Toyota Fortuner 2018: tres corridas desde $19.990.000
06-12-2017 Lanzamientos

Toyota Fortuner 2018: tres corridas desde $19.990.000

Tras una década de ausencia, la marca nipona trae de regreso al país un SUV para siete pasajeros y motor diésel. Se ofrecerá en siete versiones.

Fin de año movido para Toyota. Tras la presentación del restyling del Yaris sedán y el lanzamiento del nuevo Land Cruiser Prado, llega ahora al país la nueva generación del Fortuner, un nombre conocido en nuestro medio ya que se comercializó brevemente hace justo una década.

El Fortuner es un SUV para siete pasajeros construido sobre el mismo chasis de largueros de la pick-up Hilux. Fue presentado en 2006, año en que la marca decidió importarlo desde Argentina. Pero el cambio en la norma de emisiones de los motores diésel (a Euro 4) obligó a Toyota a desecharlo apenas algunos meses después de haberlo puesto a la venta.

La nueva Fortuner 2018 regresa desde la planta de Zárate, en Argentina (allí se llama SW4), utilizando la base de la nueva Hilux lanzada hace dos años en Chile. Eso sí, tiene diferencias no menores con el fin de ganar la personalidad propia de un SUV. De partida, mide 4.795 mm de largo, 1.855 mm de ancho, 1.835 mm de alto y tiene entre ejes 2.745 mm, es decir, es sustantivamente más pequeña que la pick-up en todas las dimensiones.

La nueva Toyota Fortuner busca diferenciarse de la Hilux no solo por la parte trasera cerrada, sino con elementos que le den personalidad propia. Esto se aprecia en la parrilla, con un estilo más vertical, en los focos más afinados y que incluyen LED, y en un parachoques delantero específico. En el lateral aparecen pasos de rueda más robustos y un quiebre súbito justo sobre el final de la puerta trasera, y hay un fuerte trabajo para elevarle la estética con embellecedores cromados.

Llantas de 17 y 18 pulgadas, neblineros y luces diurnas LED, barras en el techo, pisaderas laterales, portalón con accionamiento eléctrico y un tremendo despeje al piso de 279 mm completan la oferta estética.

En el habitáculo hay fuertes diferencias con la Hilux con el fin de darle un estilo más de SUV. El diseño del panel deja de ser horizontal y agrega una consola cenral para darle una forma de T. Hay mejores materiales al tacto y elementos como decorados metálicos y símil de madera.

En el centro destaca una pantalla táctil de 7”, con bluetooth, conectividad a Apple CarPlay y Android Auto, cámara de retroceso y navegador GPS, mientras que en el panel de instrumentos hay un display digital de 4,2”.

El equipamiento de serie incluye aire acondicionado, vidrios y espejos eléctricos, cierre centralizado, volante multifunción, tres airbags, anclajes isofix, frenos de disco con ABS y EBD, entre lo principal. Según la versión añade climatizador digital, tapiz de cuero, asientos delanteros calefaccionados, control crucero, botón de encendido, siete airbags, control de estabilidad, asistente de partida en pendiente, control de descenso y sensor de retroceso.

La modularidad de este SUV de siete plazas se manifiesta en una segunda fila con ajuste longitudinal y con respaldos reclinables, y una tercera con dos plazas abatibles.

Toyota ofrecerá la Fortuner en Chile en siete versiones y dos opciones mecánicas. Por el lado de la gasolina habrá cinco versiones equipando el bloque de cuatro cilindros y 2.7 litros, que eroga 164 caballos de fuerza y 245 Nm de par, y que estará asociado a una caja automática de seis marchas y con tracción trasera o total (con 2H, 4H, 4L y bloqueo de diferencial trasero).

Por el lado diésel habrá dos versiones, ambas con el turbodiésel de cuatro cilindros y 2.8 litros, que eroga 174 Hp y 450 Nm de par, y que estará asociado a la caja automática y el sistema de tracción total.

Los precios de las variantes gasolineras van desde los $19.990.000 (SR5 4x2 2.7L) hasta los $25.290.000 (SRX 4x4 2.7L); los diésel costarán $24.590.000 y $28.490.000, respectivamente.

La marca estima vender unas 100 unidades por mes.

Galería Toyota Fortuner 2018

Nueva Toyota SW4

1 de 24

¿Qué opinas? Cuéntanos