Novedades

Un motor y una plataforma para todos los BMW electrificados

Los próximos lanzamientos eléctricos de BMW hasta 2025 usarán una misma base mecánica ultra flexible.

Un motor y una plataforma para todos los BMW electrificados

BMW va develando lentamente su estrategia eléctrica de cara a 2025, para cuando el grupo debería tener 25 nuevos modelos electrificados entre todas sus marcas. Y uno de los pilares será la simplificación tecnológica y el uso de bases comunes.

La estrategia denominada “Number One > Next”  contempla una gama de 25 nuevos modelos electrificados de aquí al año 2025, con 12 de ellos que serán 100% eléctricos.

Los primeros modelos ya confirmados para 2019 son el MINI EV y BMW X3 EV, mientras que dos años más tarde llegará la versión de producción del BMW iNEXT, que aparece como una especie de buque insignia,ya que se ofrecerá con el mayor nivel de conducción autónoma del grupo y hará debutar un nuevo concepto motriz, que ya explicaremos más adelante.

Estos tres modelos, así como la avalancha que llegará a partir de ahí y que la firma denomina como Gen 5 o quinta generación, tendrá como común denominador el uso de una misma plataforma y un mismo motor, ambos ultra flexibles para dar identidad propia a cada modelo.

Hagamos un poco de análisis: BMW utiliza hoy dos plataformas modulares, una para autos con tracción delantera (UKL) y otra para los de tracción trasera (CLAR).

Esto seguirá siendo así en el futuro, con la salvedad de que cada plataforma será evolucionada para permitir montar cualquier tipo de tren motriz, ya sea de combustión, híbridos enchufables o 100% eléctricos. Con esto se consigue abaratar los procesos productivos y poder ampliar con bajo costo la gama de modelos.

Asimismo, con el BMW iNEXT se estrenará un nuevo motor eléctrico, el que será utilizado por todos los futuros modelos del grupo. Este paquete mecánico estará disponible con varias especificaciones técnicas de potencia y autonomía, por lo que su implantación será muy sencilla.

Esta nueva mecánica tiene como característica principal la unión en un mismo conjunto del motor eléctrico, transmisión, gestión electrónica y batería, ahorrando mucho espacio y reduciendo significativamente el peso. Y es precisamente este diseño compacto lo que permite instalarlo en todos los modelos sin importar la forma ni el tamaño, variando sólo sus niveles de performance.

El nuevo tren motriz dispondrá de baterías más potentes, cuya capacidad máxima permitirá una autonomía de hasta 700 kilómetros en los modelos 100% eléctricos, y de hasta 100 kilómetros en el caso de los plug-in. Las versiones deportivas iPerformance también mejorarán su rendimiento, ya que aumentarán su autonomía de los habituales 50 kilómetros hasta cerca de 100.

Respecto de la futura gama, se especula mucho que el futuro modelo de entrada  que reemplazara al i3 será una versión eléctrica del actual Serie 1. Lo mismo ocurrirá con el esperado i5, que no será otra cosa más que un Serie 3 electrificado. Al parecer, los ejecutivos de BMW prefieren electrificar sus actuales modelos antes de seguir con una gama i totalmente diferenciada. Pero esas son, por ahora, sólo especulaciones.

 

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas