Vende tu auto
Tecnología

Gran Turismo 7, un mes a prueba

Este es por lejos el mejor Gran Turismo de todos desde GT4. Solo le faltan más autos y dejar que el equipo de Polyphony siga actualizando mensualmente el juego.

Gran Turismo 7, un mes a prueba

Yo me estaba oponiendo a jugar Gran Turismo 7 antes de poder ponerle mis manos a una consola de nueva generación, pero fueron tantas las ansias, que aprovechando la compatibilidad con PlayStation 4, decidí comprar y bajar el juego. Aquí Sony no nos auspicia con copias del juego ni nos presta consolas, soy yo como fanático de la saga Gran Turismo, quien compró este juego, el que además es mi primera copia completa digital de Gran Turismo; tengo todos los otros Gran Turismo en disco, desde el primero.

Y es que las expectativas son altas para cualquier entrega de este simulador, por la importancia cultural, comercial y tecnológica que ofrece. Fue Gran Turismo el juego que popularizó a los juegos de simulación de carrera, ha sido siempre uno de los juegos más vendidos de PlayStation (incluso, fue el más vendido en su primera versión) y además es uno de los juegos que más le ha servido a Sony para mostrar el potencial de cada generación de PlayStation. Culturalmente hablando, este juego fue el que nos introdujo en el mundo JDM y estoy seguro que muchos de ustedes saben de ciertos autos, solo porque los conocieron leyendo y jugando en Gran Turismo, algo en lo que muchísimos fabricantes han capitalizado. Además, gracias a Gran Turismo Sport, se ha abierto una nueva arista con la profesionalización de torneos virtuales y campeonatos oficiales.

Para esta séptima entrega, la idea era volver donde habíamos quedado con GT6 tras el exitoso pero arriesgado experimento que fue GT Sport. Pero por otro lado, los fanáticos más de vieja escuela (como uno) querían volver a tener algo más cercano a la experiencia de GT4: los autos usados, el taller de piezas, la ciudad, las carreras offline, hasta el lavado de autos. Kazunori Yamauchi cumplió y el mismo en sus palabras señaló que GT7 sería una mezcla perfecta del pasado, presente y también del futuro de Gran Turismo: ver para creer.

Especificaciones técnicas

GT7 se ofrece en tres versiones: para PS5, PS4 Pro y PS4. Lógicamente las versiones de PS5 son las mejores porque tienes todo el potencial de la consola de última generación, con tiempos de carga super rápidos, el control con soporte háptico y por supuesto, graficas con raytracing que permiten reflejos de luz y color muy realistas. PS4 Pro (que es mi consola) no tiene esas tecnologías, pero aun así ofrece una muy buena velocidad de carga, resolución en 4K y una experiencia visual sin tanta perdida en FPS. PS4 es más lenta, solo ofrece Full HD, pero increíblemente, logra ofrecer una experiencia grafica espectacular para un juego de nueva generación. Si pones las tres versiones juntas, veras diferencias en la resolución final y en la cantidad de elementos visibles en pista (público, arbustos, etc.) pero la experiencia en jugabilidad y la calidad general es exactamente la misma.

Bienvenido al mundo de GT7

Tras la siempre emotiva secuencia de introducción, la que narra la historia del automóvil, llegamos al menú principal que vuelve a mostrarnos una ciudad con distintos lugares, tal como los mapas de los primeros Gran Turismo. Este mapa ahora es en 3D y cuenta con cambios de luz y horario. En un inicio prácticamente toda la ciudad estará bloqueada, pero conforme vayas avanzando, podrás ir desbloqueando todos los lugares. El núcleo de Gran Turismo 7 es el GT Café, donde te espera Luca, uno de los tantos NPC (non playable character; personajes no jugables) que tiene GT7 y que le aportan una vibra más cercana a la de un juego de RPG. En el GT Café accederás a distintos "menú" con metas que debes ir cumpliendo. La gran mayoría son competir en carreras de cierto estilo y ganar tres autos para tu colección si es que triunfas en cada carrera. Además, según el auto que tengas, puede que te aparezcan NPC reales como el caso de Tom Matano (por ejemplo) que te contará detalles de la historia del Mazda Miata que el mismo diseñó (si es que llegas con un MX-5 al café). Hay quienes no les ha gustado este estilo de juego tan guiado, pero ayuda mucho a los jugadores más casuales a que vivan la experiencia Gran Turismo completa, aprendiendo a manejar con autos más lentos primero y luego ir subiendo la vara. De hecho había olvidado lo entretenido que es meterse a carreras con autos de la talla del Honda Fit, el Mini Cooper original o el Volkswagen Golf GTI de primera generación, con ritmos más trabados y rivales más amontonados.

En el camino, iremos desbloqueando todas las funciones del juego. Algunas son más recientes como el modo online, que técnicamente es Gran Turismo Sport y otras vienen del pasado, completamente remasterizadas como la sección GT Auto, donde puedes lavar tu auto, cambiarle el aceite, restaurarlo, ponerle un kit de ensanche, jaula, llantas, algunos accesorios menores y decorarlo como tú quieras con distintos colores y patrocinadores. Obvio que ya subí los logos de Autocosmos para que los busques y los uses en tu auto. El taller de modificaciones también está de regreso con piezas mecánicas para tu auto. En el caso de los frenos, Brembo es uno de los socios de Gran Turismo, así que podrás usar frenos con su tecnología y personalizar sus cálipers.

Daños: pocos pero visibles. Aquí, por sacar la cola muy fuerte en un ovalo, le pegué a mi Mustang Mach 1. También puedes volcar tu auto.

Los autos

Gran Turismo 7 tiene de momento una oferta con más de 400 autos, todos de altísima calidad y lleno de detalles que francamente te vuelan la cabeza. Lo más interesante de esto es poder subirse a autos y admirarlos como si fuesen reales. Por ejemplo, yo siempre he sido un fan de la marca inglesa TVR, pero nunca había visto -siquiera en fotos- el interior de un Tuscan Speed 6 y poder apreciarlo con todos sus detalles fue realmente impresionante. Lo que si se echa mucho de menos es una oferta más amplia de autos, algo en lo que Forza para PC y Xbox superan pero por lejos a Gran Turismo. Por ejemplo, encuentro insólito que no cuente con un Kia Stinger o con los modelos N de Hyundai, o modelos de la talla del Peugeot 106 XSI, algún Renault Clio más antiguo, variantes M Performance de BMW o mayor variedad de modelos AMG o Audi RS. En fin, mi lista de autos que faltan es enorme, pero por otro lado me alegro de tener al GR Yaris o al nuevo Nissan Z entre los modelos más frescos, autos eléctricos como el Porsche Taycan o también increibles clásicos como el Fiat 500 o la entrañable Kombi de Volkswagen.

Ya que hablo de los autos, estos podrás comprarlos en una sección de autos nuevos, un concesionario de autos usados que cambia diariamente y una sección auspiciada por Hagerty's (si, los mismos de las subastas de autos exclusivos) para adquirir los autos más valiosos del juego. Ojo, que hay autos que se van agotando y que tendrás que esperar un buen tiempo para que vuelvan a aparecer o, por otro lado, recibir una invitación si se trata de modelos exóticos, tal como en la vida real. Además, los precios de los autos usados y clásicos, son reflejo absoluto de la realidad. Ya no es como antes que podías conseguir un Honda NSX por la mitad del precio que uno nuevo. Si alguna vez te espantaste en Internet con los precios de los futuros youngtimers y neoclásicos japoneses, bueno, te sucederá lo mismo cuando veas lo que cuesta un Nissan Skyline GT-R, un Toyota Supra, un Impreza 22B o un Mitsubishi Lancer Evolution TME en Gran Turismo 7.

En la pista

A la hora de correr hay tres puntos muy importantes donde quiero hacer hincapié:

  • Emulación técnica: si se trata de simulación, Gran Turismo 7 dio en el clavo en todos los aspectos. Sin ser un simulador crudo y puro como rFactor o Assetto Corsa, logra una fidelidad increíble que le gustará mucho a quienes no les gustan los videojuegos porque no se parecen a la realidad. Aquí todo es completamente efectivo, desde los compuestos de los neumáticos y su desgaste, como cambia el auto con o sin combustible, que pasa si sacas una rueda de la pista o si se te desequilibra el auto al tomar mal una linea de carrera. Si eres de los que corre en la vida real, podrás aplicar todos tus instintos en este juego y el auto te responderá de manera acorde. Lo que poderosamente me llama la atención es que el equipo de GT por fin logró que jugar con un control también se sienta realista en los movimientos, en especial para personas como yo que no tenemos donde instalar un volante digital.
  • Dificultad: cosas buenas y cosas malas. Los rivales son mucho más competitivos y se meterán en tu linea de carrera, te taparán, te ganaran una frenada, te harán la carrera mucho más difícil, pero por otro lado, en algunas circunstancias, no son los más éticos y muchas veces te jugaran sucio pero porque actúan como si no estuvieras ahí, de manera poco natural. Sabemos que Polyphony Digital y Sony están trabajando en un sistema llamado Sophy de conducción alimentada por Inteligencia Artificial, lo que podría mejorar muchísimo este ítem. Debo hacer una importante mención: cuando ingresas a algunas carreras, tendrás jugadores NPC como rivales, especialmente pilotos muy conocidos de los campeonatos de GT Sport. Incluso podremos jugar contra Nicolas Rubilar, el chileno que ganó campeonatos de GT Sport. Ojo, que es de los buenos rivales y te lo encontrarás en un Dodge Challenger o en un BMW M3.
  • Condiciones climáticas: uno de los puntos más interesante de GT Sport es la emulación completa de un sistema climático para las pistas. Esto incluye corrientes de aire, lluvia, humedad e iluminación (con mapeo real del cielo y la posición de las estrellas o la órbita del sol, no es broma). Hay pistas que se mojan en ciertos sectores, a veces te puede caer la lluvia en la última vuelta y tendrás que hacer como hacen los pilotos profesionales: seguir las zonas más secas, frenar antes y monitorear constantemente el radar del clima, mirar hacia donde están las nubes en el cielo y cuidarte del spray de agua de los demás autos. Si se te va la luz, las condiciones visuales no serán las mejores y tendrás que aprender a manejar con las referencias que puedas ver con las luces de tu auto. Muchas veces me vi tratando de ser más agresivo en pista con el fin de terminar una carrera con un poco más de luz para así poder navegar de manera más limpia las ultimas curvas. 

Ya no es novedad, pero el regreso de pistas clásicas como Trial Mountain o Deep Forest sin duda aportan monumentalmente a la experiencia en el juego. Lógico, hay muchos otros circuitos de fantasía y reales, como Laguna Seca, Willow Springs o Imola. También hay algunas pistas de tierra para que puedas jugar con la F-150 Raptor, la Toyota Tundra TRD Pro, algunos autos de rally del Grupo B o con un clásico Jeep Willys, entre otros.

Hoy las carreras se ordenan por territorio y por pista, con una subsección para campeonatos, algo que se ve mucho más lógico que en otros Gran Turismo. En algunos casos te pedirán licencia, como en los Gran Turismo de toda la vida. Recomiendo mucho hacerlos, porque están basados en ejercicios reales que podrías alguna vez implementar en la pista, en especial para aprender a tener referencias para frenar, como trazar correctamente una curva, el comportamiento de autos con distinta potencia y tracción, suelo mojado, etc. Todas las carreras tienen premio en dinero y si es tu primera vez, también podrías ganar un auto que te sirva para las metas de GT Café. El premio puede duplicarse si eres limpio al conducir, pero sería bueno también tener penalidades si el auto es excesivamente rápido para el límite de performance de cada carrera. También puedes ganar tickets para una tómbola digital donde por cumplir ciertas actividades podrías ser ganador de piezas nuevas para tu auto, más dinero o un auto nuevo.

No puedo dejar atrás el modo Scapes con muchísimas locaciones para tomar fotos de tu auto. La cantidad de lugares es tan alta que incluso, puedes tomar fotos en Torres del Paine o en la Isla de Pascua como hice con este Viper.

Entonces...

Después de un mes con Gran Turismo 7 me paso algo muy singular y que no me había pasado ni con GT5, GT6 o GT Sport: el juego me volvió a cautivar tal cual como cuando era más chico y pasaba tardes en vacaciones pegado con el control buscando coleccionar todos los autos que me gustaban o sacando todas las pistas. Gran Turismo 7 es un juego diferente, es una experiencia en si misma donde juegas, aprendes y también donde se celebra al detalle todo lo que tiene que ver con el mundo del automovilismo. A veces me quedo tomando fotos o leyendo de autos, repitiendo carreras para lograr ganarle en tiempo a algunos amigos o para no quedarme con la copa de plata. Siento que el hilo conductor que propone GT Café es bueno para generar una sensación de progresión pero también para que no nos vayamos tan rápido al dulce y aprendamos a disfrutar de a poco. Las misiones, las licencias, los autos usados, la personalización, los campeonatos e incluso la banda sonora de los menú (tan arraigada en el jazz o los ritmos suaves), todo lo clásico se funde con lo nuevo: las pistas nuevas, los autos nuevos, los NPC, GT Sport, etc.

Se acabó el sonido de aspiradora. Todos los autos suenan increible, incluyendo los clacks de la caja de cambio, el cueteo de los sistemas de anti lag o los supercargadores.


En fin, GT7, si hubiese que compararlo con comida, es todo lo opuesto a la comida rápida. Muy como son los japoneses y sus grandes obras maestras en cuanto a videojuegos (Final Fantasy, Metal Gera Solid), Gran Turismo es un juego que se disfruta de a poco, que tiene muchos detalles, easter eggs y cositas por aquí y por allá, pero donde no te sientes estático. Las nuevas generaciones sabrán apreciarlo por las carreras online, los más adultos con los guiños retro, los jugadores más casuales visitarán GT Café con más frecuencia, pero por donde entres a jugar, te aseguro que la experiencia será increíble.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas