Autoshows

Volkswagen Atlas Cross Sport Concept, el anticipo de un SUV deportivo

La marca alemana presenta una variante del SUV que acaba de lanzar en Chile, pero con dos filas de asientos y un diseño más deportivo.

Volkswagen Atlas Cross Sport Concept, el anticipo de un SUV deportivo

En su estrategia de ampliar la gama de SUVs a 20 nuevos modelos, Volkswagen aprovecha el Salón de Nueva York 2018 para presentar un concepto que visualiza la futura versión para cinco pasajeros del Atlas, un modelo que acaba de lanzarse en Chile.

Bajo el nombre de Atlas Cross Sport Concept, este modelo no esconde la ambición de la marca por llevarlo a producción masiva relativamente pronto, lo que podría ocurrir hacia fines de año en el Salón de Los Angeles, colocándose por precio y dimensiones entre un Tiguan y el mencionado Atlas. De hecho, tiene mucho poco de concept y mucho de auto definitivo.

Además de tener una menor longitud que el Atlas -19 centímetros menos-, este concepto ofrece un perfil más deportivo debido, principalmente, a la caída del techo inspirada en los coupés.

La comparación más clara de las diferencias que hay entre un Atlas y este Atlas Cross Sport, la podemos hacer usando como ejemplo el BMW X5 y X6. Y es que mientras el primero tiene un aspecto de SUV neto, el segundo toma rasgos deportivos para alcanzar un aspecto más dinámico.

Ahora bien, las dimensiones de este concepto -4.846 mm de largo, 1.734 mm de alto y 2.029 mm de ancho- nos indican que se trata de un SUV mediano/grande, por lo tanto, están en la mira modelos como el Ford Edge, Jeep Grand Cherokee y Honda CR-V, entre otros.

Aunque Volkswagen menciona que el prototipo del futuro Atlas de dos filas de asientos es casi idéntico al modelo de producción en serie, es un hecho que ciertos detalles, como las llantas de 22 pulgadas, la parrilla y emblema con iluminación LED, así como las decoraciones de aluminio, no llegarán a la fabricación masiva.

Por dentro 

Pasemos al interior. Como es costumbre en los modelos de Volkswagen, el habitáculo de este Atlas Cross Sport Concept presenta una arquitectura concisa a pesar de ser un prototipo. Sin radicalismos, el tablero ostenta líneas simples pero sin dejar de ser atractivo.

Esta sencillez en los trazos del tablero, está acompañada por la ausencia de botones para controlar el sistema de aire acondicionado. Así, las clásicas perillas son sustituidas por un display táctil ubicado en la parte baja de la pantalla de 10,1 pulgadas del sistema de infoentretenimiento. De este último destaca su operación tangible o por medio de sensores de proximidad y control de gestos.

A estas dos pantallas, se suma el cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas, configurable según el modo de manejo, o bien mediante las funciones que seleccione el conductor. Además de ello, puede transferir los datos que se muestran en la pantalla central.

 

Además es híbrido

Siguiendo la tendencia de hoy en día, el accionamiento del Volkswagen Atlas Cross Sport Concept es por medio de un sistema híbrido plug-in, conformado por el mismo motor V6 de 3.6 litros que equipa el Atlas -276 Hp y ​​361 Nm de torque-, asociado a un par de motores eléctricos impuestos en ambos ejes -el delantero desarrolla 54 Hp y 220 Nm y el trasero genera 114 Hp y 270 Nm-.

Al momento que este trío de motores funcionan en conjunto, este SUV es capaz de ofrecer 355 caballos de fuerza y 670 Nm, para una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos.

Al tratarse de una configuración híbrida plug-in y poseer un paquete de baterías de iones de litio de 18 kWh, el modelo tiene la capacidad de operar como un cero emisiones denominado E-Mode (114 Hp), en un rango de unos 40 kilómetros, más o menos. Además de esta modalidad de conducción, el Atlas Cross Sport dispone de modos Hybrid (310 Hp), GTE (355 Hp), Off-road y Battery Hold / Battery Charge.

Junto a los modos anteriores, el sistema 4Motion Active Control ofrece siete perfiles de conducción diferentes: On-road (‘Comfort’ y ‘Eco’), Off-road (‘Rocks, Sludge y Sand’ y ‘Gravel’), Sport y Snow.

Por último, el vehículo de producción real está programado para ser lanzado comercialmente en 2019, y se construirá en la planta de Chattanooga, Tennessee, mismo lugar desde nos llega el Atlas.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos