Mitsubishi Outlander PHEV 2018, al fin poniéndose a tono
27-07-2018 Lanzamientos

Mitsubishi Outlander PHEV 2018, al fin poniéndose a tono

Tarde pero al fin, el Outlander PHEV recibe el facelift que lleva su hermano de motorización convencional, al que se agregan revisiones en su equipamiento.

El 2014, Mitsubishi se adelantó a la tendencia de híbridos enchufables con la Outlander PHEV. 4 años después, Mitsubishi lo refresca con un facelift más acorde a las líneas que lleva Outlander en la actualidad.

“Estamos muy contentos al presentar esta versión renovada del Outlander PHEV, que da cuenta del compromiso de Mitsubishi Motors con el desarrollo de tecnologías eficientes y ecoamigables, siendo una marca líder en vehículos sustentables, que incorporan los más altos estándares en seguridad y elementos de confort”, destacó Gustavo Torrens, gerente general de Mitsubishi Motors Chile. “No sólo se le hicieron cambios a nivel de diseño, sino que también se realizaron importantes modificaciones que mejoran su desempeño”, complementó el ejecutivo.

Por fuera

En este rediseño, se incluyeron modificaciones en el aspecto exterior del Outlander PHEV, con cambios en la parrilla delantera (cortesía del nuevo lenguaje de diseño de la marca llamado "Dynamic Shield"), entre los que destacan nuevos marcos para los neblineros con un look más moderno, además de ligeras renovaciones en los focos LED y las llantas de aleación de 18 pulgadas. Se conservan sus cotas, 4.7 metros de largo, 1.7 metros de alto, 1.8 metros de ancho y 2.67 metros entre ejes, con una capacidad de 591 litros en el maletero de apertura eléctrica.

Equipamiento

Hacia el interior se ganan algunas mejoras específicas, que van desde cámaras para visión en 360°, un nuevo sistema multimedia, un nuevo volante multifunción y un nuevo modo EV (más que nada para fijar el funcionamiento del auto en modo eléctrico). La consola recibe más aplicaciones en color piano black, que reemplazan a las de color aluminio. La zona central bajo el torpedo tiene una sección para botones auxiliares, que reemplaza al anterior portaobjetos y a los posavasos, reubicados. El freno de estacionamiento ahora es eléctrico, lo que reduce los elementos en la parte central.

Se mantiene el tapiz de Eco Cuero, el sistema de acceso keyless con botón de encendido, el computador a bordo a color, el climatizador dual, vidrios y espejos eléctricos, asientos calefaccionados, los vidrios tinteados, los 5 airbags (frontales, cortina y rodilla para conductor), así como el control de tracción, el sunroof y el sensor de retroceso. Llama la atención que no incorpore el sistema de control crucero adaptativo, que emplea la versión full del Outlander convencional. Aun así, logra 5 estrellas en las pruebas de EuroNCAP.

Motorización

El tren motriz hibrido se mantiene idéntico, conformado por tres motores, dos eléctricos y uno convencional. El generador gasolinero, que opera sobre el tren delantero, corresponde a una unidad MIVEC de 2 litros y 16 válvulas. Este eroga 119 Hp y 195 Nm. El motor eléctrico delantero es una unidad S61 con 80 Hp y 137 Nm de torque. El trasero es más fuerte, un Y61 con 80 Hp igual, pero con 195 Nm de torque. Por si te entra la duda, alcanza los 100 km/h en 11 segundos.

Para alimentar a estos motores se cuenta con un pequeño estanque de gasolina de 45 litros y un pack de baterías de Ion/Litio con un voltaje de 300v y una capacidad de 12kWh. Estas baterías van en el suelo del auto, lo que ayuda en su conducción, al bajar el centro de gravedad. El pack está sellado a prueba de agua y se desconecta automáticamente en caso de un accidente (o mediante un switch de emergencia, en caso de reparación). Según se estima, estas baterías deberían tener una duración mínima de 8 años y tras su reemplazo, se envían de regreso a Japón. El pack de baterías cuesta alrededor de 7 millones de pesos, pero como el costo de las baterías está bajando mucho, eventualmente, si quieres conservar el Outlander y deseas reemplazar las baterías, este valor será mucho más bajo en el futuro (y quizás salgas ganando con una batería de mayor capacidad).

Las baterías se pueden cargar de diversa manera, usando el motor del auto (modo Charge), con el que lograras el 80% de la carga en 40 minutos, en una electrolinera, donde completaras el 80% de la carga en 25 minutos (con una carga de un valor aproximado de $1.500 pesos) y en tu casa, conectado a los 220 volts, con el que se llena el 100% en 7 horas, tiempos que pueden variar un poco, en caso de que haga más frio.

Modos de manejo

  • Modo EV: La batería alimenta los motores eléctricos delantero y trasero. Su velocidad máxima en modo 100% eléctrico es de 120 Km/h. El vehículo se conduce solo por motores eléctricos delantero y trasero, haciendo un mayor hincapié en el eje trasero con mayor torque. Puede funcionar hasta 52 km de distancia solo con las baterías. Como puedes suponer, no hay consumo de gasolina ni emisiones.
  • Modo Híbrido en Serie: Cuando la carga de la batería cae a un nivel del 25%, el sistema arranca el motor de gasolina para generar electricidad y alimentar los motores eléctricos. Se conduce solo con los motores eléctricos, sin ayuda del motor a gasolina, priorizando la tracción en el eje trasero.
  • Modo Híbrido en Paralelo: A velocidades más altas o ante la necesidad de mayor torque, el vehículo es mecánicamente apoyado por el motor de gasolina. Se conduce con motor bencinero y eléctrico. El motor bencinero al asistir la función del eje delantero, hace que la tracción sea más en el eje anterior que el posterior.
  • 4WD Lock: El sistema emula el bloqueo mecánico regulando la potencia que se entregan en ambos ejes, esencial para mejorar la estabilidad y el reparto de torque. Este sistema opera en conjunto con el programa S-AWC (Super All Wheel Control) que regula el sistema de tracción del legendario Lancer Evolution.
  • Modo Eco: El modo Eco, como en la mayoría de los autos con sistemas de recuperación, “atonta” la respuesta del acelerador para un manejo más suave y más cuidadoso con la energía disponible. También se suprime en parte la entrega eléctrica de los motores, para un manejo más suave.

Modos de carga independiente

  • Charge: El motor carga continuamente la batería incluso cuando el vehículo está detenido. Recarga del 80% tarda 40 minutos (dependiendo del nivel inicial de la batería) y el consumo es de 3 litros de gasolina.
  • Save: Permite asignar un porcentaje de carga mínima en la batería y el motor se encenderá para cargar y mantener dicha carga de manera constante.

Al funcionar principalmente con energía eléctrica, el vehículo posee un bajo nivel de emisiones, equivalente a 44g /km de CO2, muy inferiores a las de un SUV tradicional. Según el 3CV, su consumo homologado es de 52,6 km/l en uso mixto, 0 km/l en ciudad y 17,2 km/l en carretera.

Junto con su lanzamiento, y en el marco de la promoción de la electromovilidad en Chile, Mitsubishi Motors Chile firmó un convenio con Enel Distribución Chile, que busca facilitar el acceso las cargas para estos vehículos, ofreciendo una solución integral a los usuarios de autos eléctricos.

En cuatro colores y con una nueva garantía extendida de 160 mil kilómetros o 8 años, el Outlander PHEV se relanza a un precio de $32.990.000, unos buenos millones más desde los casi 26 que costaba cuando se lanzó el 2014.

Galería Mitsubishi Outlander PHEV 2018

Mitsubishi Outlander PHEV 2018

1 de 18

¿Qué opinas? Cuéntanos