Lanzamientos

Ford Mustang celebra en Chile sus 54 años con más potencia y tecnología

El ponycar celebra 54 años con una fiesta de cumpleaños bastante especial. Nosotros no llevamos regalos, pero Ford nos regala el facelift del Mustang.

Ford Mustang celebra en Chile sus 54 años con más potencia y tecnología

El coupé más vendido del mundo cumple 54 años de vida. Y claro, podríamos estar celebrando los 50... o los 60, pero en este caso, los 54 años coinciden con una inyección de potencia y tecnología que lo mantienen más vigente que nunca. Hablamos del Ford Mustang, un auto que como hemos dicho en otras ocasiones, es mucho más que un deportivo, pasando a ser prácticamente un icono cultural que trasciende el mundo motor. A la fecha, el Mustang lleva más de 9 millones de autos vendidos y está presente en más de 140 mercados. También ha sido protagonista de libros, juegos, memorabilia, canciones, juguetes y películas (desde Bullitt hasta 60 Segundos)

En Chile tambien ha tenido protagonismo. El 2017 fue el deportivo -no premium- más vendido, con 133 unidades, superando al Chevrolet Camaro con 99 unidades, al Mazda MX-5 con 56 unidades, al Dodge Charger con 48 unidades y al Dodge Challenger con 11 unidades.

“Una trayectoria tan extensa necesita una celebración en grande, por eso queremos festejar este cumpleaños presentando en el mercado nacional la actualización de la sexta generación de Mustang. Para su desarrollo se identificaron los aspectos fundamentales para los amantes de este auto, lo que dio como resultado la versión más personalizable de su historia”, comenta Alberto Garasino, gerente general de Ford Motor Company Chile.

Los cambios estéticos

El cambio más notable que tiene el Mustang 2018 con respecto al modelo original de esta sexta generación lo vamos a encontrar en su frontal. Este tiene nuevos ópticos LED, una parrilla más prominente y un cambio desde los neblineros redondos a unos más finos y rectangulares. En los costados, dos pequeñas tomas de aire triangulares combinan mejor con la parrilla trapezoidal del Mustang, pero este cambio no le ha gustado mucho a los puristas. Los focos traseros y el panel trasero lacado en negro del maletero tienen detalles menores. Cierran los detalles, cuatro salidas posteriores, nuevas llantas de 19" y una paleta de colores con nuevas tonalidades, pero donde los colores menos populares (cualquiera que no sea blanco, plateado, negro o rojo) se deben solicitar a pedido.

Potenciado

El V8 Coyote de 5 litros eleva su potencia a 460 Hp y 569 Nm de torque. Esto es 25 Hp y 27 Nm más que su antecesor. Claro que el cambio más notable, mecánicamente hablando, lo encontramos en la oferta de caja automática, pasando de 6 a 10 marchas, con cambios tras el volante. La suspensión y el esquema de frenos se mantiene del anterior. Para disfrutar aún más de esta potencia, Ford ha agregado un modo de manejo extra a los ya contemplados -normal, deportivo, deportivo +, pista, nieve/humedad- el cual se denomina carrera/drag y está orientado al cuarto de milla. Utilizando el Launch Control, puede lograr los 100 km/h en apenas 4 segundos. Además, el programa Line Lock que bloquea el eje delantero para poder calentar las ruedas traseras, tiene una aplicación más evidente.

 

 

El Ponycar, al día

En su interior, los cambios apuntan a la tecnología. Lo más notable es el nuevo clúster digital de 12" a todo color, el cual cuenta con tres modos de presentación según el modo de manejo, priorizando la información que necesitamos en el momento pero que tambien se puede personalizar a gusto. El computador a bordo del Mustang, siempre ha sido de lo más completo, incluso capaz de medir cosas que no siempre vamos a necesitar, como la temperatura de las cabezas de los cilindros. En los modos deportivos, el sistema avanzado de telemetría te permitirá incurrir en modos de prueba, para que saques el máximo potencial de tu auto, pudiendo medir tiempos de frenado, aceleración y tiempos de vuelta, con un "semáforo digital" de salida. Puedes incluso personalizar los colores del clúster tanto como las luces ambientales del habitáculo.

Otro detalle de tecnología aplicada al confort son sus 4 modos de volumen para la línea de escape. Lo mejor y más entretenido de todo, es que puedes ponerles temporizador a estos modos, cosa de que cuando te levantes temprano para ir a trabajar no despiertes a nadie en tu cuadra. A la calefacción y ventilación en tres niveles para los asientos, se suma la calefacción de volante, perfecto para los días fríos.

Y finalmente en el apartado de seguridad, se añade el sistema de frenado autónomo con detección de peatones, el sistema de mantenimiento de carril y la alerta de punto ciego.

Lo demás, desde el sistema de audio Shaker (con el sistema multimedia SYNC3, con navegador y soporte para Smartphones, que también cambió), sus 7 Airbags, el sistema AdvanceTrac con RSC, la asistencia de partida en pendiente, la cámara de retroceso, el encendido automático de luces y limpiaparabrisas, el sistema de carga de combustible EasyFuel y en general, el completísimo equipamiento que ya traía el Mustang desde el 2015, se conserva.

A Chile arriban las mismas tres versiones que ya conocíamos, comenzando con el Mustang GT Fastback Premium 6MT a $28.990.000, seguido de la variante automática (10AT) en $30.450.000. El convertible, disponible solamente con la caja automática, cierra la oferta en $33.690.000. En general, el éxito del Mustang ha radicado precisamente en la cantidad de tecnología, equipamiento y estilo que ofrece, por un precio muy razonable. En el caso del manual, si bien se acerca bastante al precio del Focus RS, son autos que apuntan a usuarios distintos, por lo que no existirá canibalización.  

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos