Novedades

En mayo comienza la restricción permanente para catalíticos bajo 2012 en Santiago

La polémica medida, que debería haber sido introducida el año pasado, comenzará a funcionar desde mayo. ¿Qué contempla el plan? ¿Hace más daño que beneficio?

En mayo comienza la restricción permanente para catalíticos bajo 2012 en Santiago

Contraloría ya tiene aprobado el nuevo plan de descontaminación que regirá en Santiago, llamado "Santiago Respira". Este plan incorpora la polémica medida de asignar restricción permanente a autos anteriores al año fiscal 2012 (septiembre del 2011), sin importar que estos sean catalíticos o no, norma que ya ha causado ruido en la comunidad.

Este plan ecológico, regirá todos los años entre el 1 de mayo y el 31 de agosto, meses donde los episodios de contaminación se hacen más latentes debido al clima. Esta restricción será efectiva independiente de los niveles de material particulado en el aire y tal cual como es tradicional, se realizará en base a un calendario con 1 dígito diario correspondientes a la última cifra de cada patente, aumentando segun los episodios de mayor contaminación. Las motos -anteriores a 2010- tendrán 2 digitos.

Según informaciones entregadas por el diario El Mercurio, esta medida afectará al 61% del parque de vehículos catalíticos de la capital (un millón 96 mil vehículos) sin contar los modelos sin catalizador -que ya son los menos. Esto anticipa un cambio en la tasación y valorización de autos usados anteriores al 2012, los cuales podrían sufrir una mayor devaluación al ser justamente el foco a atacar, al tener una homologación de emisiones menos moderna.

El ex-ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena, declaró a Radio Cooperativa durante fines del año pasado que el plan debería "significar una reducción de 63 por ciento de las emisiones de transportes, 19 por ciento de las emisiones de industrias y 93 por ciento del sector residencial, logrando reducir en un 60 por ciento la contaminación en invierno y permitir que exista una cantidad reducida de episodios críticos".

Este plan de descontaminación tambien incorpora otras medidas, como la prohibición del ingreso de camiones al interior del anillo Américo Vespucio, mayores exigencias al control de emisiones en las plantas de revisión técnica, el incentivo a la compra de vehículos híbridos o eléctricos, además de la prohibición del uso de calefactores y cocinas a leñas en todo el Gran Santiago.

La opinión pública

Las criticas fundamentales de la comunidad apuntan a que esto es una medida que no ataca la principal fuente de contaminación de Santiago, como son las grandes industrias y vehículos pesados. Muchos usuarios han declarado que comprarán otro vehículo menor para alternar durante días de restricción aprovechando las bajas en precio y que son los sectores más acomodados quienes son los únicos que tienen posibilidades de tener autos modernos libres de restricción. También la mala calidad del transporte público en cuanto a sus rutas o a la mantención de estos, no incentiva a dejar el auto en la casa. Un beneficio directo, aunque no completamente comprobable será la disminución del parque automotriz circulante, por lo que el tráfico debería bajar.

¿Qué opinas? ¿Crees que las medidas hacen más daño que ayuda o que realmente el plan de descontaminación funcionará?

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos