Industria

Mazda es el primer fabricante automotriz en reciclar los parachoques

La nueva tecnología fue inaugurada el 21 de agosto de 2011

Mazda es el primer fabricante automotriz en reciclar los parachoques

 

En el marco de su compromiso de contribuir al crecimiento sostenible, Mazda Motor Corporation se convirtió en el primer fabricante de automóviles del mundo en reciclar con éxito parachoques de vehículos, cuya vida útil llegó a su fin, transformándolos en materia prima para piezas de automóviles nuevos. 

 
La nueva tecnología fue inaugurada el 21 de agosto de 2011 con la fabricación del parachoques trasero de la minivan Mazda Biante. Su revolucionario sistema es de fácil aplicación y contribuye a un uso más eficaz de los recursos: se introduce  un parachoques en una máquina que elimina el metal y la pintura. El resto de componentes son tratados para convertirse en plástico de resina en bruto, perfectamente adecuado para utilizarse en nuevos parachoques de automóviles.
 
Anteriormente, el reciclaje de esas piezas requería de un proceso muy laborioso. Los accesorios de metal tenía que ser separados a mano, además, los diversos fabricantes reciclaban por separado, debido principalmente a las diferencias en la composición de la pintura y del plástico. 
 
Ahora que Mazda ha desarrollado su sistema, allana el camino hacia la estandarización del reciclado de este tipo de pieza indispensable en todos los vehículos que circulan en el mundo.
 
 

 

 
Pionero en reciclaje
En 1992 Mazda se convirtió en la primera marca automotriz en reciclar cuando empezó a procesar los parachoques deteriorados de los vehículos, tanto en los talleres de reparación, como en los concesionarios. Cuando el gobierno japonés empezó a introducir normas para el uso más eficiente de los recursos, Mazda decidió ir más allá y se propuso reutilizar los parachoques que resultaban dañados, como materia prima para fabricar las piezas de los vehículos nuevos.
 
Ello representó un gran avance tecnológico, porque además de lograr la reutilización de materiales, conservó los estándares de calidad requeridos para la fabricación de este tipo de piezas. Asimismo, constituyó un ejercicio de responsabilidad medioambiental, ya que el procedimiento rebaja las emisiones de CO2 y genera un uso más eficiente de los recursos. 
Otra ventaja: disminuye los costos de producción, pues el reciclaje termina siendo más económico que la compra de plástico necesario para fabricar parachoques.
 
Responsabilidad a largo plazo
El esfuerzo por desarrollar el procedimiento de reciclaje se enmarca en la visión de desarrollo tecnológico adoptada por Mazda y denominada "Zoom-Zoom sostenible". Esta visión, por un lado, canaliza el esfuerzo de I+D de la marca, que pasa por fabricar vehículos que combinen placer de conducción con un comportamiento medioambiental y de seguridad excepcional. 
 
Asimismo, promueve una utilización más eficiente de la energía y la reducción de las emisiones de CO2 en todas las actividades de producción de la empresa y en sus operaciones de distribución. Este compromiso de Mazda con una producción respetuosa con el medio ambiente abarca facetas muy variadas y se ha concretado en medidas que afectan a numerosas áreas.
 
 

 

Algunas de las más destacadas son las siguientes:

 
Sistema de gestión medioambiental: Mazda Motor Corporation promueve la implantación de un Sistema de Gestión Medioambiental (SGM) en toda su cadena de suministro y en todas las empresas del grupo. Tiene la finalidad de desarrollar una operación más respetuosa con el medio ambiente de la manera más eficiente posible, y se basa en normas como la ISO 14001. En este contexto, ha certificado conforme a la norma ISO 14001 todas sus plantas de producción de Japón, Estados Unidos, China y Tailandia.
 
Pintura más respetuosa con el medio ambiente: en septiembre de 2002, Mazda completó con éxito el desarrollo de un sistema de pintura húmeda en tres capas que, gradualmente, se ha ido adoptando en todas sus instalaciones de pintura de Japón, Tailandia y China. Éste reduce las emisiones de CO2 en un 15% con respecto a otros métodos de pintura anteriores y rebaja en un 45% las emisiones de compuestos orgánicos volátiles (COV).
También ha introducido en una de sus plantas de Hiroshima el sistema de pintura Aqua-Tech, una tecnología de pintura al agua que limita las emisiones de COV y que hoy es la menos contaminante del mundo.
 
El desarrollo de la tecnología SKYACTIV: tras analizar la situación del mercado mundial automotriz, los ingenieros y técnicos de Mazda concluyeron que debían enfocar sus productos hacia la reducción de emisiones y consumos.
Eso es lo que se logró con el proyecto SKYACTIV, una suma de innovación revolucionaria que incluye motores diésel y gasolina con relaciones de compresión récord en sus respectivas categorías, nuevas transmisiones manuales y automáticas, sistemas de chasis y carrocería más ligeros y con mejor respuesta y otras tecnologías que buscan la máxima eficiencia. Se espera que este conjunto de tecnologías mejoren los consumos y las emisiones de los vehículos que Mazda vende en todo el mundo en un 23% para 2015. El gran estreno de ellas se verá con el nuevo CX5. 
 
 

Autocosmos.cl recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos