Vende tu auto
Test drive

Test drive Honda Civic 2022: el mejor salvo por el precio

La marca nipona nos trae una extraordinaria nueva generación del sedán mediano, tanto en prestaciones como en equipamiento, aunque su Talón de Aquiles sigue siendo el mismo: el precio exagerado.

Test drive Honda Civic 2022: el mejor salvo por el precio

Hace justo un año se develó mundialmente la 11a generación del Honda Civic, quizás si el modelo más importante del fabricante japonés, con más de 21 millones de unidades producidas desde 1972, hace justo 50 años. Por si no lo sabes, este auto fue elegido Auto del Año en Norteamérica.

Como suele ocurrir con cada nueva iteración, Honda plasma en el Civic una propuesta llena de innovaciones en diseño, tecnología y desempeño, siendo uno de los mejores sedanes medianos del mercado global. Sin embargo, su inadecuado posicionamiento de precios ha hecho de que el Civic prácticamente haya desaparecido de la mente de los consumidores.

El modelo aterriza en Chile procedente de Tailandia, en versiones EX-T y Touring, con precios (a mayo de 2022) de $24.990.000 y $27.990.000, respectivamente. Sí, demasiado fuera de precio. Por estos valores podemos conseguir un sedán más grande, un SUV con hasta 7 plazas, una pick-up... Una lástima porque este notable producto llegará a muy pocos.

Honda Civic 2022: consideraciones del diseño 

Quienes nos siguen regularmente en Autocosmos saben que siempre hemos considerado al diseño un elemento tan subjetivo en el análisis de un auto, que es difícil de categorizar como bueno o como malo, como una fortaleza o una debilidad. Y en este caso puntual del nuevo Civic eso se hace aún más complejo.

Y es que tras la aparición de la revolucionaria 12a generación, lo que ahora nos ofrece Honda podrá ser considerado por muchos como demasiado conservador, y por otros como el paso adecuado para el momento. Personalmente soy de los segundos, pese a que la generación anterior me encantó.

Quizás estoy más viejo y es por esto que me gusta mucho este nuevo Civic, un auto que se nota más maduro tras 50 años en el mercado. Adopta mucho las líneas más tradicionales del Accord y pierde parte del atrevimiento de la iteración anterior, pero eso es natural considerando que ha crecido y apunta a cliente más viejo.

La silueta sigue siendo deportiva, pero en lugar de propornernos un agresivo fastback nos atrae con un elegante coupé de cuatro puertas. El frontal es más elegante y conservador, con una estrecha parrilla oscura unidad a nuevos faros más alargados, en lugar del atrevido listón cromado que cruzaba el frontal anterior como un rayo, y que le daba una apariencia más extrema. Y en la zaga reemplazamos los viejos faros en forma de búmeran por unos horizontales que penetran el portalón. Hay mucho de BMW en la silueta, mucho de Audi en la zaga. 

Las ruedas traen llantas de aleación de 16 y 17 pulgadas, dependiendo de la versión, cuenta con nuevas luces LED adelante y atrás, y los neblineros son sólo para la versión Touring. Hay menos elementos cromados, y sin embargo, se ve mucho más refinado.

Y en esto también cuenta y muchos sus nuevas dimensiones, ya que es 44 mm más largo (4.674 mm), apenas un milímetro más ancho (1.801 mm), pero es 18 mm más bajo (1.397 mm), por lo que la silueta deportiva y un mayor aplomo visual se notas. Como dato añadido, su distancia entre ejes creció en 37 mm (2.735 mm) para extender su habitabilidad en las plazas traseras y el espacio en el maletero, que ahora es de 519 litros (+100 litros).

Sin embargo, es por dentro donde se aprecia un cambio mayor, que personalmente me encanta. Y es que Civic deja de ser un juguete para jóvenes y adultos menores y se convierte en un atractivo y elegante sedán para todas las edades. Es sencillo y minimalista, pero es moderno y funcional. Como dato, fue escogido por Ward's como uno de los 10 autos con mejor interior del mercado. 

Además de lograr un tablero y una consola central más limpios, la cabina mejora en espacio, en visibilidad, en ergonomía, y especialmente en calidad de los materiales y dotación tecnológica.

Y en esto incluyo dos nuevas pantallas: una para el cuadro de instrumentos digital de 7 o 10,2 pulgadas y en la pantalla multimedia flotante de 7 o 9", en ambos casos dependiendo de la versión. También debuta una integración a Apple CarPlay y Android Auto sin cable y un sistema de carga de teléfonos inalámbrica. También es nuevo el sistema de audio premium Bose con 12 parlantes (Touring). 

Sin embargo, lo que más me gusta es el trabajo de diseño del tablero, donde destaca una inmensa salida de aire horizontal con un enrejado tipo panal de abejas, asociado a materiales de muy buen tacto y excelente ejecución. Si alguien tiene miedo del origen tailandés, les puedo asegurar que al menos en calidad percibidad no hay de qué preocuparse.

Honda Civic: gran habitabilidad, mejor seguridad

Tal como indicamos antes, el sólo hecho de haber aumentado sus dimensiones exteriores ha provocado que la gran habitabilidad que ya tenía el Civic se incremento sustancialmente. Hay mucho espacio para las piernas y cabeza, pero eso no es todo.

Las plazas posteriores son de lo mejor del segmento gracias al diseño tanto de asientos como de puertas. Los primeros son cómodos, no tan abutacados y con una angulación perfecta para viajar cómodamente sentado por muchos kilómetros. las segunda tienen poca anchura y permiten llevar el cuerpo menos contorsionado, dejando un amplio espacio para la plaza central. 

Esta posición es, como en todos los autos, menos cómoda que las otras dos, especialmente porque el túnel central molesta la posición de los pies, y porque el respaldo es algo duro. Aún así, en este auto cabran tres personas mejor que en muchos otros sedanes incluso más grandes o del mismo segmento.

Dos detalles que no me gustaron es que la calidad de materiales en las plazas traseras es inferior que en las plazas delanteras, y que Honda no se dignó a poner ni salidas de aire ni puertos USB para carga de teléfonos. Impresentable en un auto con tanta tecnología.

El maletero es bueno, con generosos 519 litros, aunque no son plenamente aprovechables porque los arcos de las ruedas impactan en la forma del maletero. Bajo el piso se guarda una pequeña galleta de repuesto, aunque al menos la base de carga es dura.

En cuanto a seguridad y continuando con la larga tradición de Honda, el Civic ofrece múltiples sistemas de seguridad activos y pasivos nuevos.

Cuenta con el sistema Honda Sensing de serie, que fue mejorado con ocho nuevos sensores perimetrales, un software más rápido y una nueva cámara de tiro ancho que reemplaza al anterior radar frontal para ser más efectivo en la detección de objetos, personas, ciclistas, líneas de demarcación y autos.

Las asistencias son las conocidas: control crucero adaptativo, alerta de colisión frontal con frenado de emergencia, asistente y mantención de carril, sensor de punto ciego, aviso de tráfico cruzado, sistema de alerta y mitigación de salida de ruta, entre otros. La suma de estos sistemas permiten ofrecer una conducción autónoma nivel 2, y que realmente funciona bien: es posible sacar el pie del acelerador y freno y las manos del volante, y el auto por sí solo nos guiará con seguridad por la carretera. Eso sí, después de unos segundos el sistema obliga a poner las manos en el volante. 

En Chile el modelo se ofrecerá con 6 airbags de serie, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS, EBD y asistente hidráulico, cámara de retroceso multiángulo, controles de tracción y estabilidad, freno de estacionamiento eléctrico, asistente para arranque en pendiente y las mencionadas ADAS de Honda Sensing.

En cuanto al equipamiento, es bastante competo de serie, aunque extrañamos que por estos precios, la versión de entrada EX-T no cuenta con elementos que sí debería tener. Ofrece sistema keyless con botón de encendido, luces LED, climatizador, volante multifunción, sistema multimedia de 7". No tiene asientos de cuero y con ajuste eléctrico, que sólo están disponibles en la Touring. Lo mismo ocurre con el sunrrof, neblineros, sensores delanteros y traseros, y paddle shift. Nuestra versión tope de gama agrega también llantas de 17", climatizador dual, volante y pomo forrados en cuero, y el sistema multimedia de 9" con GPS. 

Honda Civic: motor y desempeño

Vale decir que esta 11a generación del Civic promete una mejor conducción gracias al uso de una mejorada plataforma, que según la marca tiene un 8% de mayor rigidez torsional y un 13% de mayor rigidez de flexión. Además, Honda trabajó en mejorar la suspensión (independiente en las cuatro ruedas), la dirección y la transmisión, todo con el fin de incrementar la sensación dinámica. Y añadió más material aislante para disminuir los ruidos y vibraciones.

Dicho esto, tenemos bajo el motor el buen motor de cuatro cilindros gasolinero, con 1.5 litros turboalimentado, que genera 180 Hp y 240 Nm de torque, asociado a una caja CVT. Este tren motriz cuenta con modos de manejo (normal, sport y eco), sistema Eco Assist y acelerador electrónico, y según la marca su consumo está entre los 11,9 y 19 km/litro.

Es un motor que funciona más que correctamente para este auto, ofreciendo respuestas más que buenas para los requerimientos de aceleración. Más allá de la caja, que personalmente no me fascina, es un buen tren motriz. Esta caja hace todo un poco más lento de lo que nos gustaría, pero apunta siempre a la eficiencia.

Cuando uno acelera la respuesta demora un poco más de lo que a uno le gustaría, algo propio de las CVT. El motor es elástico, funciona bien en un rango muy largo de rpm, y además cumple con la eficiencia prometida. Nuestra prueba normal nos promedió 11,5 km/litro, y en carretera llegamos a 16,2 km/litro. Muy eficiente. 

La puesta a punto del auto es excelente, lo que confirma que es uno de los autos favoritos. Ofrece gran aplomo en cualquier condición de manejo, es un auto de respuestas ágiles, la dirección tiene gran tacto y responde rápido, y todo esto sin sacrificar el gran confort de marcha en carretera y en el día a día. 

No es blando exagerado, pero aísla bien lo que ocurre bajo las ruedas, y sin sacrificar dinamismo y aplomo. Además es silencioso, está muy bien aislado. Es una conducción muy premium, muy de Honda.

Honda Civic: conclusiones

El Honda Civic ha sido siempre uno de los autos favoritos y sigue siéndolo con esta nueva generación. Para mí lo tiene todo. Un buen paquete mecánico, una puesta a punto fabulosa para todo tipo de usos, un espacio interior grande y generoso, una posición de conducción óptima en visibilidad y usabilidad, y una alta eficiencia en los consumos.

Además me gusta mucho el nuevo diseño exterior y me fascina el interior. Es elegante y funcional. 

Por si fuera poco, viene cargado de tecnología, pero no sólo son pantallas y conectividad, sino también seguridad preventiva de accidentes. Eso vale mucho.

Pero mucho no es lo que Honda cobra en Chile. El auto está entre 3 y 4 millones fuera de precio, y eso se lamenta porque mucha gente no irá por él. Un gran auto, un mal precio, un desperdicio.

Test drive Honda Civic 2022

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas