No es un simulacro, Lada vuelve a Chile
18-05-2018 Lanzamientos

No es un simulacro, Lada vuelve a Chile

Se dijo que venían, vimos autos en los puertos, la televisión hizo notas con los clubes de Lada, leímos fichas de homologación. Finalmente y tras 4 largos años de gestión, Lada vuelve a Chile (y no solo con el Niva)

Lada, una marca querida y recordada por varios, aunque tambien odiada por muchos, está de regreso. Aunque claro, la marca se hizo de rogar un poco en el proceso. La verdad, más que hacerse de rogar, fue un largo proceso de homologación, revisión de modelos, configuración y claro, llegar a algún acuerdo con los rusos de AvtoVaz y la alianza Renault-Nissan, quienes son dueños en un porcentaje de esta mítica marca rusa, de la que hay muchos recuerdos en el país y donde sobran referencias, desde la polera de Colo, hasta los taxis de la linea 21, el Samara Charlotte tope de línea y el indestructible Lada Niva, un auto que ha perpetuado el modelo del clásico Escarabajo, en mantenerse tal cual como salió de la planta hace unas buenas décadas atrás.

Y claro, Lada es una marca con mística y donde solo en Chile, existen acérrimos fanáticos que preferirían un Niva de vieja escuela a un crossover moderno. La verdad, las excusas son infundadas en poder preferir un vehículo obsoleto de hace muchos años atrás, a un modelo vigente en tecnología, eficiencia y seguridad, pero no podemos competir con los románticos. Donde sí el Niva ganará muchos adeptos son con los fanáticos del off-road, ya que es precisamente un auto análogo, fácil de reparar en cualquier condición y muy robusto.

Pero hoy no solo vinimos a hablar del Niva (que, por cierto, ya no se llama Niva, sino que 4x4 a-secas), sino que de la introducción de otros 3 modelos más contemporáneos y que se transformarán rápidamente en opciones de valor en el segmento más económico de la pirámide automotriz nacional, como son el sedán Granta, el crossover Kalina y el furgón comercial Largus.

Lada en el presente fabrica cerca de 350 mil autos anualmente, de los cuales un 10% de esa cifra se exporta a más de 30 mercados en el mundo. Uno de esos, volverá a ser Chile, que viene a seguir los pasos de Bolivia. Claro que, de aquí, la idea es crecer hacia Perú, Paraguay, Uruguay y Ecuador.

Lada en Chile

Si bien Lada había arribado a nuestro país a fines de la década de los 70, vía Punta Arenas, en 1982, un nuevo importador se hace cargo de la marca, fundamentalmente representada por el Niva. Claro que el importante pasar político-social que imperaba en la época, solo les permite comercializar algunas pocas unidades. Fue su tercera arremetida, en 1988, donde la marca ganó recordación, con modelos como el Niva, el Samara, el Tavria y la línea 21 (2104, 2105, 2107) los cuales tambien, lograron incorporar catalizador en sus trenes de rodaje para pasar las nuevas normas de emisiones en el país, siendo esta, una carta fundamental de venta, sumado a su bajo precio y a una estrategia comercial mucho mejor definida.

Tras 1998, Lada desapareció del país y desde entonces tuvo que pasar bastante tiempo para que se materializara su regreso, en manos de Distribuidora Automotriz Cono Sur, una empresa perteneciente al Grupo Arroyo y que opera en conjunto con Macías Autos, con quienes comenzaron la homologación de algunos modelos, especialmente el recordado Niva, del cual se vendieron muy pocas unidades en ese periodo de regreso (2015), con una campaña viral vía internet. Pero el 17 de mayo del presente, será recordado como el día en que Lada oficializa su regreso, con algunos lineamientos y proyectos, en vías de consolidarse finalmente en el país. 

Claro que el panorama automotriz ha cambiado rotundamente en ese periodo y hoy Lada ya no tendrá a los coreanos como rivales, sino que, a vehículos de Mercosur, a los chinos y a sus rivales de procedencia, como son los productos de Renault que llegan de Rumania como el Symbol, así como algunos autos de Suzuki, donde estos modelos rusos, por precio, podrían terminar siendo una alternativa a los citycar de la japonesa.

 

 

Los modelos

Lada llega con 4 modelos, cada uno en una única versión:

Lada Kalina Cross ($7.720.000)

El Kalina Cross es un station wagon compacto, un formato que no veíamos hace bastante, desde autos como el Chevrolet Corsa SW y que claramente, arriba en una variante cross, buscando colocarse como una suerte de "crossover" de entrada. Mide 4.1 metros de largo, 1.7 metros de ancho, 1/5 metros de alto y tiene 2.47 metros entre ejes, así como un despeje al suelo de 183 mm y un maletero de 355 litros, extensible a 1418 litros.

Su plataforma no ha sido cambiada desde el 2003, año en el que debutó el modelo. Solo a partir del 2012 se realizó un facelift a la gama, fase en la cual debutó el formato cross (2014).

Su corazón es un motor 1.6 de 16 válvulas Euro V con 106 Hp y 148 Nm de torque, asociado a una caja manual de 5 velocidades. Cuenta con consumos de 10.8 km/l en ciudad, casi 20 km/l en carretera y un mixto de 15 km/l.

Entre su equipamiento, encontramos aire acondicionado, cierre centralizado remoto, sensor de retroceso, encendido automático de luces y limpiaparabrisas, dirección asistida, vidrios y espejos eléctricos, llantas de aleación, sistema de audio con bluetooth y 3 características muy llamativas de equipamiento, herencia de ser un auto de origen ruso, que debe enfrentarse a climas fríos: defroster delantero y trasero, neblineros delanteros y traseros junto a asientos calefaccionados, un elemento inédito en el segmento.

En seguridad, el Kalina comprende doble Airbag, frenos ABS con EBD y asistente de frenado, inmovilizador anti-robo y sensor de retroceso.

Lada Granta ($7.490.000)

El Granta es un sedán, con plataforma tomada del Kalina y que tiene cierto input de Renault en su concepción. Apareció el 2011 y desde entonces no ha cambiado mucho. Mide 4.2 metros de largo, 1.7 metros de ancho y 1.5 metros de alto, con 2.47 metros entre ejes y un maletero de 520 litros. Es motivado por el mismo motor del Kalina Cross, con una transmisión similar, pero de distinto recorrido. Su consumo es un poco mejor, con 11.2 km/l en ciudad, 20.2 km/l en carretera y 15.6 km/l en promedio.

Su nivel de equipamiento contempla, aire acondicionado, cierre centralizado, dirección asistida, vidrios y espejos eléctricos, sistema de audio con bluetooth y las 3 características "especiales" de Lada como son el defroster delantero y trasero, neblineros delanteros y traseros y asientos calefaccionados.

En seguridad, el Granta incorpora comprende doble Airbag, frenos ABS con EBD y asistente de frenado, inmovilizador anti-robo y anclajes ISOFIX.

Lada Largus ($7.592.200)

El Largus es el primer producto de Lada junto a Dacia (Renault/Nissan) y en esencia, es un Logan MCV, un monovolumen que guarda bastante con una station wagon. Sin embargo, a Chile arriba la versión comercial, que termina siendo una furgoneta bastante atípica, con puertas laterales convencionales y no del tipo corredera. El interior del auto, tiene bastante de los primeros modelos de esa generación como el Renault Sandero. 

Sus medidas son de 4.47 metros de largo, 1.75 metros de ancho y 1.65 metros de alto, con 2.9 metros entre ejes, suficientes para generar un espacio de carga con 2540 litros de capacidad (o no más de 800 kilos)

Es impulsado por el mismo 1.6 de 106 Hp que motiva al Granta y al Kalina, aunque con consumos más altos, de 8.9 km/l en ciudad y 15.7 km/l en carretera (12.3 km/l en régimen mixto). Solo está disponible con caja manual de 5 velocidades.

Su equipo base comienza con aire acondicionado, dirección asistida, cierre centralizado y el pack Lada de doble defroster, neblineros delanteros y traseros, junto con asientos calefaccionados. En seguridad, lo básico, un solo Airbag, frenos ABS+EBD e inmovilizador de motor.

Lada 4X4 (el ex-Niva, $8.130.100)

Con 40 años en el cuerpo, el querido Niva solo ha sumado insignias nuevas, un motor con inyección electrónica y ABS, así como parachoques nuevos y algunas configuraciones extra. Claro que eso es en Rusia, donde suma casi 5 versiones. Aquí, solo le conoceremos la versión base, con 3.7 metros de largo, 1.7 metros de ancho y 1.64 metros de alto, además de un despeje de 205 mm y un maletero de 265 litros.

Su motor es un 1.7 litros de 8 válvulas, con 83 Hp y 129 Nm de torque, asociado a una caja manual de 5 velocidades y a las clásicas reductoras de diferencial que ya todos conocemos de su sistema de tracción.

En cuanto a su equipamiento, es bastante precario, especialmente si consideramos su precio. Solo tiene alzavidrios eléctricos, dirección asistida, inmovilizador de motor y frenos de disco delanteros. Durante el lanzamiento, el elemento más sofisticado que le vimos fue una radio Pioneer de instalación local y nada más.

Si te preguntas por los Airbags, te contamos que el 4X4 se denomina según la ley como un "todoterreno-tipo-jeep" en materias de homologación. Este perfil de modelo se clasifica bajo la categoría de vehículos comerciales ligeros y no bajo vehículos livianos de pasajeros. Y como ustedes saben, los doble Airbag no son obligatorios para los comerciales. Esta es la razón por la cual el ex-Niva se puede vender en Chile sin ningún elemento de seguridad de relevancia para esta época.

No creemos que el 4x4 vaya a ser un vehículo que llene las calles, más bien un producto de nicho, de connotación histórica y que al igual que el legendario Escarabajo, será muy bien recibido por los amantes de la vieja escuela, pero también por los fanáticos del off-road, en busca de un auto de alta capacidad en todo camino.

Ventas

Lada Chile comenzará con puntos de venta en Punta Arenas con Real Autos (Callegari), Santiago y Rancagua (Gellona Autos), aparte de la Casa Matriz en ENEA. Pretenden colocar 20 puntos de venta de aqui a 3 años más, con los que puedan estar presentes en las principales ciudades del pais.

Galería Lada vuelve a Chile

Lada vuelve a Chile

1 de 11

¿Qué opinas? Cuéntanos