Automovilismo

Volkswagen barre con la historia en Pikes Peak

El auto eléctrico alemán con el número 94 marca historia en la muy tradicional carrera de ascenso americana.

Volkswagen barre con la historia en Pikes Peak

Una prueba más de que los autos eléctricos son el futuro de movilidad lo dio Volkswagen este fin de semana, tras conseguir el récord absoluto en el Pikes Peak International Hill Climb 2018, con el Volkswagen ID R Pikes Peak, conducido por el experto piloto francés Romain Dumas.

Antes de conocer los detalles sobre esta plus marca obtenida por el auto de carreras de Volkswagen Motorsport, debemos mencionar que esta competencia es junto con la Indy 500 uno de los eventos automovilísticos más importantes y legendarios de Estados Unidos. A diferencia de las 500 millas de Indianápolis, que se realizan en un autódromo, en el Pikes Peak International Hill Climb los automóviles y motocicletas tienen el reto de ascender contra reloj los últimos 20 kilómetros de la carretera que lleva a la cima de la montaña Pikes Peak, ubicada en Colorado.

Lo que hace aún más interesante esta competencia, es que no sólo hay que competir contra el cronómetro y las más de 150 curvas, sino que los vehículos y pilotos son sometidos a un desgaste extremo originado por el clima frio, que muchas veces provoca que zonas del asfalto tengan hielo. También influye el cambio de elevación de más de 1.700 metros que hay entre la salida y la meta -inicia a 2.600 metros y culmina a 4.300m-. A lo anterior hay que sumar que al no existir muros o vallas de contención en la mayor parte de la carretera, cualquier error puede provocar un desenlace fatal.

Ahora sí enfoquémonos al logro obtenido por Volkswagen. Todo el trabajo hecho por el departamento de Volkswagen Motorsport durante los siete meses que tardó el desarrollo del ID R Pikes Peak, para demostrar los avances en materia de movilidad eléctrica, quedaron resumidos en menos de ocho minutos. Y es que con un tiempo exacto de 7minutos y 57.148 segundos, a una velocidad promedio de 145.70 km/h, el auto de carreras 100% eléctrico no sólo rompió por un minuto -8:57.118- el récord de la categoría de vehículos eléctricos impuesto en 2016, sino que de paso batió la marca absoluta impuesta en 2013 por Sebastien Loeb -8:13.878- a bordo de un Peugeot 208 dotado de 875 Hp.

Indudablemente, este logro obtenido por el auto de carreras de Volkswagen Motorsport nos habla que lo mejor está por venir en materia de movilidad eléctrica. Ahora, la pregunta es ¿será un auto de combustión interna el que pueda volver a romper el récord de Pikes Peak?

Volkswagen I.D. R impone récord en Pikes Peak

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos