades, logra los 100 km/h en 3,8 segundos y una velocidad punta de 250 km/h, si bien sabemos que con un paquete especial, ese limitador se puede correr hasta los 305 km/h. Solo por si te interesa saber, el RS Q8 tiene un consumo mixto de 8,3 km/l.

Para domar a la bestia, Audi ofrece algunos modos de manejo (Dynamic, Comfort, Auto, Individual, Efficiency, Off Road, All Road y dos modos RS configurables), suspensión deportiva neumática adaptativa y estabilización activa de balanceo, así como enormes frenos de compuesto cerámico y eje trasero direccional.

¿Y el resto?

Por dentro, el departamento Audi Sport ha puesto sus toques deportivos, como las butacas tapizadas en cuero Valcona perforado, con costuras en forma de rombos, climatizados y con masaje, o el volante recortado tapizado en Alcántara y los insertos en textura Carbon Twill, detalles que acompañan al sistema de iluminación ambiental con 30 colores o las cortinillas eléctricas para los pasajeros. Audi Sport también metió mano en lo multimedia, adicionando un menú RS con información específica de performance (temperatura,
presión de neumáticos, inclinación de la carrocería y fuerza G)

Y en cuanto a tecnología, todas son obviedades esperables en un auto tan exclusivo como es el RS Q8, desde su sistema multimedia MMI con doble pantalla y completa conectividad, la climatización en cuatro zonas, el cuadro de instrumentos Virtual Cockpit de 12,3", el sistema de audio Bang & Olufsen con 17 parlantes y 730 watts de potencia, más todas las asistencias de seguridad que puede ofrecer la marca de Ingolstadt, incluyendo el sistema Audi Pre sense con frenado automático de emergencia, asistentes de cambio de carril, monitor de punto ciego y trafico cruzado, control crucero adaptativo, asistente pilotado de estacionamiento con cámaras en 360 grados entre otros.

El nuevo RS Q8 cuenta solamente con una versión configurable y llega con un precio que va desde los $162 millones de pesos. Ayayai.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas