Lanzamientos

Tata eMO EV Concept: Un Nano 2.0 eléctrico

Su autonomía alcanza los 160 Km.

Tata eMO EV Concept: Un Nano 2.0 eléctrico

 

Tata, la empresa de origen indio sigue apostando por transformarse en el líder mundial en vehículos compactos, y de paso, convertir sus modelos en símbolo de movilidad urbana mundial. Así lo ha dejado claro en el Salón del Automóvil de Detroit donde ha estrenado el eMo EV, un nuevo prototipo eléctrico de bajo costo y que, en el caso de ser fabricado, podría rondar los 20.000 dólares; poco más de $10 millones chilenos.  
 
Ha sido bautizado como Tata eMO EV, siglas que significan Electric Mobility y Electric Vehicle respectivamente. Ha sido desarrollado por Tata Technologies, la rama ingenieril de Tata, en colaboración con Indian Engineering Services Firm, un organismo público indio. 
 
Inicialmente, no está previsto que se fabrique en serie. Como se puede observar en las imágenes, el prototipò eléctrico sigue en parte el diseño de su hermano, el Tata Nano, aunque con toques más futuristas. Estéticamente, destaca por sus extensas superficies acristaladas. También llaman la atención sus grupos ópticos (sobre todo los traseros). En el habitáculo predominan la sencillez y la practicidad (los asientos traseros pueden plegarse para incrementar su capacidad de carga).
 
La mecánica del modelo es completamente eléctrica. Cuenta con dos motores eléctricos, encargados de mover las ruedas delanteras. Ambos propulsores se alimentan por un paquete de baterías de 18,4 kWh de capacidad. La velocidad máxima alcanza los 105 km/h y la autonomía máxima asciende hasta los 160 km, más que suficiente para varios trayectos urbanos.
 
Cuenta con elementos impensables en Tata hasta hace poco, como el control de estabilidad, y también con otros dispositivos imprescindibles como el ABS o airbags. Sin embargo, su concepción modesta se deja ver, por ejemplo, en que los frenos traseros son de tambor, a pesar de que es un prototipo.
 
 
 
 
 
 

TATA eMO EV Concept

Alejandro Marimán Ibarra recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos