Lanzamientos

BMW Serie 3 2019 en Chile, equilibrando la tradición con el futuro

Por ahora solo dos versiones de la nueva Serie 3 de BMW llegan a Chile buscando ser un punto de encuentro entre el espíritu deportivo de sus antecesores y los cambios tecnológicos que hemos visto en los BMW más modernos.

BMW Serie 3 2019 en Chile, equilibrando la tradición con el futuro

Trabajar en una marca de tradición, como puede ser BMW en este caso, puede ser fascinante en muchas áreas, pero en otras, imagino, debe ser una tortura. En especial, el desafío de tener que "reinventar" un modelo que se sabe tiene un espíritu muy tradicional y definido. La gente busca al Serie 3 por varios factores y el auto, debe cumplir con ellos a cabalidad. Y a muchas otras marcas les sucede igual.

Con la séptima generación del Serie 3, se hizo un poco de trampa; se comenzó la renovación de la gama a partir de otros modelos, para así poder "justificar" en parte los cambios estéticos más marcados y que alejan un poco a este modelo de lo que han sido algunos de sus antecesores, aunque claro, aunque no lo hemos manejado, si hay un espíritu legítimo que se percibe desde que nos sentamos en él, aun cuando este Serie 3 no es el clásico inmortal de los ochenta.

Especificaciones

El nuevo Serie 3 se emplaza sobre la plataforma modular CLAR (Cluster Architecture) de BMW. Mide 4.709 mm de largo, 1.827 mm de ancho y 1.435 mm de alto, considerando un maletero de 480 litros y una distancia entre ejes de 2.851 mm. En comparación, el Serie 3 anterior mide 4.624 mm de largo, 1.811 mm de ancho y 1.429 mm de alto. Y para los incrédulos, no, aun no es más grande que un Serie 5. De hecho, el anterior sigue midiendo 4.9 metros.

Con un peso de entre 1.455 y 1.470 kilos, es más ligero que su antecesor, gracias al uso de materiales compuestos y aluminio en su carrocería.

De diseño, hay varios cambios notables que son más bien drásticos y que salen del perfil evolutivo de BMW. Los focos frontales, más voluminosos, siguen siendo dobles y con una firma luminosa que rodea los proyectores principales, pero ahora solo la mitad de su contorno. La forma, imita a la de los riñones de la parrilla, antes mucho más suavizados, ahora de formas angulosas y unidos al medio, además de plegados hacia el capot, envolviendo la punta, al contrario del Serie 3 saliente, frontal. El capot mantiene sus cuatro nervaduras, pero ahora estas se proyectan de manera continua hacia el frente, al igual que el mismo capot, el cual cierra en el borde de los riñones.

Los parachoques son nuevos y son distintos según si se escoge la versión M-Sport u otra. De perfil, las líneas son más puras y con menos pliegues, contribuyendo a una silueta más fluida. Los focos traseros, si son un gran cambio, aunque manteniendo la clásica "L", pero más alargados y de diseño menos complejo. Es quizás el cambio más notorio entre los últimos Serie 3.

Hacia el interior, aunque la consola sigue teniendo una orientación hacia el conductor, presenta un diseño más minimalista y tecnológico. Por ejemplo, los ductos de ventilación y el climatizador (tri-zona) viene todo en una sola pieza de color aluminio, mientras que los accesos directos del audio, en una sección secundaria. La consola central se percibe más alta y con muchos botones para los reglajes de manejo, freno de mano eléctrico, etc. Estos rodean la palanca de cambios y acompañan el joystick de la interfaz multimedia de BMW. Se ve saturado, pero esta todo organizado y fácil de operar, afortunadamente. En el 330i nos encontramos con un clúster digital personalizable, aunque en el 320d se mantienen los relojes clásicos. También, según versión hay puertos de carga USB-C y un cargador inalámbrico. La iluminación del interior también es personalizable en color. Los volantes, también cambian, en especial el del 330i con kit-M, más deportivo, de tres puntas y con costuras en el centro. Entre lo demás contamos, espejos abatibles eléctricamente, retrovisores fotosensibles, asistente de estacionamiento automático, encendido automático de luces y limpiaparabrisas, asientos eléctricos con memoria, freno de estacionamiento eléctrico y sunroof para el 330i.

En lo tecnológico, el Serie 3 2019 tiene algunas diferencias según versión. El 330i presenta la nueva interfaz iDrive 7 con pantalla de 12,3 pulgadas y 10 parlantes. En el 320d, está la versión anterior con pantalla de 8,8 pulgadas y 6 parlantes, ambos con soporte para iPhone, GPS (con puntos de referencia en 3D para el 330i) y comandos por voz, aunque el 330i tiene un asistente especial, con reconocimiento natural de voz (BMW Intelligent Personal Assistant).

Los motores que por ahora motivan a estos BMW corresponden a un Turbodiésel de 2 litros, 190 Hp y 400 Nm para el 320d y un 2 litros TwinPower Turbo de 252 Hp y 400 Nm para el 330i, ambos asociado a una transmisión Steptronic de 8 velocidades con cambios al volante. El 330i, como equipa el paquete M, agrega llantas de 18", suspensión deportiva, frenos deportivos M y diferencial de bloqueo electrónico. Todos presentan función Start/Stop y dirección electromecánica.

En materia de seguridad, ambos modelos contemplan 6 Airbags. frenos ABS, control dinámico de estabilidad y de tracción, control dinámico de frenada, control de frenada en curva, secado de frenos, anclajes ISOFIX y sensor de falta de presión en los neumáticos. Esto se complementa con sensores de estacionamiento, cámara de retroceso, asistencia de salida de carril con vibraciones en volante, advertencia de cambio de carril con monitoreo de punto ciego, advertencia de colisión frontal con intervención de frenos, advertencia de tráfico cruzado en la parte trasera y prevención de colisión trasera.

Para finales de año y principios del próximo, la gama debería nutrirse con más versiones, lo que podrían hacer al Serie 3, un auto más accesible. Esto lo decimos porque su valor "desde" es de $30.490.000 (320d Executive).

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos